Buscar
Usuario

Noticias

Un joven de 23 años termina amputándose el pene con unas tijeras tras fumar marihuana

El joven, de 23 años, comenzó a sentir paranoia hasta que derivó en un brote psicótico que terminó con consecuencias fatales.

Un joven de 23 años termina amputándose el pene con unas tijeras tras fumar marihuana

Un joven de 23 años fue intervenido de urgencia tras cortarse el pene con unas tijeras en mitad de un episodio psicótico provocado por fumar cannabis. Los hechos han ocurrido en Tailandia. Los hechos ocurrieron después de que fumara 2 gramos de marihuana, en dos bongs.

Antes de amputarse el pene, el hombre había dejado de consumir cannabis durante tres meses, después de haberlo consumido frecuentemente durante dos años, tal y como aparece publicado en un artículo del portal médico Journal of Medical Case Reports.

Todo comenzó dos horas después de consumir la sustancia. El joven empezó a notar una erección dolorosa que no estaba relacionada con ningún estímulo sexual. Además, comenzó a sentir alucinaciones, que le generaron paranoia, ya que percibía la cabeza de su pene distorsionada, mientras se examinaba a sí mismo para identificar el origen del dolor.

En un intento de no sufrir más dolor y dentro de su delirio, el joven decidió utilizar unas tijeras. Primero empezó por recortar la piel del miembro antes de amputarlo por completo, dejando un muñón de dos centímetros y una laceración de 5 centímetros en el escroto.

No pudieron reimplantar su pene

El hombre esperó dos horas antes de buscar la atención de los médicos en un hospital de la ciudad de Chiang Mai, después de comprobar que la hemorragia no se detenía. Los médicos valoraron la posibilidad de reimplantar su pene, pero estaba demasiado frágil y estaba contaminado con hormigas, por lo que existía posible riesgo de infección, según señaló el doctor Theerapon Tangsuwanaruk. "El pene distal se consideró demasiado sucio y frágil para la reconstrucción. La parte dista amputada del pene estaba contaminada con hormigas y tenía venas dorsales frágiles", explicó el médico.

Después de la cirugía para limpiar la herida y detener el sangrado, el hombre fue entrevistado por un psiquiatra. Los análisis de orina confirmaron la presencia de THC, el componente psicoactivo del cannabis, en su organismo, origen de todo lo sucedido.

El psiquiatra descubrió que el hombre sufría alucinaciones tanto visuales como auditivas, como ver sombras moviéndose o escuchar ruidos de animales como el canto de los pájaros y el zumbido de los insectos. Además, encontraron que su discurso era coherente pero delirante, con un rango emocional restringido. Sin embargo, los profesionales consideraron que no tenía tendencias suicidas y le diagnosticaron un brote psicótico originado por el consumo de sustancias.

Tras un ingreso de dos semanas en el hospital, el hombre pudo orinar mientras estaba sentado y señaló que sus alucinaciones habían cesado. El doctor Tangsuwanaruk señala que el origen de la erección extendida en el tiempo y el dolor que padecía en el pene podrían haber causados por priapismo, una dolencia que origina erecciones con más de cuatro horas de duración por un posible coágulo que genera acumulación de sangre. Aunque no se puede confirmar en este caso, puesto que la amputación se produjo antes de ese tiempo.

Psicosis inducida por el cannabis

La psicosis inducida por el consumo de cannabis es un efecto secundario potencial conocido del uso de la droga. Aunque no es frecuente que termine en un caso tan extremo como la amputación de los órganos genitales, este no sería el primer caso registrado. Fumar cannabis puede generar alucinaciones leves en general, así como ansiedad, sin embargo, supone un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades como la esquizofrenia.

Los autores del caso señalan que, si bien se desconoce la verdadera prevalencia, hubo alrededor de 100 casos de psicosis inducida por el consumo de sustancias que terminaron en la automutilación genital a lo largo de los últimos 20 años. En este caso, entran en juego otros factores, como el nivel de THC de la sustancia o las variables genéticas de cada persona, un factor my difícil de predecir.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar