Francesco Arcuri: "Juana Rivas me ha hecho pasar por todas las barbaridades posibles"

Francesco Arcuri: "Juana Rivas me ha hecho pasar por todas las barbaridades posibles"

El exmarido de Juana Rivas considera que ha sido una "víctima" y lamenta que nadie le haya "pedido disculpas".

El exmarido de Juana Rivas, Francesco Arcuri, y su entorno se han manifestado durante los últimos días en todo tipo de medios de comunicación después de que su expareja se haya visto obligada por la Justicia a entregarle a sus hijos.

Tras las polémicas declaraciones del abogado, que llegó a asegurar que tanto él como su defendido eran víctimas del "feminismo de género", Arcuri ha tenido la oportunidad de expresarse en una entrevista ante las cámaras de 'El programa de Ana Rosa'.

En un intercambio de palabras con una periodista que portaba una cámara oculta, Arcuri ha asegurado que se encuentra "cansado" de la situación que está viviendo y ha llegado a asegurar que su papel en toda la situación es el de "víctima".

El padre también ha afirmado que la situación ha provocado "muchísimo daño" en los pequeños. Juana, la madre de ellos, aseguró que en ningún momento querían ir a vivir con el padre, sobre el que pesa una condena por violencia de doméstica contra su exmujer.

Juana Rivas, cuando aún era pareja de Francesco Arcuri "Juana Rivas, cuando aún era pareja de Francesco Arcuri"

El exmarido de Juana, sin embargo, llega a insinuar que a sus hijos les han "metido cosas que no son verdad", y ha reclamado apoyo a la opinión pública: "En un país normal me tendrían que acompañar al aeropuerto y pedirme perdón", ha asegurado ante la redactora del programa matinal de Telecinco.

Arcuri se ha mostrado muy crítico con las informaciones que se han vertido sobre este asunto y culpa a su mujer: "Me han hecho pasar por un monstruo en España, me han hecho pasar por todas las barbaridades posibles".

Tras asegurar que "no aguanta más" la exposición ante los medios, Francesco ha asegurado que Juana tiene "la puerta abierta" a la casa "porque es su madre". Tanto él como Juana barajan ahora la custodia compartida en Italia como única solución posible para que la madre pueda mantener el contacto con sus hijos.

Francesco también ha asegurado que él ha "sido el perjudicado", ya que "he tenido que defenderme como he podido de las acusaciones que me hacían" y ha asegurado que durante el último mes y medio "me han hecho de todo".

Ahora el padre asegura que intenta mantenerse "fuerte" por sus hijos.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados