Buscar
Usuario

Televisión

Los 10 clasificados de la segunda semifinal de Eurovisión 2021: así lo hemos vivido desde Rotterdam

Albania y Moldavia sorprenden, mientras que Portugal se resarce de sus últimos dos descalabros y consigue el billete cantando en inglés.

Los 10 clasificados de la segunda semifinal de Eurovisión 2021: así lo hemos vivido desde Rotterdam Los 10 clasificados de la segunda semifinal de Eurovisión 2021: así lo hemos vivido desde Rotterdam

Foto: EBU / Thomas Hanses

RÓTERDAM. Eurovisión 2021 continúa buscando un ganador para su gran final el próximo sábado 22 de mayo y cada vez está más cerca de encontrarlo.

El pabellón Ahoy, en la ciudad neerlandesa de Róterdam, se ha vuelto a contagiar de la fiebre eurovisiva tras la celebración de la segunda semifinal, que ha traído consigo varios titulares. Entre ellos, la ausencia en directo de los islandeses Dadi & Gagnamagnid, que no podrán subirse al escenario de Eurovisión de nuevo tras permanecer en cuarentena por COVID-19. Uno de sus ensayos ha reemplazado su presencia en el Ahoy. De igual manera, el grupo ha conseguido consolidar su condición de favoritos y firmar como uno de las propuestas más solidas.

Por otro lado, Suiza y Bulgaria también han cumplido con la hoja de ruta que esperábamos, aunque tenían por delante una gran prueba de fuego que superar. La emoción que Gjon's Tears y Victoria han puesto a sus temas nos ha puesto los pelos de punta. Dos números a la par tan diferentes, como únicos en sí mismos. Tampoco hemos echado de menos las ganas que propuestas como la de Stefania (Grecia), Senhit y Flo Rida (San Marino), Hurricane (Serbia) o Blind Channel (Finlandia) le han puesto a sus actuaciones, con las que han conseguido levantar a las 3.500 personas presentes en el recinto, y seguramente también a toda la audiencia que ha sintonizado con la emisión en sus casas.

En cuanto a las sorpresas, Albania y Moldavia, quizá dos de los países cuyas presentaciones podrían tildarse de manidas y convencionales, que en las voces de Anxhela Peristeri y Natalia Gordienko, respectivamente, han dado el campanazo y se verán las caras de nuevo el próximo sábado.

Asimismo, la belleza de Portugal, así como el toque tan sutil y el sonido tan delicado y sofisticado que presentan, en la voz tan personal del vocalista de The Black Mamba, les ha devuelto a la gran final, tras la sequía de Tel Aviv.

Por el camino se han quedado las presentaciones de Estonia, que en sus dos últimas participaciones, muy exitosas, habían conseguido hacerse un hueco en la gran final; República Checa, por primera vez desde 2018 tampoco pisará de nuevo el escenario del alemán Florian Wieder; Austria, con la balada de Vincent Bueno, que quizá le habría plantado cara a Blas Cantó en la gran final; Polonia, que de raíz cometió el gran error de acudir a Eurovisión 2021 con un tema escrito por suecos; Georgia, con un tema nada competitivo, sin artificio alguno, que ha pasado completamente desapercibido; Letonia y la gran voz de su representante Samanta Tina; y Dinamarca, con el dúo formado por Fyr og Flamme.

Analizamos en profundidad los 10 nombres que los jurados profesionales y los telespectadores han decidido con sus votos:

  • Albania: Anxhela Peristeri - 'Karma'
  • Anxhela ha derrochado fuerza y mucho poderío sobre el escenario, en el que ha aparecido sola, con una escenografía muy trabajada, además de un gran registro vocal, para una balada que cuenta con mucha presencia de esas raíces tan tradicionales en su sonido, al que el país nos tiene acostumbrados año tras año. En la gran final, se subirá al escenario durante la primera mitad de la gala.

  • Serbia: Hurricane - 'Loco Loco'
  • Hacía tiempo que no veíamos en Eurovisión una actuación como esta. Se nos viene a la cabeza el trío Moje 3, de Serbia, cuando se subieron al escenario de Malmö. Sin embargo, aquellas chicas no consiguieron lo que Ksenija, Sanja e Ivana sí que han ogrado esta noche, Su pase a la gran final era previsible, pues forma parte del fenómeno fan de este año, no solo por lo bien que se mueven en el escenario, su permanente sonrisa, y sus voces. Hoy se han mimetizado a la perfección con el escenario y lo han dado todo sobre él, siendo muy diferentes a todos los participantes de la gala. Serbia ha conseguido hacerse con un hueco en la primera mitad de la final.

  • Bulgaria: Victoria - 'Growing up is getting old'
  • La canción búlgaria rompe todos los esquemas. No suena a nada que hayamos escuchado anteriormente en el festival. Es única y Victoria, la representante del país, sabe transmitir muy bien y usar todos los elementos que ha incluido en su actuación para transmitir un mensaje que tiene que ver con el paso del tiempo, ya presente en el videoclip. No le han hecho falta artificios, únicamente cantar con el corazón. Además, ha confesado durante la rueda de prensa posterior a la gala que se le ha escapado una lagrima al entonar las últimas notas del tema. Estaba entre las favoritas y seguirá siéndolo, de hecho, será una de las firmes candidatas a hacerse con el micrófono de cristal. Además, el puesto de salida le favorecerá, pues cantará en la segunda mitad.

  • Moldavia: Natalia Gordienko - Sugar
  • Una de las sorpresas de la noche. La propuesta moldava de este año se colaba entre las más esperadas antes de su presentación, dirigida en todo momento por la estrella rusa Philipp Kirkorov. Sin embargo, se fue desinflando a medida que transcurrían las jornadas de ensayo, quizás por el concepto tan poco novedoso que nos ha presentado. No obstante, la canción sigue siendo un temazo, muy a lo Kylie Minogue, y nos sigue gustando mucho su sensualidad. Es la primera vez que Gordienko pisa el escenario como solita, tras haber formado parte del conjunto que representó a Moldavia en 2006. Además, acaba de lograr un record, tras entonar la nota más larga jamás cantada sobre el escenario de Eurovisión. Natalia se ha mostrado muy agradecida durante la rueda de prensa posterior a la gala. El sábado, 'Sugar' sonará hacia el final del turno de actuaciones.

  • Portugal: The Black Mamba - 'Love is on my side'
  • Los portugueses vienen con una de las propuestas con más sensibilidad y emoción del festival de este año. La canción, cuya historia retrata a una prostituta, se ha convertido en todo un himno de aquellos que buscan lo clásico y ese toque exquisito, sin pretensión alguna. Es la primera vez que Portugal se sube al escenario de Eurovisión 2021 en inglés y los chicos esperan "ser parte del cambio" que el país ha dado tras dejarles ganar el Festival da Cançao en marzo con este tema. Para ellos la música es un lenguaje universal, por lo que no creen que su destino hubiera sido diferente de haber cantado en portugués. Portugal volverá a la gran final de Eurovisión 2021 saliendo a la palestra durante la primera mitad.

  • Islandia: Dadi & Gagnamagnid - '10 Years'
  • El grupo formado por Dadi Freyr y los Gagnamagnid también vuela hacia la gran final, desde su hotel -tras permanecer en obligado confinamiento desde el día de ayer tras haber permanecido en contacto estrecho con un miembro del grupo que resultó positivo en COVID-19- , con una actuación que captará la atención de todo tipo de público, si es que no lo ha hecho ya esta noche. Les hemos visto disfrutar sobre el escenario, pero lo cierto es que llevan dos años aprovechando esta experiencia al máximo y su rollo contagia. Con una canción que nos hace descubrir los 10 años de relación que el artista ha sumado con su pareja, también en el escenario, no esperábamos menos y darán guerra en el marcador final, quizá no de forma tan obvia como lo hubieran hecho con 'Think About Things', pero lo cierto es que este número es más sofisticado y atraerá más a los jurados europeos. A la primera mitad.

  • San Marino: Senhit feat. Flo Rida - 'Adrenalina'
  • Probablemente la actuación de Senhit y el rapero estadounidense Flo Rida ha sido una de las actuaciones más aplaudidas en la sala de prensa. La italiana, de orígenes eritreos, se lo tenía bien guardado, pues finalmente ha podido subirse al escenario de Eurovisión con él para hacernos bailar al ritmo de una actuación en la que, literalmente, pasa de todo. Y todo bien y bueno, muy a lo que la de Freaky nos tiene acostumbrados. Ha cantado estupendamente pese al constante movimiento y Flo Rida, que se siente orgulloso de venir a Eurovisión, se ha acoplado bien al tema en directo, respetando en todo momento, siendo muy generoso, el protagonismo de la artista que representa a San Marino. Formará parte de la segunda terna de canciones en la final.

  • Suiza: Gjon's Tears - 'Tout l'universe'
  • España entera sabe quién es, y ahora, Europa también. Con un concepto que nadie esperaba, mucho movimiento para lo cercano y trascendental que es este tema, el suizo de origen albanés ha dado lo mejor de sí esta noche. Un momento ya decisivo, muy lejos de lo que supuso para él cantar en el escenario del plató de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', pero en cierto modo, muy similar. Ha tenido a todo el mundo pendiente de él y sabe cómo mantener el ritmo del tema, que te lleva a través de él sin quererlo ni beberlo. Te transporta y eso suele ser un buen indicador. Suiza cantará en la primera mitad.

  • Grecia: Stefania - 'Last Dance'
  • La griega ha venido también a romper esquemas, aunque se queda a medio gas y no logra ser del todo convincente con la puesta en escena creada por Fokas Evangelinos. Ella, toda una muñeca vestida con un mono brillante en morado, con guantes. Stefania lo ha bordado, pero los efectos de croma en su actuación siguen dando algún que otro fallo. La vemos más coherente con lo suyo cuando la actuación no discurre en la estructura dedicada a ello. Stefania nos ha regalado un directo casi impoluto y ella sabe que no viene a pasearse. Viene a ganar y... ¡ojo! No deberíamos quitarle ojo. De momento, a la primera mitad de la final.

  • Finlandia: Blind Channel - 'Dark Side'
  • Traen el pop/rock más comercial de todo este año. Hacía tiempo que no escuchábamos un tema tan bien compuesto, arreglado, masterizado y cantado. Finlandia ha sabido jugar bien sus cartas tras varios años alejados del género que les define. En este sentido, los chicos aseguran "ser el cambio" que la RTP ha llevado a cabo en su final nacional, que finalizó en marzo. Los chicos han creado muy buen rollo con Maneskin y esperan abrir el camino a actuaciones rock y sus derivados sobre el festival.

    La gala, al detalle

    Desde la sala de prensa se han vivido todo tipo de emociones, aunque sobre todo, corroboramos que se ha venido abajo en aplausos. Son muchas las candidaturas que esta noche tenían por delante una ardua tarea, y que gracias a su debida ejecución, se han ganado el favor de gran parte de los medios de comunicación presentes aquí. Especialmente por aquellos temas más enérgicos y cañeros. como los de San Marino, Grecia, Moldavia o Serbia. Por otro lado, también los hemos tenido de esos que emocionan, que te ponen los pelos de punta y que firman un destino muy prometedor de cara a la gran final del próximo sábado 22 de mayo, como Bulgaria o Suiza. Tanto Gjon's Tears como Victoria han cumplido con los pronósticos y las expectativas generadas en las semanas previas al comienzo de la cita anual más esperada.

    Eso sin dejar de lado la retransmisión televisiva, porque las paredes del Ahoy retumbaban gracias a las 3.500 almas que han vuelto a ocupar las gradas. Los presentadores Chantal Jantzen, Jam Smit, Edsilia Rombley y la youtuber NikkieTutorials (Nikkie De Jagger) han podido dar fe de ello.Muchas han sido las críticas recibidas desde la gala del pasado martes, no obstante, la organización se reserva el derecho de evitar la entrada de cualquier positivo en COVID-19. De hecho, y a excepción de las importantes bajas de los islandeses Dadi & Gagnamagnid y el último ganador de Eurovisión, Duncan Laurence, tan solo 16 personas han sido interceptadas en los últimos días, con más de 24.000 pruebas, de antígenos o respiratorias, realizadas por la organización antes de acceder al estadio. A esta hora, los entes públicos de radiodifusión AVROTROS, NPO y NOS acometerán su proceder y así dejar a Laurence, de igual forma, pasar la batuta al siguiente país vencedor.

    La gala estaba muy abierta, de hecho, podían haberse dado todo tipo de sorpresas. Una de ellas, y no puedo dejar de escribir estas líneas, ha sido el outfit en color verde, nada favorecedor, en el que han engalanado a Rombley. No sabemos a quién se le ha ocurrido, pero tiene delito que haya sido el mismo que ha ataviado a De Jagger, brillante, literalmente, a lo largo de toda la gala.

    Sin duda el pase a la final de Moldavia nos ha sorprendido, quizá también el de Albania, no tanto por la calidad de sus temas, que han gustado mucho desde su presentación e incluso han recibido el aplauso de los periodistas, sino por el factor geopolítico que jugaba en contra de estos países y que en Eurovisión, inevitablemente, siempre está muy presente. En esta línea, se han quedado por el camino grandes temas y propuestas escenográficas como la del austríaco Vincent Bueno, que entre luces y sombras nos ha emocionado con 'Amen'; aunque también el colorido 'Omaga' del checo Benny Cristo, al que llevamos viendo falto de energía desde el comienzo de los ensayos; o la propuesta danesa, 'Øve os på hinanden', un schlager muy ochentero, con aspecto retro, al que el país confiaba su participación, haciendo uso del danés por primera vez desde 1997.

    A diferencia de la primera semifinal, la segunda cita de la semana con el eurofestival se ha desenvuelto muy bien gracias a su rápido transcurso. Una gala que, además de contar con las canciones participantes, nos ha vuelto a mostrar números muy etéreos y originales en su apertura y su intermedio, aunque consigue enganchar mucho más con el segundo que con el primero.

    En la primera semifinal vimos al más reciente ganador abrir con 'Feel Something', uno de sus nuevos temas. Esta noche, Eurovisión nos presentaba una actuación que han apodado como 'Forward Unlimited', para contarnos la historia de un bailarín de breakdance, Redo, único entre los suyos, no por su aspecto, sino por la resiliencia y perseverancia que le caracteriza, debido a la dificultad técnica y física de los movimientos que realiza. Este reto se convertía a su vez en su mayor fuerza. Redo ha estado acompañado en el escenario de la cantante Eefje de Visser, transmitiendo el mensaje del bailarín a través de la voz.

    Quizá el acto de intermedio, tras las canciones, ha adquirido una dimensión más teatral esta vez, mucho más profunda que la pieza casi cinematrográfica de Davina Michelle y Thekla Reuten. En esta ocasión, los protagonistas han sido el bailarín Ahmad Joudeh y el ciclista, especialista en BMX, Dez Maarsen, con una actuación que invita a la reflexión. Lo han hecho relatando su mensaje de una forma muy visual, a través del movimiento, conectando la danza urbana con el ballet, sus especialidades, con sus propias personalidades, tratando de encontrar su propio camino, para al final acabar reencontrándose de nuevo. Todo muy metafórico y profundo. Eurovisión no son solo vestidos estrafalarios, coreografías imposibles y un sinfín de ritmos orientales al ritmo de grandes voces.

    España convence y Francia, cada vez más cerca del triunfo

    Por otro lado, España, Francia y Reino Unido han tenido la oportunidad de ejercer su voto en esta semifinal y presentar sus temas por primera vez ante los europeos. El Big 5, más conocido como el grupo de los grandes del festival -formado por los ya citados, junto a Alemania e Italia- por ser los que más aportan económicamente a su puesta en marcha, además de otros proyectos de la Unión Europea de Radiodifusión-, no participa en las semifinales de Eurovisión, pero desde el año 2016, el sorteo de distribución de semifinales asigna una de las dos semifinales a cada uno de los países que lo integran, en la que podrán interpretar sus temas y ser entrevistados por los maestros de ceremonias. Sigue sin ser justo y equitativo, pero permite a los telespectadores conocer un adelanto de lo que verán en la gran final.

    Francia, en la voz de Barbara Pravi, se ha mostrado muy segura de sí misma en los ensayos. De hecho, cuando se sube al palco escénico transforma toda su dulzura y desfachatez en aplomo y confianza en el talento que le hace brillar. La canción, toda una joya que el público apreciará y podría llevarle a hacerse con la gloria eurovisiva como sucesora de Laurence. Por primera vez en más de 40 años, Francia podría volver a acoger Eurovisión en mayo de 2022. Saborearán un caramelo parecido en diciembre, tras haberse anunciado que la cadena pública, encargada de la participación del país en los eventos de la UER, acogerá Eurovisión Junior en diciembre de 2019 en París.

    Por otro lado, no se entiende el proceder de Reino Unido. Nos siguen descolocando el proceder de este país en el festival. En marzo nos presentaban una propuesta con mucho ritmo, muy acorde a los sonidos actuales de las listas de éxitos británicas, que pueden recordar a los ritmos de Sigala, haciéndonos pensar que el país por fin saldría de la senda de catastróficos resultados que han venido cosechando desde el año 2009. No hay manera. El Reino Unido volverá a pasar desapercibida con James Newman, que si bien se toma el festival muy en serio, no acaba de brillar en el escenario. El tema, pese a estar escrito por él, no suena a Newman ni tampoco le pega. James es artista en otro tipo de composiciones. La puesta en escena queda muy lejos del concepto escenográfico que esperábamos, probablemente similar al del videoclip, y no con dos trompetas gigantes que no aportan más que ruido visual en una actuación que debería desenvolverse de otra forma. Lo actual y contemporáneo del tema británico ha vuelto a convertirse en lo hortera e indiferente que todo el mundo ya espera de este país.

    ¿Estás pensando en unas vacaciones en cualquier rincón del mundo desde Madrid? ¿Necesitas coger un vuelo por motivos laborales y precisas de un certificado negativo en COVID-19 a través de PCR o test de antígenos? labs-logs tiene la solución.

    Como empresa de transporte de muestras biológicas, a través de un servicio rápido y eficaz, gracias a su tecnología de vanguardia, su servicio permite conocer en todo momento la situación de cada muestra tomada ofreciendo a sus clientes una seguridad total en su tratamiento. En menos de 24 horas tendrás el resultado de tu prueba para que puedas desplazarte sin problemas.

    Artículos recomendados

    Comentarios