¿Es bueno el ejemplo que dan los youtubers e influencers?

¿Es bueno el ejemplo que dan los youtubers e influencers?

AuronPlay, Wismichu, Dulceida, Aless Gibaja... Son nombres que hace bien poco ni nos sonaban, pero ahora están en todas partes. Pero, ¿es buena la imagen que dan todas las estrellas de Internet?

Tecnología Susana Fernández-Galiano Susana Fernández-Galiano 19 Octubre 2016 09:27

Internet es una enorme plataforma para dar voz a cualquier persona en cualquier parte del mundo, sin importar los medios de los que disponga o la intención que se tenga. Esto ha sido positivo en muchos aspectos, con testigos insospechados en cualquier conflicto. Pero a veces esto puede volverse en contra y se da voz a gente que nadie quiere escuchar: haciendo apología del machismo, incitando al bullying, promoviendo la homofobia...

Los youtubers e influencers son los nuevos ídolos adolescentes "Los youtubers e influencers son los nuevos ídolos adolescentes"

En el ojo de este huracán se encuentran los youtubers e influencers, personas que tienen cientos de miles de seguidores y son tomados, en muchas ocasiones, como modelo de conducta. Y la mayoría de veces sus seguidores son gente muy joven, que toman las palabras de estos gurús de internet como algo sagrado. Por eso, estas jóvenes estrellas deben decidir qué hacer con su fama: si emplearla para dar buen ejemplo o para hacer de este mundo un lugar un poco peor

Álvaro Reyes y el machismo

El youtuber Álvaro Reyes "El youtuber Álvaro Reyes"

En este último grupo se encuentra Álvaro Reyes, que causó gran polémica a principios de año, cuando una petición en Change.org pidiendo el cierre de su canal en Youtube fue firmada por más de 105.000 personas.

Para quien no sepa de qué va la cosa, este joven tiene un canal de Youtube en el que acumula más de 460.000 seguidores, y sus vídeos han sido vistos 57 millones de veces. Hasta ahí, todo normal, correspondiente a un youtuber de éxito. Pero lo que generó indignación en toda España son los contenidos de los vídeos. Reyes se considera "uno de los mayores expertos en seducción" del país, y sus vídeos son demostraciones de cómo los hombres deben actuar para conseguir ligar con una mujer. El problema está en sus métodos: tiene vídeos en los que acosa a mujeres, besa a chicas por la calle sin su consentimiento y no para de soltar infinidad de comentarios machistas.

Captura de uno de los vídeos de Álvaro Reyes "Captura de uno de los vídeos de Álvaro Reyes"

"Tías que para mí son un 5, aspiran a conseguir un tío de 8 o 9. Hasta un orco se permite rechazar hombres en España". Si estos comentarios no fueran por sí solos totalmente vergonzosos, el youtuber también hace apología de la cultura de la violación: "No esperes su permiso. Siéntete con derecho para hacer lo que quieres. Pedir permiso es síntoma de inseguridad"

Modelos irreales y perjudiciales

Por otro lado, también cabe destacar el estilo de vida que promueven muchos influencers en otras redes sociales, como Instagram. Esta red social de fotografía es prolífica en fotos de mujeres con cuerpos esculturales, llevando ropa carísima en playas de ensueño. Muchas adolescentes se ven bombardeadas día a día con este tipo de fotos, lo que puede llevar a aspiraciones poco realistas, e incluso a problemas alimenticios para conseguir esos célebres #bodygoals.

Los jóvenes aspiran a un estilo de vida inalcanzable inspirados en las redes sociales "Los jóvenes aspiran a un estilo de vida inalcanzable inspirados en las redes sociales"

Además, este estilo de vida muchas veces no es el más saludable, como sacó a relucir la campaña 'Like My Addiction', creada por la agencia BETC Paris para concienciar contra el alcoholismo. Crearon un perfil falso en Instagram, en el que una joven llamada Louise Delage acumuló admiradores de unas fotos en las que se la mostraba llevando una vida glamourosa, llena de fiestas, amigos, playa... y alcohol. En todas sus fotos, la joven aparecía con una bebida alcohólica en la mano. Sus seguidores le dieron más de 50.000 'Me Gusta', aunque ninguno de ellos se percató de que la joven no paraba de beber. Ahora, hay quien critica la campaña, afirmando que ha conseguido lo contrario a su propósito: hacer de una adicción algo bello y deseable. 

El lado positivo

Pero no todo es malo en el universo influencer. Hay muchas jóvenes estrellas que deciden aprovechar su repentina fama para hacer campaña por una buena causa. Muchos de ellos siguen subiendo vídeos o fotos que ensalzan temas considerados superficiales (moda, fiestas, vacaciones...) pero en estas fotos pueden encontrarse mensajes más profundos.

Es el caso de Aless Gibaja, un chico algo extravagante que se hizo famoso ya en Tuenti (qué tiempos). Os sonará por su célebre "¡Hola bebéeees!" y por sus 'superconsejitos'. Parece que solo le importa la ropa bonita y el maquillaje, pero lo cierto es que en todas sus publicaciones promueve un mensaje de tolerancia y aceptación, y se ha convertido en un activista contra el bullying. Emplea el hashtag #StopBullying y se dedica a contestar mensajes de sus fans: "Recibo entre 300 y 400 mensajes diarios. El 90% son por temas de acoso".

Otra ciberactivista, esta vez contra la homofobia, es la blogger de moda Dulceida. Aida Domenech, nombre real de una de las influencers más famosas de España, se casó en septiembre de este año con su novia, Alba Paul. La blogger sube cientos de fotos en Instagram con el hashtag #LoveWins y haciendo campaña por la tolerancia hacia todas las orientaciones sexuales.

Estos ejemplos demuestran que la fama en sí no es buena o mala, lo que importa es lo que se decida hacer con ella. Como con todo.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados