Entierran disfrazado de Batman a un niño de 6 años tras ser asesinado por un compañero del colegio

Entierran disfrazado de Batman a un niño de 6 años tras ser asesinado por un compañero del colegio

La madre del menor fallecido quiso rendir un particular homenaje a su hijo llenando la Iglesia de peluches y de globos de sus superhéroes favoritos.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 06 Octubre 2016 10:42

Una Iglesia celebra un funeral. Entre los asistentes, se encuentran niños disfrazados de Superman, Wonder Woman, Capitán América y todo tipo de héroes del comic. Esto mismo sucedió en el entierro del pequeño Jacob, de tan solo 6 años, que recibió un disparo mortal el pasado 28 de septiembre después de que otro menor del colegio, de 14 años, abriera fuego en el recreo de la escuela en la que estudiaban en Townville, al suroeste de Greenville (EEUU).

Desde el ataud, el pequeño descansaba también disfrazado de su héroe favorito: Batman. La madre de Jacob ha reconocido a la CNN que su hijo amaba a los superhéroes y que su sueño era ser uno de ellos para salvar el mundo. Esto la motivó para organizar este particular último adíós. "No quiero trajes ni corbatas", argumentó la mujer, por lo que hasta los adultos acudieron con su disfraz o con camisetas del equipo de fútbol del fallecido.

Resulta poco habitual, pero el funeral se asemejó más a una fiesta de cumpleaños que a un entierro. Las risas de los niños inundaron la Iglesia que para la ocasión se llenó de fotografías del pequeño sonriendo, de peluches y hasta de globos de las Tortugas Ninja. Un bonito homenaje después del triste y aterrador suceso.

Dos niños más y una profesora resultaron heridos en el tiroteo

Funeral del pequeño Jacob "Funeral del pequeño Jacob"

Estados Unidos sigue sin aprender la lección. No hay día en el que la sociedad norteamericana no reciba con conmoción la noticia de un nuevo tiroteo que deja víctimas mortales a manos de un perturbado o simplemente de alguien sin escrúpulos. El debate sobre la posesión de armas de fuego está en la calle, pero el poder de la Asociación del Rifle provoca que cualquira pueda hacerse con una. EEUU es el único país del mundo con más armas de fuego que habitantes.

Jacob recibió un tiro de manos de un chaval de tan solo 14 años. El pequeño, después de tres días en estado muy grave, acabó muriendo. Otros dos compañeros del mismo colegio y una profesora también fueron alcanzados por los disparos, pero sus heridas no resultaron mortales. Ahora la familia de Jacob lucha para que esto no vuelva a ocurrir  y concienciar a la gente sobre los peligros de las armas.

Comentarios