Se busca casa: descubierto un nuevo planeta similar a la Tierra

Se busca casa: descubierto un nuevo planeta similar a la Tierra

Una universidad australiana ha descubierto un planeta que podría albergar vida. Y, esta vez, está relativamente cerca.

Ciencia Jorge PM Jorge PM 26 Diciembre 2015 09:00

Ni es el primero ni será el último pero un nuevo planeta habitable ha sido descubierto recientemente, y además bastante cerca de la Tierra. Y es que los astrónomos han decidido que su propósito de año nuevo sea buscar alternativas planetarias por si sus colegas científicos no consiguen revertir las consecuencias del cambio climático y nos tenemos que mudar de planeta. En Los Replicantes ya os hicimos una lista de planetas en los que podríamos vivir o, al menos, encontrarnos a Alf, a la que debemos sumar el descubrimiento de Wolf 1061c.

Desde nuestras antípodas, los investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) han descubierto a tan solo 14 años luz un planeta que parece reunir todas las condiciones para albergar vida en su superficie. Bautizado como Wolf 1061c (porque gravita alrededor de la estrella con el mismo nombre junto a otros dos planetas) supera así la marca establecida hasta entonces por Gliesse 667Cc, a 22 años luz de la Tierra y, hasta ahora, el planeta habitable más cercano.

¿Cómo es esta posible futura casa?

De los tres planetas que orbitan alrededor de la estrella Wolf 1061, el 1061c es el único que se encuentra en la zona que los científicos llaman 'Ricitos de Oro' (no, no es coña). Esta zona de órbita permite mantener una temperatura adecuada para el desarrollo de la vida en la superficie del planeta (un poco más cerca de la estrella supondría temperaturas extremadamente altas y un poco más lejos supondría vivir permanentemente en temperaturas bajo cero). Por tanto, no se puede descartar la existencia de agua en su superficie.

Sistema solar Wolf 1061 "Sistema solar Wolf 1061"

Las primeras estimaciones indican que el nuevo planeta tendría un peso 4,5 veces superior al de la Tierra siendo únicamente 1,64 veces mayor en diámetro. Aunque no son exactos, estos datos nos indican que estamos ante un planeta rocoso como es el terrestre y, por tanto, formado por materia sólida sobre la que podría asentarse la vida.

Por un lado, si acabáramos viviendo en Wolf 1061c tendríamos que celebrar la Nochevieja cada 18 días. Y es que ese es el tiempo que tarda el planeta en hacer su órbita completa alrededor de la estrella. Por otro lado, solo podríamos vivir en una de sus caras, pues parece ser que el planeta sufre del llamado 'acoplamiento de marea' (el mismo que sufre nuestra querida Luna), es decir, siempre enfrenta la misma cara a la estrella, dejando su otra cara permanentemente a oscuras.

Desc

¿Y cómo puedo irme de vacaciones allí?

Como ya hemos indicado, Wolf 1061c está a "apenas" 14 años luz. Y entrecomillo apenas porque 1 año luz son aproximadamente 9,5 billones de kilómetros. Si sacamos la calculadora científica de Los Replicantes, nos da que este nuevo planeta se encuentra a 133 billones de kilómetros, o lo que es lo mismo, como si diéramos la vuelta a la Tierra unas 3.320 millones de veces.

Para más inri, el aparato más rápido del mundo, el estatorreactor de combustión supersónica X-43A creado por la NASA, tarda en recorrer un único año luz unos 90.000 años. Por tanto, llegar al dichoso planeta nos costaría 1.260.000 años.

X-43A, avión supersónico de la NASA "X-43A, avión supersónico de la NASA"

Podemos concluir que encontrar un planeta así es una gran novedad dentro del campo científico, ya que cuando mayor sea la cercanía, mayores son las posibilidades de estudio de un planeta que nos puede dar pistas de dónde venimos o hacia dónde vamos, pero que poniendo los pies en la tierra (y nunca mejor dicho) podemos decir que faltan muchas generaciones y muchos avances para que vivir en otro planeta sea una realidad.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados