6 consejitos para evitar accidentes en el sexo veraniego

6 consejitos para evitar accidentes en el sexo veraniego

El aumento de las temperaturas tiene nuestras hormonas por las nubes, pero siempre es mejor tener en cuenta ciertas precauciones.

El aumento de las temperaturas nos tiene a todos con la 'bilirrubina' por las nubes. La playita, el mojito, la falta de ropa, el roce 'que hace el cariño'...  Todo actúa como una alarma que, para cerebros más sofisticados como para los más limitados nos dice lo mismo:

Llega la época del ñaka-ñaka

Todo un 'no parar'. Pero debes tener cuidado: es importante que lo planificado como una sesión divertida no termine convertiéndose en una secuela de 'El silencio de los corderos' o ' La matanza de Texas' con la que traumatizarnos de por vida. Eso no mola. 

Por todo ello, desde Los Replicantes queremos darte una serie de consejos para que puedas disfrutar de tus instintos más básicos sin que por ello termines haciendo una buena sesión de turismo por tu UVI más cercana.

1 Cuidado con los preservativos

Los preservativos no deben de estar sometidos a altas temperaturas "Los preservativos no deben de estar sometidos a altas temperaturas"

Las altas temperaturas a las que estamos expuestos pueden contribuir a aumentar nuestra líbido de manera importante, pero hay que tener en cuenta: el calor no es el mejor amigo de los preservativos.

Tampoco te vamos a aconsejar ahora que lleves contigo una mini-nevera portátil para que eches tus polvos de la manera más segura posible, pero al menos intenta no portarlos en la cartera, dejarlos en la guantera del coche o a pleno sol. Pueden debilitarse y el riesgo de rotura aumenta de manera importante.

La situación es muy básica: si el condón se rompe, es como si no te lo hubieras puesto, lo que implica riesgo de ETS o embarazos no deseados. Por todo ello, lo aconsejable es guardarlos en otro lugar, como un bolso o mochila que portemos con nosotros.

2 Cuidado con dónde te metes

No es un buen sitio para tener sexo "No es un buen sitio para tener sexo"

Nos encanta que te guste darle rienda suelta a la pasión de manera desenfrenada e imprevista. Romper la rutina de pareja es siempre sinónimo de salud conyugal y un buen antídoto contra el estrés y el aburrimiento que nos produce la rutina.

Sin embargo, antes de dejarte llevar por 'el cerebro de abajo', aplícate un poco el 'mentefría' y comprueba dónde estás. No serías la primera persona que tendría un disgusto por hacerlo en un acantilado y tener un accidente.

O por hacerlo en una playa ante la mirada de todo el personal en un país desconocido y que, finalmente, te lleves de 'regalito' una multa histórica y una experiencia para el olvido. O, peor aún, que te bebas hasta el agua de los floreros y termines haciéndolo en plena butaca del avión ante la atónita mirada de tus compañeros de vuelo. Ten en cuenta los límites.

3 No todo vale como lubricante

Es importante usar lubricantes con base acuosa "Es importante usar lubricantes con base acuosa"

Estamos de acuerdo: los botes de lubricante valen un pastizal en el mercado. Sin embargo, más te vale ahorrar un poco de dinero si no quieres llevarte un disgusto inesperado. Si estás de veraneo, olvídate de usar protectores solares o cremas si no quieres acabar más 'escocío' que Leticia Sabater en 'Supervivientes'.

Cuando vayas a comprar los botes, deberías de tener en cuenta que sean 'de base acuosa'. Ningún otro. No valen, por tanto, los oleosos y cualquier tipo que se parezca, ya que el producto ataca directamente a la eficacia del látex y corres peligro de que el preservativo se vaya deteriorando.

4 Cuidado con el sexo oral

Los preservativos de sabores impiden cualquier posible infección "Los preservativos de sabores impiden cualquier posible infección"

El sexo oral es placentero, pero hay que tener cuidado si no conocemos lo suficiente a la otra persona con la que lo estamos practicando.

Algunos fluidos como el líquido preseminal o el flujo pueden transmitir enfermedades como la gonorrea o la sífilis, sin que la otra persona haya alcanzado el orgasmo. El riesgo, además, aumenta exponencialmente si tenemos llagas, heridas, o algún tipo de problema en las encías.

El riesgo de transmisión del VIH no se ha confirmado, aunque existen algunas voces que afirman que el líquido preseminal puede contener pequeñas porciones de semen que, en dicho caso, sí transmite la enfermedad. Sin embargo, no hay constancia de ninguna transmisión en ese sentido.

Por ello, si no hay la suficiente confianza con la otra persona, lo recomendable es emplear los denominados 'preservativos de sabores', especialmente preparados para el sexo oral (no se pueden usar para otro tipo de relaciones) y que eliminan cualquier riesgo de transmisión.

5 El mar o la piscina, quizás, no sean los sitios más adecuados

Quizá incita, pero no es lo más recomendable "Quizá incita, pero no es lo más recomendable"

Con el aumento de las temperaturas, las piscinas o las playas son nuestro refugio más preciado para poder evadirnos, aunque sea durante unas horas, del intenso calor que estamos viviendo.

Si en ese instante descubres que te entran unas ganas irrefrenables de tener sexo... mejor no vayas dentro del agua, ya que te expones a numerosos riesgos que te explicamos con todo lujo de detalle en este artículo.

Además, hay que tener en cuenta la arena, que puede rasgar el preservativo u ocasionar algunas molestias.

6 ¡Disfruta!

Lo importante es disfrutar del sexo con seguridad y sin tapujos "Lo importante es disfrutar del sexo con seguridad y sin tapujos"

Mientras tanto, siguiendo unos sencillos consejos, lo importante es poder disfrutar del sexo con la otra persona sin ningún tipo de tapujos y teniendo en todo momento claro el respeto fundamental a la otra persona.

Comentarios