6 inconvenientes de practicar sexo en el mar o la piscina

6 inconvenientes de practicar sexo en el mar o la piscina

Probar cosas nuevas con tu pareja parece muy interesante... pero quizás deberías tener estas cosas en cuenta.

Vida Adrián Parrondo Adrián Parrondo 12 Julio 2017 17:47

¡Ay el calentón! Ese momento en el que estás cariñoso con tu pareja, acurrucado al solecito del mar, en plan romántico... y terminas como Leticia Sabater, dándolo todo entre ola y ola y a la vista de los paparazzi.

Nosotros, desde Los Replicantes, no te vamos a juzgar en el caso de que tengas la fantasía de jugar a la Sirenita en pleno mar o te pille 'el calentón' en el lugar menos indicado. Ten cuidado de que, al menos, no haya niños delante.

Pero sí que queremos que conozcas los riesgos reales a los que te enfrentas cada vez que te pones a retozar bajo el mar cual bacalao. Para que luego tomes tus propias decisiones sabiendo a lo que te expones:

1 'Ricas y preciadas' infecciones y bacterias

Las bacterias son una constante en el agua "Las bacterias son una constante en el agua"

Puede que te hayas pegado el viaje del siglo a Punta Cana y quieras traerte un buen souvenir. Nos alegramos de ello, pero que ese 'souvenir' no sea la mayor infección del siglo

La presencia de bacterias en las reservas naturales de agua, como el mar o los lagos es más que frecuente. Todo ello, si entra en contacto con una zona sensible del cuerpo, como lo son los genitales, puede implicar que, quizás, la broma no sea de nuestro agrado.

Una de esas 'bromas' son las infecciones urinarias, una 'agradable' experiencia que hará que veas las estrellas cada vez que te dediques a saludar al 'Señor Roca'. Aunque ya que estás, aprovecha: quizás veas al ejército intergaláctico de Donald Trump. Saluda de nuestra parte.

2 'Encantadores' hongos

Los hongos no son el mejor souvenir a llevarse "Los hongos no son el mejor souvenir a llevarse"

Otro de los peligros de hacerlo en el agua, es que tu zona más íntima y delicada termine como la casa de David el Gnomo: completamente llena de hongos.

El hecho de que suceda en un lago, mar o río parece evidente; pero no hay que mostrarse indiferente porque la relación tenga lugar en el interior de una piscina: el agua con poco o mucho cloro favorece la aparición de los malditos hongos, ya que el PH de la piel puede verse alterado y debilitar las defensas de la zona.

Por otro lado, la humedad afecta a las mujeres de manera determinante, o el peligro de sufrir cándidas y las tricotomas que genera la sudoración son una constante que afecta, también, a hombres. 

3 Dolores (no nos referimos a tu vecina)

Los dolores pueden ser una constante en las relaciones en el interior del agua "Los dolores pueden ser una constante en las relaciones en el interior del agua"

Aunque pienses que estando en el agua, la zona va a estar más lubricada que cuando veis a Ricky Martin paseándose desnudo por su casa... Os podemos decir que... ¡Estáis bien equivocados!

En realidad sucederá todo lo contrario, ya que el agua puede reducir e incluso eliminar por completo la lubricación natural del cuerpo, lo que se termina traduciendo en irritación, sequedad y dolor durante la relación sexual. No descartes, incluso, que te lleves alguna herida de regalo. Un buen tatuaje con el que acordarte de las vacaciones (y mejor que el souvenir).

Todo esto nos lleva a otro punto...

4 ¡Oh sorpresa! El condón se ha roto

El preservativo se puede romper como consecuencia de la falta de lubricación "El preservativo se puede romper como consecuencia de la falta de lubricación"

Sí, chicos, el 'Póntelo, Pónselo' fue la mejor campaña de concienciación de la historia, y si no, preguntáos porque narices os acordáis de ella a estas alturas.

Sin embargo, no sólo basta con ponérselo. También hay que tener cabeza. Y claro, si tienes el asunto más seco que la mojama y estás con el 'p'alante, p'atrás'... quizás la funda acabe hecha trizas. Así que tened cuidado. Hay muchos riesgos a los que nos enfrentamos con ello, y no son ninguna broma.

5 Quizás acabes completamente escayolado

Las acrobacias en el agua no son buena idea durante el sexo "Las acrobacias en el agua no son buena idea durante el sexo"

Si entre tanta diversión bajo el agua, con la novedad, descubres que eres capaz de flotar, quizás termines jugando a creerte el mismísimo Spiderman, Spidercerdo, o el propio Homer Simpson cuando subió al espacio exterior.

Y bueno, practicando tanta acrobacia... corres el peligro de terminar sufriendo alguna que otra caída tonta, algún que otro golpe serio, alguna que otra lesión importante... o acabando encerrado en un hospital con el mismo aspecto de Tutankamón. 

6 Una multa nunca está de más

Tu bolsillo puede sufrir de una manera muy divertida "Tu bolsillo puede sufrir de una manera muy divertida"

El último riesgo al que te enfrentas es el menos serio y, seguro que a ti, el que más te duele: quizás termines siendo cazado por la Policía y teniendo que pagar una multa que deje tus bolsillos más limpios que el agua del mar.

Así que ten cuidado. Probar cosas con la pareja está muy bien, siempre que sea consensuado y, sobre todo, con todas las precauciones del mundo. 

Comentarios