Condenan a una ganadora del sueldo Nescafé a devolver 17.000 € al Estado

Condenan a una ganadora del sueldo Nescafé a devolver 17.000 € al Estado

Ángela de Sande, una vecina de Palma de Mallorca, ganó el sueldo Nescafé para toda la vida sin sospechar que, como consecuencia, el Estado le reclamaría el pago de 17.000 euros ocho años después.

Economía David Carro David Carro 21 Septiembre 2016 17:35

"¿Te imaginas ganar un sueldo para toda la vida?". Seguro que la voz profunda del señor Nescafé resuena en tu cabeza cuando lees esas palabras porque las tenemos grabadas a fuego (lento) en el cerebro. ¿Quién no ha soñado alguna vez con recibir un sueldo Nescafé para toda la vida? Es decir, ¿con recibir dinero por tocarse la barriga? El sueño de Ángela de Sande, una vecina de 65 años de Palma de Mallorca, se hizo realidad en 2008 sin sospechar que, ocho años después, el Estado le reclamaría la devolución de 17.000 euros.

Ángela viene recibiendo desde 2008 un sueldo bruto de 1.520 euros mensuales por parte de Nescafé (quizás, mejor, llamémoslo premio). La mujer se había quedado poco antes sin empleo y se encontraba cobrando el paro que le correspondía por sus años de trabajo. Un año después, la vecina mallorquina solicitó un subsidio vitalicio especial que existe para personas de más de 52 años que no trabajan. Tal y como informa La Vanguardia, ella nunca ocultó el premio que recibía de Nescafé, si bien los 1.520 euros superaban en un 75% el Salario Mínimo Interprofesional y esto es impedimento suficiente para que el subsidio hubiese sido denegado.

Sin embargo, el sueldo Nescafé pasó desapercibido en su momento y Ángela comenzaría a recibir la mencionada ayuda económica durante los cinco años siguientes. Tal y como declararía para un vídeo de la marca cafetera, ganar el premio de la marca cafetera le había permitido vivir sin trabajar alegremente. Fue en 2014 cuando la Administración se percató del error mediante la declaración de la renta y se le exigió que devolviese el dinero que había estado recibiendo.

El total de la suma que Ángela debe devolver al Estado asciende a la nada desdeñable cantidad de 17.054 euros, el equivalente a cuatro años. Aunque ha intentado reducir la devolución a lo que serían tres meses, alegando que ella nunca ocultó nada y no creyó estar haciendo algo prohibido, el Tribunal Superior de Justicia no ha aceptado sus peticiones y tendrá que ingresar esa suma de dinero.

El debate está abierto entre los que creen que Ángela recibía suficiente dinero como para pedir ayudas al Estado y los que defienden que el sueldo Nescafé es un premio que no equivale a un salario real como el que se recibe por ejercer un trabajo, por lo que no debe ser impedimento para recibir otro tipo de ayudas públicas. ¿Puede la Administración tomar como justificación el premio de un concurso para denegar subsidios económicos?

Comentarios