La tasa rosa no solo afecta a los productos de higiene personal

La tasa rosa no solo afecta a los productos de higiene personal

Un estudio demuestra que las mujeres no solo pagan más por productos de higiene personal, sino también por otros como relojes, zapatos y perfumes: es la denominada tasa rosa.

Economía David Carro David Carro 28 Junio 2016 16:50

A la más que preocupante brecha salarial a la que tienen que hacer frente las mujeres, cuantificada en España en un 18,8% en 2014, la sexta más alta de la Unión Europea, se suma una injusta práctica de precios que hace más caros los productos femeninos: la denominada tasa rosa. Ya en 1995 un estudio californiano puso la voz de alerta en esta forma de discriminación a través del bolsillo de las ciudadanas y, 20 años después, se publicaba en Nueva York otro análisis que indicaba que las cosas no habían mejorado en todo ese tiempo.

Dicho estudio indicaba que en un 42% de los casos las mujeres pagaban más, en un 40% ambos sexos pagaban igual y en un 18% de los casos los hombres pagaban más que ellas. Además, calculaba el incremento de precio en productos de uso casi diario y concluía que, por ejemplo, si unas cuchillas masculinas cuestan 1,80 euros, las de ellas valdrían 2 euros. Si un desodorante para hombre tiene un precio de 2,50 euros, uno femenino costaría alrededor de 2,65 euros. Si un champú para él cuesta 2,80 euros, uno para ella tendría un valor de casi 4 euros.

La tasa rosa también afecta a productos de segunda necesidad "La tasa rosa también afecta a productos de segunda necesidad"

En definitiva, un injusto incremento de precios en productos que la mayoría de las veces solo se diferencian en el color del empaquetado. Por no hablar, claro está, de que las compresas y los tampones no están reconocidos a nivel legislativo como productos de primera necesidad y se paga por ellos un IVA del 10%, en lugar del 4% que corresponde a este tipo de bienes. Sin embargo, los efectos de la tasa rosa no se dejan notar solo en productos de higiene personal.

La tasa rosa también afecta a zapatos, relojes y perfumes

Si eres mujer también tendrás que pagar más por zapatos, relojes y perfumes. En el caso de las fragancias, en el 61% de los casos las mujeres pagan más que los hombres, tal y como muestra un estudio elaborado por el comparador de precios idealo. Los precios son, de media, un 7% más caros en los perfumes femeninos, alrededor de 2 euros. Una cantidad que puede no parecer desorbitada pero que no debería existir.

En el caso de los zapatos la comparativa se hace más difícil por el hecho de que no suelen existir versiones masculina y femenina de un mismo modelo, pero por este mismo motivo la conclusión es más significativa. Al comparar mocasines, botines y borceguíes, diseños parecidos que requieren el mismo tipo de materiales, se observa cómo la diferencia vuelve a alcanzar un incremento del 7% en contra de los bolsillos de las compradoras.

Los fabricantes no explican por qué los modelos femeninos son más caros "Los fabricantes no explican por qué los modelos femeninos son más caros"

Pero si hay un producto de segunda necesidad en el que la diferencia es alarmante, esos son los relojes. El estudio indica que, dentro del catálogo de una misma marca, los modelos pueden valer hasta un 24% más en los dirigidos a mujeres.

Todavía no hay un fabricante que sepa dar una explicación coherente a estas enormes diferencias y, de hecho, muchos prefieren no entrar a debatir el tema. Recientemente, Neutrogena argumentó que se deben a "un gran número de factores, incluyendo diferencias de embalaje" o "modificaciones de las fórmulas que afectan al proceso de fabricación". En definitiva, unas razones poco convincentes que no hacen sino evidenciar que las mujeres, una vez más, hacen frente a más retos cotidianos que los hombres.

Comentarios