Buscar
Usuario

Política

Podemos se hunde a la cuarta posición por su postura en la crisis catalana

El partido liderado por Pablo Iglesias no está viviendo su mejor momento debido a si ambiguo discurso sobre el conflicto catalán.

Los últimos acontecimientos sobre el desafío de la Generalitat al conjunto del Estado español están pasando factura a los partidos políticos nacionales. Ciudadanos es el gran beneficiario por su postura radicalmente en contra de los sececionistas y Unidos Podemos (UP) pierde más del 25% de los votantes, según una encuesta de Sigma Dos realizada para el diario 'El Mundo'.

La ambigüedad en la que se ha movido el partido de Pablo Iglesias y las diferencias de opiniones surgidas entre sus integrantes no le han beneficiado en el cómputo electoral de las encuestas. Los morados, que van en coalición con Izquierda Unida y diferentes confluencias, han defendido la celebración de un referéndum pactado; no quieren que Cataluña se independice y han calificado la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española para restaurar la legalidad de "golpe a la democracia". Es decir: han coqueteado con los independentistas mientras, a su vez, los criticaban tanto como al "bloque constitucionalista" conformado por PP, PSOE y Ciudadanos.

Una postura desconcertante

Diagrama de las encuestas de Sigma Dos difundido por El Mundo "Diagrama de las encuestas de Sigma Dos difundido por El Mundo"

Podemos irrumpió en las elecciones europeas de 2014 con cinco eurodiputados y captó la atención tanto de los medios de comunicación como de toda la ciudadanía. Un discurso nuevo y rompedor atrajo a millones de ciudadanos que lo elevaron al tercer puesto en el Congreso de los Diputados en las elecciones generales de diciembre de 2015. Tras el fracaso de las negociaciones para conformar gobierno, el 26-J se presentaba en coalición con el partido de Alberto Garzón y, aunque conjuntamente no perdían escaños, sí se dejaron atrás un millón de votantes.

Las encuestas entonces no habían acertado en el ansiado 'sorpasso' al PSOE de Pedro Sánchez en la repetición electoral. Desde ese momento, el partido de Pablo Iglesias se ha mantenido en los sondeos en una cifra cercana al 21,1% obtenido en junio. Sin embargo, esas mismas encuestas que auguraban un 'sorpasso' de Ciudadanos a Podemos previo a las elecciones de 2015 y el mismo 'sorpasso' de Podemos al PSOE el 26-J, ahora rebajan las expectativas electorales de los morados hasta el 15,3%, dejándose por el camino 5,8 puntos, según informa 'El Mundo' sobre el sondeo de octubre de Sigma Dos.

Podemos ha intentado mantener una postura alejada de los extremos de PP y los independentistas "Podemos ha intentado mantener una postura alejada de los extremos de PP y los independentistas"

Esta bajada en las encuestas está siendo notable en un entorno conflictivo entre Cataluña y España. El secesionismo lleva meses amenazando al Estado. El 1 de octubre se llevó a cabo la celebración del referéndum ilegal. La escasa negociación ha provocado la puesta en marcha del artículo 155 para restablecer la legalidad -o suspender temporalmente la autonomía-, lo que provocó la declaración de independencia; el posterior cese del Govern catalán; la disolución del Parlament y convocatoria de elecciones autonómicas para el 21 de diciembre por parte de Rajoy y la huida de Puigdemont y algunos de sus consejeros.

En este estallido social, Iglesias y los suyos han mantenido una postura equidistante con la legalidad. Han criticado duramente la puesta en marcha del 155, llegando a calificarlo de "suspensión de la democracia en Cataluña y en España", según Pablo Echenique, o de "golpe a la democracia", en palabras de Joan Coscubiela, diputado de Catalunya Sí Que Es Pot. Asimismo, han defendido la celebración de un referéndum pactado sin llegar a querer la independencia.

Podemos desciende mientras Ciudadanos crece en las encuestas "Podemos desciende mientras Ciudadanos crece en las encuestas"

Las contradicciones en el seno de la formación han sido evidentes: su rama Anticapitalista ha sido desautorizada por el Consejo Estatal de Podemos tras haber aceptado esta la proclamación ilegal de la República Catalana. Además, Carolina Bescansa, diputada y cofundadora del partido, ha invitado a los defensores de la independencia a marcharse de la formación. 

Este descontrol dentro del partido de Podemos, donde los dardos entre sus miembros en los medios de comunicación y las redes sociales no han cesado durante todo el conflicto catalán, han provocado que la formación se descalabre en las encuestas y pierdan hasta un 27,5% de los votos con respecto al 26-J, según dicho sondeo. Muchos de los votantes del partido morado del resto del Estado no logran comprender la postura cercana a los independentistas que ha mantenido UP.

El bloque constitucionalista se recompone

Los 'constitucionalistas' se mantienen o aumentan en los sondeos "Los 'constitucionalistas' se mantienen o aumentan en los sondeos"

Por su parte, el partido de centro derecha liderado por Albert Rivera obtuvo un 13,1% en las elecciones de junio de 2016. En la encuesta realizada por Sigma Dos para septiembre, bajaba hasta el 12,7% de los votos. Sin embargo, su postura radicalmente contraria a los independentistas y su insistencia al Gobierno de Rajoy durante todo el mes de octubre para que se aplicara inmediatamente el 155, le ha otorgado réditos electorales, según el estudio para el mes saliente: ascienden hasta el 16,7% de la intención de voto.

Los socialistas liderados por Pedro Sánchez han mantenido una actitud cercana al partido del Gobierno. El PSOE llegó a pactar la articulación del 155, recordando a los antiguos pactos del bipartidismo español. En esta ocasión, Sánchez y los suyos han defendido la unidad de España, el orden constitucional y el respeto a las leyes. Sigma Dos le otorga una intención de votos del 26% en octubre, cuando el 26-J los socialistas obtuvieron un resultado pobre con el 22,7%, solo 1,6% por encima de los de Iglesias.

La crisis en Cataluña le ha servido al Partido Popular de Mariano Rajoy para esconder todos los casos de corrupción que le han cercado durante años y que amenazaban a su mandato. Tal es así que, mientras el monotema nacional era la independencia fallida de los catalanes, el PP ha aprovechado para ocultar todos los asuntos que le afectan de lleno y que evidencian el poco respeto a la legalidad de muchos altos cargos y políticos de las filas populares. 

Cataluña le ha otorgado una intención de voto que no difiere mucho de las últimas generales. Rajoy obtuvo un 33% el 26-J y ahora, según Sigma Dos, volvería a ganar las elecciones con un 31,4% de los votos, apenas 1,6% menos que hace más de un año. La distancia con respecto al PSOE es de 5,4 puntos, la mitad que en 2016. Este sondeo no ha recogido el efecto en la ciudadanía tras el cese del Govern y la convoctoria electoral autonómica. Sin embargo, no deja de ser una encuesta más que refleja el estado de ánimo actual. Y, últimamente, los sondeos suelen apuntar a direcciones erróneas. Si no, que se lo digan a Trump o al Brexit.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados