Buscan un tren nazi lleno de tesoros desaparecido en Polonia

Buscan un tren nazi lleno de tesoros desaparecido en Polonia

Parece el comienzo de una novela de misterio. Sin embargo, este caso es totalmente real.

Vida Maribel Baena Maribel Baena 18 Agosto 2016 11:05

Podría ser una historia digna de una novela policíaca; en ella, una pareja de aventureros se perdería por el sudoeste de Polonia buscando un tren, supuestamente sepultado bajo la tierra, en el que residirían los mayores tesoros recavados por los nazis durante su dominio, desde joyas a obras de arte. Sería una novela muy entretenida, de no ser porque está sucediendo en la vida real.

Parece increíble. Al igual que cualquier expedición en busca de un tesoro, puede ser cosa de cuento, pero esta vez no es así. Los cazatesoros Peter Koper y Andreas Richter, el primero polaco y el segundo alemán, aseguraron el año pasado saber dónde se encontraba este misterioso tren.

Según la leyenda, en el año 1945 un convoy nazi que se dirigía desde la base de Breslavia al pueblo de Walbrzych (Polonia) desapareció cerca de esta localidad. De acuerdo con las historias que se cuentan, en el tren podría llegar a haber unas 300 toneladas de oro además de otros tesoros. Según ha asegurado el portavoz del proyecto, Andrzej Gaik, "probablemente transportaba objetos de gran valor requisados por los alemanes en toda Europa, puede que también artículos robados de museos y oro de depósitos".

Koper atendiendo a la prensa "Koper atendiendo a la prensa"

En septiembre del año pasado, Koper y Richter comenzaron a negociar con las autoridades polacas, para que estas les dejaran realizar la búsqueda. Anticipándose a la remota posibilidad de que realmente ese convoy exista y esté lleno de tesoros, los 'cazatesoros' pidieron un 10% del valor del oro en caso de encontrarlo. Su empresa, XYZ, será la que corra con absolutamente todos los gastos de la exploración: se gastarán aproximadamente más de 30.000 euros según la página oficial del proyecto. Es decir, más les vale encontrar el tren lleno o la búsqueda les saldrá bastante cara.

"Cavaremos seis metros de profundidad a lo largo de cien metros de las antiguas vías", explicó Gaik. Será un proceso largo, y nada les asegura la victoria. No obstante, los cazatesoros se encuentran bastante positivos al respecto. Basan su teoría en una imagen que ha tomado un georradar, donde aparece una silueta de lo que parece un vagón enterrado bajo las montañas. De ser cierta esta imagen, estaríamos ante un convoy de unos 98 metros de largo.

Pero, ¿cómo sabían dónde tenían que buscar? Al parecer, un hombre de la zona se lo confesó antes de morir. Pero no un hombre cualquiera, sino un antiguo soldado nazi en su lecho de muerte. Realmente, no podría ser todo más novelesco. Por su parte, las autoridades de la localidad no han querido inmiscuirse en el asunto. Su actitud se ha vuelto aún más recelosa desde que, en diciembre del año pasado, se presentaron los resultados de una investigación realizada por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Cracovia. Habían estado buscando este tren, y los científicos, entre ellos el profesor Janusz Madejm, habían llegado a la conclusión de que no había ninguna evidencia que pudiera indicarles que existía dicho 'tren del tesoro'. Sí mencionó que "quizás" pudiera haber un túnel.

Ya se está excavando en la zona "Ya se está excavando en la zona"

Consigan o no encontrar el tren, y esté este lleno de oro o no, lo cierto es que el pueblo de Walbrzych ya ha salido ganando con todo este asunto. Desde que la noticia saliera a la luz el año pasado, volvió a aparecer en el mapa; el turismo se ha incrementado de una forma increíble, según cuentaAnna Zabska, la responsable del museo Old Mine Science and Art Center (un centro de estudio sobre la historia industrial y minera de Walbrzych), a El Periódico.

"Entre agosto del 2015 y agosto del 2016, nuestros ingresos han aumentado en un 130%", explica Zabska. No obstante, se muestra reticente a creer que de verdad haya un tren con oro y distintos tesoros. Ni siquiera cree que vayan a encontrar rastros de ningún tren. "Es una locura, pero es genial ser el centro de atención, es bueno para la ciudad".

Independientemente de si la búsqueda de Koper y Richter sale o no bien, ahora todos sabremos que hay un pueblo en Polonia que se llama Walbrzych en el que hay una leyenda sobre un tren nazi plagado de oro.

Comentarios