Un posible accidente nuclear pone en estado de alerta a la región alemana de Renania

Un posible accidente nuclear pone en estado de alerta a la región alemana de Renania

Las centrales nucleares de Doel y Tihange, en Bélgica, han sido catalogadas como dos de las centrales más inseguras del mundo. Es por ello que la región alemana de Renania, cercana a ellas, se encuentra actualmente en estado de alerta.

Ciencia Maribel Baena Maribel Baena 16 Agosto 2016 09:50

Renania es uno de los estados más conocidos de Alemania y, además, el más poblado de todos. Situado al este y fronterizo a Bélgica y Holanda, cuenta con unos impresionantes parajes verdes; sus fotografías son dignas de un cuento de hadas de Andersen. No obstante, este cuento quizás debería incorporar catástrofes nucleares.

El gobierno de Renania ha comprado 21 millones de tabletas de yodo, dando la orden de, dado el caso, distribuirlas entre todas las mujeres embarazadas y los niños más pequeños. Pero, ¿por qué? Al tomar yodo no radioactivo de forma preventiva, se saturará la glándula tiroides; de esta forma, todo el yodo radioactivo que se pueda ingerir o inhalar, será expulsado directamente a través de la orina. Como consecuencia, se evita la posibilidad de desarrollar cáncer de tiroides. Este yodo radioactivo puede ser liberado de forma masiva durante un accidente nuclear... Y esto es precisamente lo que temen en Renania.

Así es Renania ahora mismo (Traveller) "Así es Renania ahora mismo (Traveller)"

Doel y Tihange son los nombres que están provocando oleadas de terror en este estado alemán. Son dos reactores belgas que cuentan con un historial tan largo de fallos técnicos que se espera que, en cualquier momento, puedan acabar generando una catástrofe nuclear importante. Pese a que el gobierno apoyó una querella en la que se solicitaba el cierre de la central de Tihange, y pese a que a esta petición se unió el embajador alemán en Bélgica, la central continúa en funcionamiento.

En el caso de la central de Doel, la más lejana a Alemania a escasos kilómetros de Amberes, las preocupaciones son exactamente las mismas. No obstante, se ha prolongado su vida útil hasta el año 2025. Como indica el diario Die Wel: "Existe un gran miedo en Renania del Norte-Westfalia a causa de las averías de los reactores belgas. Miedo a la posibilidad de una catástrofe nuclear".

Las centrales nucleares de Doel y Tihange son las más antiguas de Bélgica (Engie) "Las centrales nucleares de Doel y Tihange son las más antiguas de Bélgica (Engie)"

Pero Bélgica no se decide a cerrar estas centrales nucleares, las más antiguas de todo el país. Entre las dos, suministran más de la mitad de las necesidades eléctricas del país, y es por esto que Bélgica prefiere mantenerlas abiertas y en pleno funcionamiento. Un punto que debería tener en cuenta el país europeo es que estas centrales se encuentran en lo alto de las listas de centrales nucleares menos seguras del mundo por lo que su cierre es cuestión de tiempo.

Por su lado, Renania prefiere prepararse para lo peor. El miedo es el que les ha llevado a comprar 21 millones de tabletas de yodo, que, todo sea dicho, poco podrán ayudar en caso de explosión. Están previstas para ser distribuidas entre toda la población que vive a un radio de unos cien kilómetros de ambos reactores, sobre todo entre mujeres embarazadas y niños, considerados las víctimas con un sistema inmunológico más débil. De esta forma, se reducirían al máximo las consecuencias de la contaminación. En Alemania, un país que en los próximos años dirá adiós a la energía nuclear, están preparados para lo peor.

Comentarios