Buscar
Usuario

Televisión

Blas Cantó pisa finalmente Eurovisión 2021: Así ha sido su primer ensayo en Róterdam

Una luna gigante y un concepto similar al de la final nacional de febrero, las principales bazas de una escenografía que no ha terminado de convencer.

Blas Cantó pisa finalmente Eurovisión 2021: Así ha sido su primer ensayo en Róterdam Blas Cantó pisa finalmente Eurovisión 2021: Así ha sido su primer ensayo en Róterdam

Foto: EBU / Thomas Hanses

Se acabó el misterio. Blas Cantó se ha estrenado por fin sobre el escenario del Festival de Eurovisión 2021 ubicado en el pabellón Ahoy de Róterdam (Países Bajos). Representará a España en Eurovisión el próximo sábado 22 de mayo, una tarea nada sencilla y un reto que abordar con un tema muy personal, escrito por él mismo, junto a Dan Hammond, Dángelo Ortega y Leroy Sánchez. Una historia que contar y que cantar, que enternece, bastante profunda y nostálgica, que habla de la pérdida de su abuela Josefina a causa de la COVID-19. Sin embargo, una vez vista sobre el escenario eurovisivo, tenemos nuestras dudas de si el murciano ocupará los primeros puestos de la tabla. O incluso de si algún país le podrá sacar de las cinco últimas posiciones.

No daban ni siquiera las 19:10h de la tarde cuando las primeras notas a capella retumbaban dentro de las paredes del recinto que albergará el festival. Tras seis días de intensas jornadas de ensayos con todos los países participantes de esta edición, la UER y las cadenas públicas neerlandesas AVROTROS, NOS y NPO daban la bienvenida a la candidatura de RTVE, con la delegación encabezada por Ana María Bordás y el equipo artístico del cantante, entre ellos sus coristas, quienes le acompañan sobre el escenario, aunque no tendrán presencia alguna en los tres minutos de actuación. No se les verá sobre el escenario, pero Alba Gil, Héctor Artiles, Daira Monzón, Irene Alman y Dángelo Ortega darán soporte a Blas con sus cálidas voces, pese a las críticas recibidas tras la final nacional y la posibilidad -excepcional- de introducir coros pregrabados.

¿El resultado? Un número con mucha belleza visual, realmente la tiene, con muchos elementos que poder analizar, entre ellos la gran luna gigante que preside el escenario del alemán Florian Wieder. Una idea trabajada anteriormente en la gala de selección de la canción que tuvo lugar en febrero, y en cuya idea principal también trabajo el austríaco Marvin Dietmann, encargado al mismo de la escenografía en Róterdam. No obstante, las ideas más creativas y novedosas han volado hacia otros rincones de Europa, como Chipre o Bulgaria, porque la innovación con la candidatura española no ha estado entre sus planes.

Por otro lado, y en cuanto al cantante, hemos de destacar que Blas ha estado pletórico, y aunque ha tenido algún pequeño despiste vocal, nos hemos percatado de las horas y horas de ensayos que le ha dedicado a su emocionante balada, en la que pone todo su ímpetu con su frágil y delicada voz, además de con una mirada convincente, con primeros planos que retratan sus grandes dotes interpretativas, particularmente en los primeros segundos del número.

En declaraciones a RTVE, el cantante ha desvelado que se ha sentido "cómodo", apuntando al gran equipo de sonido del que ha dispuesto hoy para interpretar el tema. Ha alcanzado las notas más agudas sin esfuerzo alguno, mejorando pase tras pase, pues ha realizado un total de tres en la media hora que ha tenido disponible. "Me sentido genial y me he emocionado. El escenario es espectacular", ha confesado minutos después de su primera visita al Ahoy.

Intimista y sin artificios, pero... ¿suficiente para ganar?

Hemos visto la actuación desde diferentes puntos de vista. Primero, a través de RTVE.es, quien ha seguido todos los pasos del cantante desde la sala de sonido y pruebas, donde han microfonado a todo el equipo. Una vez dentro del pabellón, la cámara de Radio Televisión Española ha mostrado por primera vez que la luna presente en la actuación de la gala de preselección cobraría vida en el escenario del Ahoy. Minutos más tarde, tras una espera de unos pocos minutos, hemos podido ver al de Ricote (Murcia) a través de la pantalla del centro de prensa digital, dando cuenta de cada uno de los detalles que nos han hecho percatarnos de que Blas Cantó sí hará la actuación de su vida, como él mismo dice, pero no ganará Eurovisión 2021, ni quedará, contra todo pronóstico, cerca de hacerlo. Las casas de apuestas tampoco contemplan un escenario diferente.

No hay artificios, tampoco los necesitaba, o bueno... quizá sí. Muchos fans pedían en las últimas semanas que TVE y el director artístico arriesgaran e introdujeran en la actuación final algunos hologramas, o algún tipo contenido gráfico en sí, relacionado con videoclip del cantante, en el que aparece intimando mujer de avanzada edad que simboliza a su abuela Josefina. Finalmente no ha podido ser y hemos visto a Blas subir a las nubes a buscar a su ser querido, metafóricamente hablando, a lo largo de tres minutos, engalanado en un conjunto de camisa de satén y pantalón de color negro.

Por otro lado, destaca un nuevo arreglo musical para la producción del tema, con más cuerdas y percusión en la segunda estrofa, aunque también ha sido generosa con algunos segundos de silencio en los que únicamente la audiencia podrá oír al cantante. "Quería mantener esa sensación de cantar sin nada más, como cuando empecé. Traer ese momento de cuando era niño a Eurovisión", ha explicado.

En este sentido, la propuesta española en Eurovisión 2021 comenzará únicamente dando protagonismo a la voz desnuda del murciano, aunque también cerrará con ella tras alcanzar su clímax, reflejado en una potente iluminación a base de cañonazos y destellos de luz blancos que emerge tras un eclipse, al que han precedido sombras, un fondo estrellado y una iluminación tenue en color azul oscuro sobre la figura de Blas, que acaba compartiendo protagonismo (incluso demasiado, debido a la abundancia de planos cenitales) con la enorme luna de siete metros de diámetro, con proyecciones mapping de diferentes texturas.

Lo cierto es que en esta ocasión, y a diferencia de otros años donde el storyboard no ha llegado al destinatario correspondiente o simplemente no ha habido nada que aportar, hay muchas cosas plasmadas en escena. Los deberes se han hecho, pronto y sin mejora o actualización alguna, pero ahí están. La puesta en escena, muy clásica, correcta y sin salirse de la línea, no arriesga, pero no por ello se le puede tildar de lo contrario.

Blas Cantó posa para los medios tras su primera rueda de prensa en Eurovisión 2021. Créditos: Raúl Tejedor (RTVE) "Blas Cantó posa para los medios tras su primera rueda de prensa en Eurovisión 2021. Créditos: Raúl Tejedor (RTVE)"

Como ya hemos comentado, los tiros en Eurovisión van más allá de traer un número bonito y visualmente atractivo. Son demasiados elementos que no conectan, y que además van más allá de lo artístico y lo creativo. Poco o nada indica que se vayan a hacer cambios muy significativos de cara al segundo ensayo que tendrá lugar el sábado 15 de mayo, pero por el momento habrá que esperar para ver si Blas y la delegación española guardan algún as bajo la manga.

"No quiero llorar en el escenario porque es el momento de mi vida"

En los días anteriores a su llegada a Róterdam, el murciano ya revelaba ante los medios de comunicación las ganas que tenía de poder finalmente pisar Róterdam. Si bien la comunidad de eurofans le ha recriminado a RTVE la actitud tan desinteresada que ha tenido con el cantante, relegándolo a su entorno digital, Blas Cantó ha disfrutado de un chute de promoción por parte de Telecinco y Mediaset en las últimas semanas, tras haber sido invitado a interpretar 'Voy a quedarme' en 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' y 'Supervivientes'. Esta última actuación ocurría tan solo hace unos días, pocas horas después del encuentro de despedida, en el que interpretó ante sus seguidores y los medios de comunicación, a modo de concierto acústico, varios de sus temas más conocidos como 'In your bed' o Él no soy yo', además de su canción para Eurovisión. Ocurría el pasado jueves 6 de mayo en el Teatro Monumental de Madrid, en un evento presentado por Tony Aguilar y Julia Varela, los comentaristas españoles que retransmitirán Eurovisión para el ente público desde la cabina de comentaristas en Róterdam.

En la tarde de hoy, tras el ensayo, Blas ha tenido su primer encuentro con los medios de comunicación nacionales e internacionales presentes en Róterdam, los que se encuentran in situ y también aquellos que, desde casa, observan la actualidad de Eurovisión 2021 a través del centro de prensa digital y que también han podido intercambiar sensaciones con el cantante. El representante español no ha dejado de expresar lo mucho que siempre había ansiado pisar el escenario del festival. "Los sueños se hacen realidad", decía, haciendo balance de los cambios a realizar para el próximo ensayo. "Estoy feliz, tenemos que ajustar muchas cosas de sonido, cámaras... pero me siento bien porque cuento mi historia. No es fácil, es duro, pero tengo que admitir que, si pienso demasiado en la historia tras la canción, lloraría todo el tiempo", admitía, entre lágrimas, recordando a su difunta abuela, a la cual siente muy cerca en todo momento. "No quiero llorar en el escenario porque es el momento de mi vida".

El representante de España interpreta 'Voy a quedarme' sobre el escenario del Rotterdam Ahoy. Créditos: Raúl Tejedor (RTVE) "El representante de España interpreta 'Voy a quedarme' sobre el escenario del Rotterdam Ahoy. Créditos: Raúl Tejedor (RTVE)"

Sin duda, el talón de aquiles, además de otras muchas cosas, de la cadena pública de nuestro país ha sido la promoción del representante español y eso se ha hecho notar no solo en los pronósticos y predicciones, incluidas las casas de apuestas anteriormente citadas, sino también en el hype de los eurofans y la poca expectación generada en torno a esta candidatura. El español se sitúa en estos momentos en el trigésimooctavo lugar de los apostantes, habiendo oscilado entre el puesto 36 y el 39 en los últimos días. Por otro lado, ninguno de los programas de televisión emitidos por las distintas televisiones europeas, como Adresse Rotterdam (Noruega); o Alla Leid (Islandia), ha posicionado al joven entre sus favoritos, relegándolo a la más absoluta impasibilidad. En unos días, conoceremos el desenlace, mientras tanto, le deseamos a Blas Cantó, desde esta línea, la mayor de las suertes.

Artículos recomendados

Comentarios