Buscar
Usuario

Política

Albert Rivera reclama al bufete Martínez-Echevarría su sueldo hasta 2025

Tanto Rivera como José Manuel Villegas estudian exigir daños morales y reputaciones tras haberles acusado de "baja productividad".

Albert Rivera reclama al bufete Martínez-Echevarría su sueldo hasta 2025 Albert Rivera reclama al bufete Martínez-Echevarría su sueldo hasta 2025

Foto: CordonPress

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el que fuera su 'número dos' en la formación naranja, José Manuel Villegas, han reclamado al bufete de abogados Martínez-Echevarría su sueldo hasta 2025 después de anunciar el pasado lunes 7 de febrero su salida del despacho por el que firmaron hace dos años.

Según adelanta El Confidencial, ambos estudian reclamar también daños morales y reputaciones tras haberles acusado públicamente de "baja productividad". Además, los dos acusan a la firma de incumplimiento de contrato al no nombrarles presidente y vicepresidente ejecutivo a Rivera y Villegas respectivamente, así como por la falta la falta del pago variable de Right Option, la sociedad que está detrás de Martínez-Echevarría.

Fue el pasado lunes 7 de febrero cuando Rivera y Villegas enviaron un correo a primera hora de la mañana a Vicente Morató, consejero delegado de la firma, por el que comunicaban su decisión de resolver con efecto inmediato sus contratos con la compañía y, aunque los dos se comunican ya únicamente con el despacho a través de sus propios abogados, la intención ahora por ambas partes es lograr una salida pactada.

Distintas versiones

Desde el bufete de abogados aseguran que ambos han abandonado el despacho porque "su productividad estaba alcanzando niveles preocupantes, muy por debajo de cualquier estándar razonable". Sin embargo, los exdirigentes de Ciudadanos aseguran que su decisión ha sido tomada de forma "sosegada tras dos años de reiterados incumplimientos contractuales" por parte del despacho y a pesar de que aún les quedaban tres años para finalizar el contrato.

Por otro lado, Rivera y Villegas tampoco están de acuerdo con la versión del despacho de que su productividad era baja: "El despacho ha pasado de facturar 16 millones a casi 20 y la oficina de Madrid ha pasado de facturar 1,5 millones a facturar casi 4 millones", se justifican.

Artículos recomendados

Comentarios