Buscar
Usuario

Noticias

Absuelven al artista que pintó sobre la lápida de Franco en el Valle de los Caídos

La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido absolver a Enrique Terneiro de los delitos de profanación y contra la libertad de conciencia.

Absuelven al artista que pintó sobre la lápida de Franco en el Valle de los Caídos Absuelven al artista que pintó sobre la lápida de Franco en el Valle de los Caídos

Foto: El artista Enrique Terneiro pintando la lápida de Franco en el Valle de los Caídos

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto al artista Enrique Terneiro, acusado de delito de profanación y contra la libertad de conciencia, por haber pintado una paloma y el mensaje "por la libertad" sobre la lápida de Franco en el Valle de los Caídos en octubre de 2018.

La Fiscalía pedía para él un año de cárcel y la acusación popular, la Asociación de Defensa del Valle de los Caídos, reclamaba dos años de prisión. Además, la Abogacía del Estado compareció para solicitar, por la vía civil, que Terneiro pagara una indemnización de 833 euros por los daños causados en la tumba.

Los hechos ocurrieron poco antes de empezar la misa del 31 de octubre de 2018 en la Basílica del Valle de los Caídos, un año antes de que se exhumaran los restos del dictador. El artista gallego se dedicó a dibujar una paloma con pintura roja sobre la lápida de la tumba de Franco con el mensaje "por la libertad" para luego dirigirse a los allí presentes que habían acudido a la misa: "Por la reconciliación de los españoles", exclamó.

La sentencia

Los hechos probados reflejan que hizo todo esto pero también que en ningún momento tuvo la intención de alterar la homilía y que se dedicó simplemente a expresar su opinión. Así lo aseguran los jueces, quienes rechazan que el artista quisiera ofender las creencias religiosas: "No había empezado la misa, segundo, actuó solo y de forma rápida y las consignas lanzadas en modo alguno iban en contra de las creencias religiosas de los que allí pudieran estar presentes", considerando esto como "un acto de perturbación menor" que no puede ser considerado delito, según la sentencia.

Asimismo, los magistrados tampoco creen que la pintura profanase la tumba del dictador: "Se trata de una figura con una trayectoria como jefe del Estado y la finalidad del acusado no era la del vilipendio de su persona como tal, sino la de expresar una idea sobre su presencia en el lugar, sin que concurra un ánimo de ultraje", exponen los jueces.

De todas formas, esta sentencia no supone el final del caso, ya que la decisión todavía puede ser recurrida ante el Tribunal Superior por la Fiscalía y por la acusación popular. La decisión cuenta además con el voto particular de un magistrado que sí apuesta por condenar al artista por los delitos de los que estaba acusado.

Este juez, Francisco Manuel Oliver Egea, entiende que la intención de Terneiro sí era ofender los sentimientos religiosos de los que estaban allí presentes, así como ofender al dictador enterrado. "Sería un acto que atenta no sólo contra el respeto al difunto sino además contra los sentimientos religiosos", expone.

Artículos recomendados

Comentarios