7 rasgos que te identifican como generación 'Final Fantasy VII'

7 rasgos que te identifican como generación 'Final Fantasy VII'

'Final Fantasy VII' ya es un juego generacional, y todos los que formamos parte de esa generación coincidimos en un dogma.

Juegos Xose Llosa Xose Llosa 17 Octubre 2016 10:24

Se acerca 'Final Fantasy XV', con fecha de lanzamiento definitiva para el próximo 29 de noviembre de 2016. El juego de Hajime Tabata, director de 'Final Fantasy Type-0', lleva en desarrollo una década, con una de las historias más turbulentas y truculentas dentro de la historia del desarrollo de videojuegos. Un camino enrevesado para llevar a uno de los grandes giros de la franquicia, que esconde también una de las grandes esperanzas de devolver la saga al lugar de privilegio que ostentaba años atrás. Hoy no toca hablar del traído y llevado desarrollo de 'Final Fantasy XV', sino que toca echar la vista a esos años de gloria para 'Final Fantasy'.

¿Qué define a la generación 'Final Fantasy'?

Aquí nuestros héroes "Aquí nuestros héroes"

'Final Fantasy VII' es ya un juego generacional. Un juego definitorio para toda una generación de jugadores, entre los veintimuchos y los treinta y pocos en la actualidad. La particularidad de 'Final Fantasy VII' explica el mito fácilmente: el primero de la saga en llegar a terreno europeo; el primero en desembarcar en PlayStation, donde se convirtió en primordial exponente de la consola; uno de los primeros RPG de desarrollo poligonal, y también, en España, uno de los primeros del género traducidos al castellano. Esta conjunción de astros lo convierte en el segundo juego más vendido de PlayStation. Pero, más allá de los fríos y abstractos números, 'Final Fantasy VII' se descubre como nexo de unión para toda esa generación fácilmente identificable:

1 Después de 'Final Fantasy' todos probamos 'Wild Arms'

¿Os acordáis de Wild Arms? "¿Os acordáis de Wild Arms?"

Cuando la fiebre 'Final Fantasy' desembarcó en España el género JRPG pegó un estallido de popularidad, juegos como 'Vandal Hearts' se convirtieron a su salida en objeto de deseo, y hoy ya en nombres clásicos, pero la siguiente parada para la mayoría de nosotros fue 'Wild Arms'. 'Final Fantasy VII' desembarcó en España en 1997 y 'Wild Arms' en 1998. La particularidad de 'Wild Arms', un juego de mucha calidad que nos proponía un western en rol por turnos, es que las fases de exploración se desarrollaban en 2D, mientras que el desarrollo de combates era poligonal. También se tradujo al castellano, y hoy es, de hecho, uno de los más buscados y mejor pagados del catálogo de la consola.

2 Teníamos esperanzas con 'Final Fantasy VIII', pero no

Sí, pero no "Sí, pero no"

Aquí se abre un cisma entre la comunidad del momento, uno de tantos. Todos coincidimos en la expectación máxima de cara a la octava entrega numerada de la saga. Recuerdo saborear cada screenshot publicada en la veterana y extinta Revista Oficial de PlayStation en España como si fuese la última. Una de las primeras imágenes que vi de 'Final Fantasy VIII' fue una panorámica del mapamundi en el exterior del Jardín de Balam, que servía para hacerse una idea muy vaga de lo que se avecinaba, pero ya dejaba una cosa clara: los personajes estaban muy estilizados, el super deformed de 'Final Fantasy VII' quedaba atrás.

Todo eran celebraciones hasta la salida del juego, y ahí nos topamos con uno de los títulos más polémicos de todo el catálogo de la consola. Veníamos de 'Final Fantasy VII', un juego que nos narraba la historia de un desertor del ejército que, convertido en mercenario, luchaba con un grupo guerrillero de ecologistas llamado Avalanche en un universo cyberpunk. De esa distopía pasamos, en 'Final Fantasy VIII', a un culebrón sin prejuicios. Squaresoft nos presentó una aventura compleja, con muchas ramas, pero que encuentra como vía principal una historia de amor. Ese cambio tajante, unido a una transformación todavía más tajante en el sistema de progresión de personajes y combate, hizo del juego un título muy odiado en su momento, que todavía hoy encuentra una masa de detractores muy profunda.

3 Los gafapasters de la generación de 'Final Fantasy VII' hoy lo desprecian en favor de 'Final Fantasy VI' o 'Final Fantasy IX'

El IX es grande

Como todo lo mainstream, 'Final Fantasy VII' tuvo su asíntota, y hoy la parábola de popularidad pasa por momentos de flaqueza. En tiempos de barbazas y tirantes, el rechazo a lo popular es rasgo de personalidad, y 'Final Fantasy VII' tiene su masa crítica cada vez mayor, lo que es, por otra parte, muestra unívoca de que, efectivamente, este es un juego generacional.

Los gafapastas de la generación hoy se han sumado a dos ligas: una la de los defensores de 'Final Fantasy VI', que probablemente sea el mejor juego de la saga, a decir verdad, y otros a la liga de 'Final Fantasy IX', en su momento tristemente incomprendido.

4 Nuestro lema: "'Final Fantasy X' es el último 'Final Fantasy' bueno"

Desde que Square es Square Enix ya no es lo que era "Desde que Square es Square Enix ya no es lo que era"

Esta frase a estas alturas es prácticamente dogma, y, en realidad, lo asentado de la idea ha supuesto graves problemas para la saga y la franquicia, que ha vivido tiempos duros de los que no acaba de remontar.

Los tres juegos lanzados en la primera PlayStation fueron un éxito indiscutible ('Final Fantasy VII', 'VIII' y 'IX') y el primer desarrollo de PS2, pese al riesgo tomado, también tuvo un resultado excepcional; sin embargo, a partir de ese punto decae la calidad de la franquicia, se sobreexplota con spin-offs y derivados, y el desencanto del fan comienza a aflorar. Todo viene arrastrando el estreno fallido de 'Final Fantasy La fuerza interior' en salas, y con una fusión entre Squaresoft y Enix (creadores de 'Final Fantasy' y 'Dragon Quest' que tras años de competencia unen fuerzas) de por medio. Cambios empresariales, caída de la calidad, y en un abrir y cerrar de ojos el lema se afianza.

5 Hicimos del JRPG el género más popular durante más de una década

Ya no hay villanos como los de antes "Ya no hay villanos como los de antes"

Hoy el género del rol japonés pasa por momentos de flaqueza, y concretamente el sistema de turnos clásico está prácticamente extinguido. Sin embargo, desde la salida de 'Final Fantasy VII', y durante lo que ocupó toda la generación de PlayStation y posteriormente PlayStation 2, el JRPG fue el género más prolífico, mejor valorado y más jugado.

En los tiempos de Super Nintendo el RPG era ya un género muy popular, pero también muy vinculado al territorio nipón. Sin embargo, la acogida de 'Final Fantasy VII' implicó que los japoneses siguiesen desarrollando, y lo más importante, que lo abriesen el JRPG a nivel planetario.

6 Todavía nos da la risa floja con el spoiler de la muerte de Aeris

Sí, muertecita "Sí, muertecita"

Han pasado veinte años desde el lanzamiento de 'Final Fantasy VII' y todavía me siento como el niño que hace una travesura al hablar abiertamente de uno de esos spoilers históricos. El primer disco de los tres que componían el juego original se salda con la muerte de Aeris, un personaje femenino que establecía una relación emocional con Cloud. Esta muerte rápidamente se convirtió en spoiler de uso cotidiano, que todavía pervive como meme en redes sociales.

7 Alberto Garzón también es de los nuestros

Sin duda, los de 'Final Fantasy VII' ya somos una generación que nos permitimos el lujo de añorar tiempos mejores. Nos hacemos viejos, claro, incluso uno de los nuestros es parte de la representación política del Estado:

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados