'Final Fantasy': los mayores despropósitos de la saga

'Final Fantasy': los mayores despropósitos de la saga

Versiones que rompen con la dinámica de la saga, producciones paralelas que se convierten en un fracaso... Estas son algunas de las entregas y pasos más desastrosos que ha pegado 'Final Fantasy' en sus tres décadas de historia.

Juegos Xose Llosa Xose Llosa 05 Abril 2016 11:38

Hace unos días se comenzó a dibujar el universo 'Final Fantasy XV'. Esta nueva entrega es muchas cosas, pero sobre todas ellas es la intentona desesperada de Square Enix por recuperar las riendas de su franquicia. En tiempos de la primera PlayStation, en Europa, 'Final Fantasy' era "la saga". El lanzamiento de cada entrega hacía parar los relojes. Con el salto de generación, en PlayStation 2, la franquicia de Squaresoft aguantaba el tipo, pero ahí comenzó el jadeo. A partir de ese punto, y sobremanera durante los tiempos de PlayStation 3 y Xbox 360, Square Enix exprimió sin mayor piedad su firma estrella. 'Final Fantasy' era un sinónimo de ventas millonarias. Era. Tras los dimes y diretes de 'Final Fantasy XIII' y sus descendientes, y sobre todo tras algunos spin-off horribles que han ido saliendo, 'Final Fantasy', ahogada entre lanzamientos menores, acabó pasando a ser franquicia de segunda fila. Triste, duro y cierto.

Aquí los logos de los buenos, el tren de la bruja a continuación "Aquí los logos de los buenos, el tren de la bruja a continuación"

¿Cuáles son los mayores despropósitos que se han cometido con la franquicia 'Final Fantasy'?

1 'Final Fantasy X-2'... sin palabras

La secuela de 'Final Fantasy X' tiene defensores, me consta. Aquellos alzan la voz enarbolando un sistema de combate profundo y completo. Me consta, y puedo llegar a estar de acuerdo. Pero, un juego que se basa en el universo del pop japonés, donde el estilo vistiendo del trío protagonista es lo que determina su actuación en combate, lo tiene muy difícil fuera de Japón en general, y en mi consola en particular. Más allá de la calidad o conveniencia de 'Final Fantasy X-2', el enorme problema con este juego es que aquí se rompió una regla sagrada de la franquicia: las secuelas.

Sombra aquí, sombra allá, maquíllate "Sombra aquí, sombra allá, maquíllate"

Si 'Final Fantasy' había logrado mantenerse fresca con el devenir de las entregas, es porque cada juego es independiente del anterior. De esta forma, con cada entrega acudimos a un grupo nuevo de personajes, probablemente en una época diferente, y probablemente con un sistema de combate nuevo. Ciertos elementos muy definidos veían continuidad entrega a entrega, eso lo hacía reconocible a los fans, pero a la vez cada nuevo juego era un mordisco completamente inesperado. Esto fue ley capital, que se rompió por primera vez con la secuela de 'Final Fanatsy X'. A partir de este punto, esta tónica de entrega y secuelas es algo que veríamos repetido en 'Final Fantasy XIII'.

2 Arruinando el clásico 'Final Fantasy VI' (Versión iOS-Android-PC)

Pensar en los 16 bits de Super Nintendo es pensar en el preciosismo más absoluto. Pensar en 'Final Fantasy VI' es hacerlo en uno de los juegos más perfectos y bellos que se han creado nunca. Mi entrega favorita, por si queda alguna duda. Un juego en dos dimensiones, que arrastra en cada uno de sus escenarios un acabado artístico manufacturado, que aporta valor incalculable a una de esas obras atemporales de la industria. 'Final Fantasy VI' en su versión original, o la adaptada para la primera PlayStation, es la Mona Lisa de los videojuegos. ¿Qué necesidad hay, que alguien me lo explique, de cambiar el estilo artístico con el salto a ordenador y móvil?

¡¿POR QUÉ?! "¡¿POR QUÉ?!"

Este es uno de los casos más flagrantes, extravagantes, y a la vez uno de los más recientes. Cuando Square Enix anunció el relanzamiento de 'Final Fantasy VI' en móviles y Steam todo eran aplausos, cuando vimos el acabado gráfico el llanto se rompió entre la comunidad de aficionados. ¿Os imagináis una versión de 'Psicosis' coloreada? Aproximadamente es el mismo efecto que lograron imprimir en el 'Final Fantasy VI' de móviles. Horrible es una palabra amable en este caso.

3 'Final Fantasy: All the Bravest': luces, colores y micropagos

Se atrevieron a ponerle 'Final Fantasy' en el nombre de este juego, y también se atrevieron a lanzarlo en occidente. Un juego de móviles F2P que os podéis descargar desde Google Play o AppStore en este preciso instante, y que tiene más votos de una estrella que de cinco en la tienda Android. De la prensa, en Metacritic, un 25/100.

El fallido salto a móviles de 'Final Fantasy' con 'All the Bravest'

Se trata de un minijuego de combates en el que formamos equipos multitudinarios con personajes y 'elementos' icónicos de la franquicia. Un juego descontrolado, pasivo, abusivo en los pagos, y compuesto del fanservice más insulso y conformista que alcanzo a recordar. Pegar el salto a los móviles con propuestas originales como Miitomo de Nintendo es algo digno y siempre respetable; llevar una saga decana a este batiburrillo de luces, colores y sprites reciclados... es perder el respeto a una firma.

4 Vuelta a Nintendo y fiasco: 'Final Fantasy Crystal Chronicles'

Con la llegada de PlayStation, Square Enix se vio seducida por el disco óptico y la posibilidad que aportaba de usar escenas de vídeo CGI en sus obras. El rol en general, y 'Final Fantasy' en particular, sufrió un cambio de paradigma a raíz de 'Final Fantasy VII'. Mientras PlayStation adoptaba el CD como formato, Nintendo se mantenía fiel al cartucho con Nintendo 64. Esto, entre otras cosas, alejó la franquicia de Square Enix de las consolas Nintendo. Hasta la séptima entrega todos los juegos de la saga de Square habían salido primero en NES y luego en SNES, por lo que el salto de la firma a PlayStation supuso una de las rupturas más famosas, recordadas, y con mayores implicaciones de toda la historia.

Con la llegada de Gamecube se volvieron a acercar lazos entre Square Enix y Nintendo, y los que por aquel entonces teníamos un cubo de Nintendo bajo el televisor nos frotábamos las manos pensando en que la nueva entrega principal de la saga podría terminar en nuestra consola. Nada más lejos.

Peor que la versión española de 'Matrimonio con hijos' "Peor que la versión española de 'Matrimonio con hijos'"

Seguramente por esa expectativa rota, más que por la calidad del propio juego, cuando 'Final Fantasy Crystal Chronicles' fue lanzado en Gamecube acudí a una de las decepciones más profundas de mi vida. Un juego que recogía elementos reconocibles del universo 'Final Fantasy', pero que se postulaba como un dungeon crawler de rol acción sin mayor peso argumental. Nada que ver con la franquicia principal, un juego sin mayor alarde pensado para jugar en cooperativo, lo suficientemente exitoso para ver múltiples entregas, y a la vez lo suficientemente decepcionante para ganarse aquí un hueco.

5 'Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers', el peor en consola. Punto.

Si bien con el tiempo he terminado comprendiendo, y quizá apreciando, el 'Final Fantasy Crystal Chronicles' de Gamecube, donde uno debe ser intransigente es con 'Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers' de Nintendo Wii. El proceder de este juego es el mismo que en la versión de Gamecube, pero aquí seguramente con una mayor carga argumental, incluso más insulsa. En este caso Square Enix decidió que era buena idea aprovechar el sistema de control por movimiento de la consola de Nintendo, y esto termina por convertir 'Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers' en, sin duda, el peor juego de la franquicia que ha salido en consola hasta la fecha.

¡No! Apártalo de mi vista "¡No! Apártalo de mi vista"

6 'La Fuerza Interior' y el fin de Sakaguchi

En 2001 se estrenó la película 'Final Fantasy: La Fuerza Interior', una película CGI con estreno mundial en cines por todo lo alto. La película de 'Final Fantasy', que se dibujó como el mayor fracaso comercial en toda la historia de la franquicia. Más allá de la calidad de la cinta, este es el punto de inflexión de la saga. A partir de aquí comenzó la caída.

Al calor del éxito que los juegos atesoraban con las entregas de PlayStation, la compañía estaba en posición de llevar más allá la franquicia. Sakaguchi, creador de la saga, fue también el director de este filme puntero tecnológicamente. La inversión en la producción fue de 137 millones de dólares, de los que se recuperaron unos 85. En Rotten Tomatoes la película acumula un pobre 44% de críticas positivas.

El despropósito de película de 'Final Fantasy'

El fiasco fue tal que los cimientos de Final Fantasy se tambalearon como pocas veces antes. Rodaron cabezas tras esta película, una de ellas la del propio Sakaguchi, que acabó formado su propia compañía, Mistwalker ('Blue Dragon' o 'The Last Story').

Sorprende mucho que tras el desastre de 'Final Fantasy: La Fuerza Interior', ahora, quince años después, Square Enix se vuelva atrever con una película CGI. Una de las patas del universo 'Final Fantasy XV' es 'Kingsglaive', una película que cuenta en el casting con nombres tan relevantes como Sean Bean ('Juego de Tronos') o Aaron Paul ('Breaking Bad'). Eso sí, en este caso el estreno comercial es más comedido, con destino directo al vídeo bajo demanda. Además, la tecnología CGI en el año 2016 es muchísimo más asequible de lo que lo fue en los tempranos 2000.

7 'Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII', explotando la gallina de los huevos de oro

Cierro este especial de despropósitos con un juego que me genera sentimientos encontrados, 'Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII'. La gallina de los huevos de oro de Square Enix es 'Final Fantasy VII', su obra más conocida y reconocida. Al contrario que con el resto de entregas, de una manera u otra, Square ha intentado a lo largo de estos años mantener vivo el recuerdo de 'Final Fantasy VII', hasta el punto en el que tenemos en producción el remake para PlayStation 4 en estos momentos.

De los primeros experimentos "De los primeros experimentos"

'Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII' fue uno de los ejemplos con los que Square Enix trató de mantener vivo el recuerdo de la séptima odisea. Un juego de ¿acción? centrado sobre el enigmático personaje de Vincent Valentine, y un fracaso completo a todos los niveles: comercial, crítica y afición.

Estos son algunos de los despropósitos de 'Final Fantasy'. La buena noticia es que todo apunta a que Square Enix está tratando de retomar las riendas de la franquicia. El futuro de la saga depende, en buena medida, de cómo se postule el universo 'Final Fantasy XV' a nivel comercial. De partida, Square Enix necesitaría vender diez millones de copias del próximo juego para sufragar el desarrollo de más de diez años. El reto es obvio.

Comentarios