Frase del día

<< >>

"¡Por favor, que no me imiten!"

Laura EscanesLaura Escanes Influencer

Domingo, 05 de Mayo de 2019

¿Por qué es la frase del día?

Laura Escanes cuenta con 1,2 millones de seguidores en Instagram, y un canal de YouTube donde se dio a conocer. Ella misma reconoce en una entrevista para ABC, que por su trabajo en las redes sociales debería considerarse 'influencer', aunque también comprende que haya gente a la que le cueste entender que esto es realmente un trabajo.

Son muchas las personas que le siguen, en su mayoría jóvenes, y sobre los que ejerce un tipo de influencia. De hecho, el trabajo de ella y todos los 'influencers' que tan de moda están, es, entre otras cosas, publicitar productos o servicios de marcas que los utilizan de escaparate en las redes. Escanes comenta que ella intenta ser transparente con sus seguidores, por lo que siempre dice cuándo sus publicaciones son publicidad y cuando no: "Es lo mismo que cuando en la televisión ves un anuncio y sabes que es publicidad pagada, en mis redes sociales yo prefiero decirlo también".

En este sentido, la 'influencer' no se considera un modelo a seguir. Al respecto dice: "¡No! ¡Por favor, que nadie me imite! Yo siempre digo que al final soy una persona y, como todo el mundo, no soy perfecta ni pretendo serlo, porque yo también me equivoco". Aun así, Escanes sí considera que es importante que tanto ella como sus compañeros de profesión hablen de temas relacionados con política o feminismo, debido al alcance que tienen entre la gente joven. "Hablar de feminismo, de que vayamos a votar.... al final son cosas de nuestro día a día que son importantes y nos afectan. Ya que tenemos ese poder, debemos utilizarlo bien", explica.

Laura Escanes también ha hablado de su relación con el presentador Risto Mejide, con el que lleva casi dos años casada y con el que espera una hija desde hace cuatro meses. Ella tiene 23 años, y no considera que sea demasiado pronto para estar casada y con un bebé: "No creo que haya una edad perfecta para hacer las cosas. Tampoco creo que exista un momento perfecto. Los 23 de mi madre no fueron los mismos que los míos", a lo que añade que "no creo que yo esté perdiendo etapas de mi vida por haberme casado y estar esperando una hija".

Comentarios