¿Está siendo la youtuber Marina Joyce secuestrada y forzada a grabar vídeos?

¿Está siendo la youtuber Marina Joyce secuestrada y forzada a grabar vídeos?

Esta es la pregunta que se están haciendo desde hace días los fans de Marina Joyce, después de encontrar diferentes señales que han disparado las señales de alarma.

Tecnología David Carro David Carro 27 Julio 2016 18:26

Marina Joyce es una youtuber de moda de Reino Unido que desde hace días tiene preocupados a sus fans. Han observado moratones en sus brazos, e incluso algunos creen ver en su rostro un gesto de temor. Hay quien incluso afirma que ha tratado de mandar mensajes de auxilio en los últimos vídeos que ha subido. ¿Qué le pasa a Marina? Las teorías, cada cual más fuerte que la anterior, se están disparando por la red: ¿Ha sido secuestrada? ¿Hay alguien explotándola y forzándola a grabar nuevos vídeos para obtener beneficios?

Durante todo el día de este jueves fue trending topic el hashtag #savemariajoyce (sí, obviemos que el nombre de la youtuber está mal escrito), el cual cobró una fuerza mayor a raíz de que la propia Marina y su entorno trataran de calmar a sus fans. Estos no han quedado convencidos y la mosca que tienen detrás de la oreja zumba de manera más intensa con cada pequeño detalle que observan.

Aunque desde finales de 2015 muchos vienen observando un comportamiento extraño en la joven, fueron unos presuntos golpes en los brazos los que llamaron la atención de los seguidores.

Las manchas de los brazos podrían ser golpes "Las manchas de los brazos podrían ser golpes"

Otra de las presuntas claves aparecería en el segundo 13 de este vídeo, cuando muchos creen que susurra 'Help me' para pedir ayuda.

Otro de los elementos que disparó las alarmas aparece en el siguiente vídeo, a partir del minuto 1:43, cuando se puede ver un rifle apoyado en la cómoda del dormitorio de Marina.

Las teorías se multiplican por Internet, donde muchos usuarios creen firmemente en la teoría del secuestro y piensan que Marina se encuentra lanzando mensajes de socorro continuamente. Para algunos, dos líneas azules pintadas en su rostro, que aparecen en un conexión en directo reciente con la que pretendía rebajar el nivel de histeria, podrían ser una señal de que está siendo víctima de violencia doméstica.

O en esta imagen se podría ver a su secuestrador asomándose por la puerta.

Nada parece tranquilizar a los fans de la youtuber. El representante Craig Dillon ha explicado que Marina ha tenido problemas con las drogas durante mucho tiempo, su madre ha afirmado que está bien a través de Facebook y hasta la propia joven ha escrito un tweet en el que descarta que le esté ocurriendo nada.

Sin embargo, sus seguidores siguen creyendo que las cuentas podrían estar manipuladas, que ella ni siquiera está escribiendo o hasta que todo el entorno de la youtuber está involucrado en el secuestro o coaccionado como ella.

Tal es la presión, que la Policía ha acabado personándose en el domicilio de Marina para comprobar que todo está bien, tal y como ha confirmado después. No obstante, muchos fans desconfían de que hayan inspeccionado el hogar adecuadamente y siguen pensando que la youtuber podría estar bajo presión, obligada a tranquilizar a los agentes.

¿Qué pasará? ¿Está Marina Joyce bien? Aunque todo parece ser fruto de la paranoia exponencial que ofrece Internet, este parece ser el caso conspiranoico del verano.

Comentarios