El vídeo del suicidio de una niña continúa circulando por Facebook sin que la policía pueda hacer nada

El vídeo del suicidio de una niña continúa circulando por Facebook sin que la policía pueda hacer nada

Es tanta la gente que continúa compartiendo el vídeo en Facebook que la policía no es capaz de eliminarlo de internet.

Noticias Maribel Baena Maribel Baena 16 Enero 2017 11:19

Katelyn Nicole Davis tenía tan solo doce años cuando decidió acabar con su vida. Quizás en un desesperado intento por hacerse comprender, por sentirse acompañada y menos sola, decidió retransmitir en directo en Facebook su suicidio. No es la primera persona que decide hacerlo así, por desgracia; ya en octubre del año pasado un hombre turco se suicidó en directo, disparándose en el pecho con un rifle.

Todos los suicidios son dolorosos, pero en el caso de Katelyn es incluso más cruel, puesto que estamos hablando de una niña de solo doce años. Al parecer, y tal y como contó en su vídeo en directo, había llegado a esa situación tras haber sufrido abusos sexuales por parte de un miembro de su familia. No pudo soportar el dolor, no fue capaz de sobrellevarlo, y decidió poner punto y final a todo. La retransmisión en directo duró cuarenta minutos, de los cuales veinte fueron la imagen de Katelyn ahorcada delante de la cámara. Los espectadores no pudieron hacer nada más que llamar a la policía y a la ambulancia; no obstante, no se pudo hacer nada. Katelyn fue trasladada al hospital, donde se certificó su muerte.

Los directos de Facebook están siendo muy criticados "Los directos de Facebook están siendo muy criticados"

Pudiera parecer una leyenda de internet, algo que jamás sucedió pero que los internautas se inventan para crear morbo. Pero no, el vídeo aún sigue circulando por Facebook, demostrando que esto sucedió realmente. No vamos a compartir este vídeo en ningún momento, por respeto tanto hacia la fallecida como hacia su familia. Y es que pese a que la policía ya lleva tiempo tratando de eliminarlo de las redes sociales, la labor se ha hecho imposible debido a la cantidad de gente que lo está compartiendo.

Compartir vídeos sin pensar en las repercusiones

El jefe de policía del Condado de Polk, donde se suicidó Katelyn, concedió una breve entrevista al canal Fox 5. Fue ahí donde declaró que la policía quería que se "baje el vídeo tanto por respeto a la familia como por lo dañino que podría llegar a ser para otros niños. Hemos contactado con algunas de las páginas. Nos han preguntado si tenían que borrarlo por ley, y no tienen por qué hacerlo. Pero esto sería lo que haría alguien con un mínimo de decencia, en mi opinión". Pese a que lo han intentado de prácticamente todas las formas posibles, no han conseguido que el vídeo se elimine de Facebook, puesto que no hay ninguna ley que aplicar en este tipo de casos. Si bien es cierto que estamos hablando de casos muy nuevos, y sin antecedentes previos que hayan servido para forjar una ley, también es verdad que la gravedad de los mismos debería ser suficiente como para que Facebook actuara.

Pese a la facilidad que tiene Facebook para censurar desnudos, sean o no pornográficos, no consideran necesario el tener que censurar este vídeo. En su legislación no aparece que esta clase de vídeos deba ser censurado y, en cierto modo, tiene sentido; estamos hablando de casos que no suelen darse a menudo, por suerte. Si os encontráis el vídeo en vuestra sección de noticias, porque alguno de vuestros amigos lo haya compartido, y decidís denunciarlo, obtendréis esto como respuesta: "Gracias por hacernos saber sobre esto. Hemos estado observando la publicación, y aunque creemos que no va contra ninguna de nuestras Leyes de Comunidad, hiciste bien en hacernoslo saber. Entendemos que puede ser ofensivo o desagradable para ti, así que queremos ayudarte a hacer que no te encuentres cosas así en un futuro". Pero nada más. Nada de censura, nada de prohibición.

Respuesta de Facebook a los intentos de denunciar el vídeo de Katelyn "Respuesta de Facebook a los intentos de denunciar el vídeo de Katelyn"

La muerte de esta chica ha causado un gran revuelo en todas las redes sociales, ya no solo por el hecho de que se suicidara siendo tan joven, sino también por el tener su vídeo aún circulando por Facebook sin que la policía pueda evitarlo. Somos los internautas los únicos que podemos hacer que esta clase de vídeos desaparezcan de las redes, y de una forma muy sencilla: no compartiendo, y denunciando. Puede que Facebook no reaccione ante una denuncia, pero sí ante millones. Y, sobre todo, si encontráis algún vídeo de este estilo, que pueda dañar no solo a la familia de la víctima, sino también a cualquier otro niño que lo vea: no lo compartáis. No solo no es necesario, sino que además puede ser muy perjudicial.

El anonimato en internet no debería ser una carta blanca para compartir todo tipo de contenido, al igual que no debería bastar el esconderse tras una pantalla para insultar a cualquiera que no piense como nosotros. Todos esos insultos, todas esas palabras, están incidiendo directamente en la vida de alguien. Y, en este caso, lo que se está compartiendo es el vídeo de una niña de 12 años acabando con su vida tras haber pasado por una violación y por constantes abusos físicos. No es una película, es una realidad, algo que una familia está sufriendo en primera persona. Quizás deberíamos parar un momento, y replantearnos qué es lo que estamos haciendo.

Comentarios