El verdadero origen de San Valentín (y no, NO es creación de un centro comercial)

El verdadero origen de San Valentín (y no, NO es creación de un centro comercial)

¿Es San Valentín fruto de unos grandes almacenes? Desmontamos la gran excusa de los detractores del día de los enamorados.

Vida David Carro David Carro 13 Febrero 2016 09:53

Mucho se habla cada año de San Valentín cuando se acerca el 14 de febrero: sus partidarios defienden que es bonito tener un día para celebrar el amor (al fin y al cabo, tenemos días para celebrar las muertes), mientras que sus detractores critican la fiesta consumista en que se ha convertido, siempre con la misma teoría de que, en realidad, San Valentín es una creación de unos grandes almacenes.

Sin embargo, no podían estar más equivocados. Vale que no está muy claro el origen real de la festividad de San Valentín y sí, posiblemente fuera establecida como el 'día de los enamorados' como parte de una estrategia comercial, pero eso no significa que no tenga un trasfondo histórico real. A continuación, os mostramos los diferentes mitos que podrían haber originado el 14 de febrero. Atentos, porque esta revelación os puede ocasionar un trauma mayor que el de los niños con las cabalgatas de Carmena.

1 Valentín, el cura que se rebeló contra un emperador romano

Un emperador romano habría prohibido los matrimonios entre jóvenes "Un emperador romano habría prohibido los matrimonios entre jóvenes"

Uno de los mitos apuntan que Valentín habría sido todo un superheroe del amor. En el año 280 a.C., el Emperador Claudio II habría decidido prohibir a los hombres jóvenes casarse con el fin de que no se distrajesen de su labor como soldados. Valentín, un cura, habría desobedecido esta orden y se habría dedicado a realizar bodas secretas entre los soldados y sus amantes. Evidentemente, al emperador no le sentó nada bien y sentenció a muerte al heroico cura. Y sí, lo hizo un 14 de febrero.

2 Valentín, un enamoradizo trabajador social

Valentín, trabajador penitenciario "Valentín, trabajador penitenciario"

Otra de las leyendas asegura que Valentín solía prestar servicios a los presos, como si de un trabajador social pionero se tratase. Su labor le habría llevado precisamente a convertirse en uno de los encarcelados y, durante su tiempo entre barrotes, habría acabado enamorándose de la hija de su carcelero. Cuando fue ejecutado, se encontró una nota en la que confesaba su amor: la primera tarjeta de San Valentín de la historia. Vale, esta teoría podemos ir descartándola, ¿no?

3 San Valentín, la competencia cristiana del festival pagano de Lupercalia

El sacrificio de la cabra "El sacrificio de la cabra"

En la antigua Roma se celebraba Lupercalia entre el 13 y el 15 de febrero, una fiesta pagana en la que se sacrificaban cabras y se utilizaban sus pieles para azotar a las mujeres, convencidos de que esto las haría más fértiles. Sí, muy romántico todo. Algunos historiadores apuntan a que en el siglo V el Papa Gelasio I declaró el día de San Valentín el 14 de febrero como forma de cristianizar el festival romano.

4 San Valentín, creación de un escritor inglés

San Valentín comienza a ser un día romántico "San Valentín comienza a ser un día romántico"

Otra teoría que se maneja es que San Valentín se constituyó como el 'día del amor' a raíz del poema 'Parlement of Foules' de Geoffrey Chaucer, escritor y filósofo inglés. Concretamente, a raíz de estos versos:

For this was on Saint Valentine's day, when every fowl comes there his mate to take

Es decir, algo así como "era el día de San Valentín cuando cada ave encontró a su pareja ideal", más o menos. Los versos datan de 1382 y es la primera vez, en principio, que se une la idea de romanticismo a San Valentín.

5 Una fiesta burguesa

Una tarjeta romántica de alrededor del año 1790 "Una tarjeta romántica de alrededor del año 1790"

Parece ser que hacia el siglo XV el 14 de febrero ya se habría convertido en una festividad habitual entre la burguesía francesa. Los festejos incluían música y baile e incluso probablemente intercambio de notas románticas. De esta época data una carta del Duque de Orleans que, mientras estaba preso en la Torre de Londres en el año 1415, le habría escrito a su mujer:

Je suis desja d'amour tanné, ma tres doulce Valentinée

Lo que vendría a significa algo así como "estoy enfermo de amor, mi querida Valentinée". En los siglos XVII y XVIII se encuentran más alusiones en la literatura al día de San Valentín, siempre ligado a una fecha romántica, como por ejemplo en 'Hamlet', de Shakespeare.

6 De las notas a los regalos

La primera tarjeta de Hallmark de San Valentín (1913) "La primera tarjeta de Hallmark de San Valentín (1913)"

Todas estas alusiones literarias y notas románticas habrían provocado que, en el siglo XVIII, enviarse cartas de amor por San Valentín se hubiese convertido ya en una costumbre entre las parejas. En un principio eran tarjetas sencillas, a veces decoradas, pero en el siglo XIX la llegada de la industrialización habría extendido definitivamente la tradición en Reino Unido.

Se estima que en la década de 1820 se enviaron unas 200.000 tarjetas de San Valentín en el país, y muchas han sobrevivido hasta nuestros días. Poco después la tradición cruzaría el charco y llegaría a EEUU, donde calaron entre los enamorados muy rápido. La primera tarjeta de San Valentín de Hallmark data de 1913. Con el tiempo, el día iría ganando peso y las sencillas tarjetitas se convertirían en bombones, flores, joyas y otros ostentosos regalos.

Comentarios