Las lecciones de amor adolescente que podemos aprender de los SMS entre El Chapo y Kate del Castillo

Las lecciones de amor adolescente que podemos aprender de los SMS entre El Chapo y Kate del Castillo

Se descubren los mensajes intercambiados entre la actriz Kate del Castillo y el narcotraficante Chapo Guzmán, y están cargados de amor adolescente.

Vida David Carro David Carro 14 Enero 2016 10:01

Kate del Castillo había estado desaparecida desde que El Chapo Guzmán fue detenido, con quien después supimos que había mantenido contacto. Un contacto que habría llevado al mismísimo Sean Penn a reunirse con él y que tendría como fin último la realización de una película sobre la vida del narcotraficante. Bueno, eso y tirarle la caña a la señorita Del Castillo.

La actriz rompió ayer por fin su silencio con un enigmático tweet en el que anunciaba que, muy pronto, contará la verdad, y solo la verdad, sobre su historia con El Chapo. Seguramente tendrá la oportunidad de hacerlo ante los tribunales, ya que ha sido llamada a declarar ante la justicia por su contacto con el narco, según EFE.

El día elegido por la protagonista de 'La Reina del Sur' para salir de su escondite fue el mismo en que descubrimos los SMS que El Chapo y ella se habían estado intercambiando. Unos mensajes cargados de pasión, romanticismo y... adolescencia.

En esta película intervienen tres protagonistas: el enamorado Chapo, la cándida Kate y el abogado Andrés Granados, que, cual mejor amiga de la protagonista, le presta su móvil para hablar con el chico malo del barrio y que sus padres (en este caso, la policía) no lean los mensajes y descubran este romance prohibido.

Chapo (20:15): Hola, amiga, qué gusto saludarte aunque sea por este medio. ¿Cómo has estado?

Cuando te manda un SMS el chico que te gusta

Ay, ese momento en que recibes un mensaje del chico que te gusta y te esperas unos minutos para contestar, aunque niegues que te gusta hacerte la dura.

Kate (20:17): Muy bien, ¿y tú?

¿En serio? ¿Dos minutos para escribir eso? Te gusta hacerte la dura.

Y el pobre Chapo, esperando.

¿Por qué no contesta a mis mensajes?

Chapo (20:19): Bien, gracias, con muchas ganas de saludarte personalmente, amiga, ¿cuántos días estarás por acá?

Las intenciones del Chapo están claras, ¿no? Quiere quedar.

Kate (20:22): Pues yo también, la verdad, y poder platicarle en persona de nuestro proyecto.

El momento en que la chica contesta lo que le da la gana.

¿Adónde vas? Naranjas traigo

Pero tú te arrastras.

Chapo (20:24): Sí, amiga, ¿por cuántos días vienes de vacaciones?

Kate (20:26): No son vacaciones exactamente, ¡aunque me encantaría!

También llamada 'la cobra'

Venga ya, deja de hacerte la longuis.

Kate (20:26): Tengo mi regreso el domingo.

Ya es tuya, Chapo.

Cuando la chica dice 'sí'

Chapo (20:32): Has un campito luego y te vienes a Mazatlán. Te vas al hotel y a las 7 de la mañana pasan por ti y te esperaré a desayunar, y te regresas hasta el otro día a Mazatlán. Necesitas tres días para convivir 24 horas para que alcance el tiempo, amiga.

Planazo: invierte tres días para pasar uno con tu chico. Cosas que solo haces cuando estás enamorada.

Cuando tu novio te propone un plan de m...

Chapo (21:55): Tengo muchas ganas de conocerte y llegar a ser muy buenos amigos. Eres lo mejor de este mundo. Seremos muy buenos amigos. Tú ponte de acuerdo cuándo puedes regresar. Ojalá que sea pronto, vale más esperarnos a que todo lo prepare con una semana. Yo te tendré súper todo para que no vayas a tener ningún detalle, que me sentiría muy mal.

Cuando el chico no se calla

Chapo (21:55): Ten fe que estarás a gusto. Te cuidare más que a mis ojos.

Y el Chapo dijo las palabras mágicas.

Cuando te dicen lo que quieres escuchar

Kate (22:11): Me mueve demasiado que me digas que me cuidas, jamás nadie me ha cuidado, ¡gracias! ¡Y tengo libre el siguiente fin de semana!

De repente, tienes todo el tiempo del mundo.

Excepto por esa reunión de última hora que ya te es imposible cancelar.

Kate (22:15): Amigo, tengo una reunión. Me gustaría seguir en contacto.

Chapo (22:16): Tienes reunión ahorita.

El Chapo se pone celoso

Tranquilo, Chapo, no lo eches todo a perder poniéndote celoso.

Chapo (22:18): Muy bien, amiga, que estés bien.

Kate se va a su reunión, pero El Chapo no es de hierro y en este momento está lleno de dudas. ¿Le corresponderá su amor la señorita Kate?

Solo hay una manera de saberlo, hablar con sus colegas, esa institución repleta de sabiduría. En este caso, el abogado Granados.

Qué somos, ¿leones o huevones?

Chapo (20:36): ¿Qué te comenta?

Abogado (20:37): Muy emocionada. Sorprendida.

Como si Kate no estuviera al lado del abogado leyendo lo que se escriben. O como si el abogado no fuese la propia Kate. A saber.

Chapo (20:38): ¿Quiénes son los demás?

Abogado (20:39): Los compañeros de trabajo de ella, los mechudos.

Vaya, ese momento en que invitas a tu casa a la chica que te gusta y ella se piensa que es una fiesta a la que puede traer a más gente.

Y así es como te cargas el smartphone que te acabas de comprar

Chapo (20:43): También vienen los mechudos...

Abogado (20:46): No, oiga, los mechudos no vinieron.

Chapo (20:48): Ah, como mencionas a los mechudos...

En serio, Chapo, tienes un problema de celos.

Sí, soy celoso, pero soy demasiado guay como para admitirlo

Abogado (20:49): Pero ella quiere traer al actor Sean Penn.

Bueno, mira, es igual. Si viene Sean Penn como si viene el Papa, con tal de ver a mi Katy.

Chapo (23:02): Que traiga al actor, y si ella ve que se necesita traer a más personas que las traiga, como guste ella.

Abogado (23:06): Muy bien. Yo creo que de acuerdo a la plática de ahorita sí la van acompañar. Por lo menos ella y dos más. La dama esta fascinada.

Al final, siempre triunfa el amor.

Bella y Bestia son

Comentarios