Hemos visto 'Naked Attraction', el dating show en el que eligen a los pretendientes por su pene

Hemos visto 'Naked Attraction', el dating show en el que eligen a los pretendientes por su pene

Hemos visto el primer programa del dating show británico 'Naked Attraction', en el que los participantes eligen a sus citas viendo primero su cuerpo desnudo.

Televisión 29 Julio 2016 16:41

Reino Unido ha vuelto a revolucionar la televisión con 'Naked Attraction', una especie de 'Mujeres y hombres y viceversa' o 'First Dates' con la particularidad de que eliges a los pretendientes con los que quieres tener una cita viéndoles desnudos de abajo a arriba. O lo que es lo mismo, viéndoles antes el pene, la vagina, el trasero y los pechos que la cara y, por supuesto, sin dejarles abrir la boca para decir a qué les gusta dedicar el tiempo libre o cuál de los filósofos clásicos es su favorito. Y sí, todo esto se ve en televisión en abierto sin ningún tipo de censura. ¡Qué maravilla!

El estreno se emitió este lunes en Channel 4 y tuvo como primera participante -vestida- a Aina, una joven de Londres aficionada a salir, a las tecnologías y a la cultura del bienestar. Y es que, aunque pueda parecer un target limitado y escurridizo, el programa se centra en este tipo de jóvenes, millennials, los que hoy en día nos relacionamos más mediante Internet que cara a cara y, por supuesto, utilizamos el móvil para ligar.

En ese momento la escena es tal como te la imaginas: una presentadora, una participante y seis penes al descubierto en un plató de televisión

A la derecha, Aina, la primera participante de 'Naked Attraction' "A la derecha, Aina, la primera participante de 'Naked Attraction'"

'Naked Attraction' presenta al protagonista de cada entrega a seis aspirantes que encajan más o menos en sus gustos. En el caso de Aina eran seis hombres, pero Mal, la siguiente participante, se declaró bisexual y pudo elegir entre aspirantes de ambos sexos. Los seis pretendientes se encuentran ocultos en seis cabinas diferentes, cada una de un color, que será lo único que les identifique en un primer momento. El programa, con el ritmo rápido al que acostumbran los británicos, se despoja rápidamente de prejuicios y, nada más empezar, la presentadora ordena elevar los paneles de las cabinas hasta dejar al descubierto los cuerpos de cintura para abajo.

En ese momento la escena es tal como te la imaginas: una presentadora, una participante y seis penes al descubierto en un plató de televisión. Aina se acerca a varios de los genitales y los examina sin tapujos. "Me gustan circuncidados", declara, mientras se asombra porque uno de ellos, de un tamaño considerable, lleva tatuado un elefante en la zona pública, de modo que el pene es la trompa del animal. Otro pene, más pequeño, le enseña sin hablar que es capaz de mover a su antojo sus testículos arriba y abajo.

Sorprende el enfoque desenfadado y naturalizado del que parte 'Naked Attraction', que incluso es anunciado por su patrocinador -una marca de coches- como un formato documental. La presentadora va formulando preguntas a Aina de la forma más normal del mundo, como si ella lleva sus partes depiladas o si le gustan los penes de esta o aquella forma. A estas cuestiones les sigue un vídeo explicativo de cuestiones relacionadas con la sexología, como por qué un pene más grueso da más placer a una mujer que uno largo.

Aina se va acercando a los cuerpos de los concursantes, desnudos "Aina se va acercando a los cuerpos de los concursantes, desnudos"

Llega el momento de la primera decisión y Aina tiene que deshacerse de uno de los pretendientes solo habiendo visto su pene y su trasero. Elige al candidato de la cabina amarilla, un estudiante de Newcastle. Este abandona la cabina, baja a presentarse a Aina -ese momento incómodo en el que una desconocida te rechaza estando desnudo- y se va por donde había venido, con un primer plano de su trasero caminando. Es entonces cuando ves por primera vez al candidato vestido, y te das cuenta de lo que cambia la gente con ropa y lo poco que los imaginarías cómo son realmente desnudos, y cuando la premisa del programa, la de que la gente utiliza la ropa para interpretar un rol que no se corresponde con su 'yo' verdadero, cobra sentido.

Sorprende el enfoque desenfadado y naturalizado del que parte 'Naked Attraction', que incluso es anunciado como un formato documental

El programa continúa con una dinámica similar. Las cortinillas se elevan un poquito más, podemos ver los torsos de los chicos, Aina elimina a otro candidato. Se elevan otro poco más, vemos sus caras por fin, y sin poder hablar con ellos la joven se queda con tres aspirantes. Ellos tres tienen la oportunidad de hablar, aunque para expresar qué es lo que les gusta más y menos de sus propios cuerpos -la temática del programa está clara a estas alturas, ¿no?-. Dicho esto, Aina elige a los dos finalistas, y llega el momento en que ella misma se tiene que desnudar para tomar la decisión final.

En la decisión final están todos desnudos "En la decisión final están todos desnudos"

Los últimos elegidos de Aina son la cara y la cruz de una moneda. Por un lado está el aspirante rosa -el de la trompa de elefante-, con un cuerpo más trabajado y una pierna ortopédica, detalle que no llama demasiado la atención de Aina. Por otro lado, el aspirante rojo, más rellenito y bajito. El encuentro entre los tres, ya todos desnudos, se produce de una manera natural, y hasta el aspirante rosa se toma la confianza de preguntarle a la joven si su pelo púbico se extiende hacia su trasero, algo que a ella no le molesta en absoluto.

Después de que los dos hombres aplaudan las axilas con vello de Aina ("puedes hacer lo que quieras con tu cuerpo"), ella elige al aspirante rosa, Maxi, y ambos abandonan juntos el plató. El programa muestra entonces su cita, ya vestidos, y la relación que tienen un mes después de esta. En este caso, los jóvenes se siguen llevando bien y reconocen que siguen conociéndose y viendo si encajan el uno con el otro para formar pareja.

Aina y Maxi, un mes después "Aina y Maxi, un mes después"

'Naked Attraction' huye del morbo que produce conocer a alguien desnudo antes que vestido y se centra más en naturalizar el cuerpo humano y las relaciones sexuales, un punto de vista que, sin duda, ayuda a derribar prejuicios y falsas ideas. Además, aprovechando el interés que suscita el programa, aprovecha para introducir pequeñas explicaciones sobre cuestiones que, a buen seguro, no todo el mundo conoce la respuesta.

El día después de su estreno en Reino Unido el programa recibió una gran oleada de críticas por la cantidad de imágenes explícitas mostradas, motivo que no hará nada fácil -por si no era suficientemente difícil- la llegada de este particular dating show a España... a no ser que prefieran fijarse en el dato de 1,4 millones de espectadores que cosechó, un 82% más de la media de la cadena en esa franja.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados