Buscar
Usuario

Noticias

Tommy Mel's despide a las tres trabajadoras que denunciaron su precaria situación laboral en redes sociales

Las trabajadoras llevaban sin cobrar más de un mes a pesar de tener la obligación de cumplir con todas las horas pactadas.

En la calle. Así se han visto tres trabajadoras del restaurante Tommy Mel's de Alcalá de Henares (Madrid) después de denunciar que el franquiciado no les pagaba la nómina a pesar "de tener que estar trabajando todas las horas del fin de semana", tal y como denunciaron en un vídeo difundido a través de las redes sociales.

Las imágenes alcanzaron gran difunsión, y llevaron a que la dirección del restaurante fuera muy criticada a través de las redes sociales. El sindicato CC.OO. se implicó especialmente en el caso, y ahora el restaurante ha tomado una respuesta tajante: declarar un "ERE extintivo" contra ellas.

Al parecer, el franquiciado se encuentra en pleno concurso de acreedores, lo que implicaría el cierre directo del establecimiento y, con ello, el despido de todos los trabajadores que actualmente trabajan en el local.

Para evitar esta situación, los trabajadores han pedido a la empresa matriz una solución que debería llegar pronto: que se haga cargo directamente del local con el fin de que el cierre no afecte a tantos puestos de trabajo que ahora se encuentran en peligro.

Mientras tanto, y en medio de las críticas que la empresa matriz está recibiendo en redes sociales, el franquiciado está comenzando a pagar las nóminas de junio que debe a sus trabajadores, aunque éstos han denunciado que sólo se han pagado tres. 

El dueño del local se defiende argumentando que las transacciones requieren tiempo para que sean efectivas, y recuerda que está en suspensión de pagos.

Algo que no ha impedido que, mientras tanto, continúe realizando reservas y que sólo pague el dinero que se ha recaudado durante los fines de semana. Los trabajadores han creado una cuenta llamada Tommy Mel's en lucha para llamar a la movilización contra este tipo de situaciones. Las trabajadoras han incorporado a sus uniformes unos carteles con el lema "Sí trabajamos, No cobramos" para denunciar su situación.

Y en toda esta marea de acontecimientos, la empresa dueña de la marca ha querido mantenerse al margen, y culpa de todo lo sucedido al dueño de la franquicia. Por el momento no se ha pronunciado sobre si se hará cargo del restaurante de Alcalá de Henares, aunque todo apunta a que esta posibilidad es remota. Habrá que esperar su respuesta a la reunión que han convocado los trabajadores del centro.

Artículos recomendados

Comentarios