Buscar
Usuario

Vida

Todas las operaciones estéticas de Putin: pómulos, nariz, bótox y hasta injertos de pelo

A lo largo de estos años el presidente ruso se ha sometido a una gran cantidad de retoques estéticos.

Todas las operaciones estéticas de Putin: pómulos, nariz, bótox y hasta injertos de pelo

Vladímir Putin tiene 69 años y lleva 22 siendo presidente de Rusia. Si comparamos fotos actuales con fotos de cuando llegó al poder es evidente que se ha sometido a varios retoques estéticos, unos cambios que no son cosa del presente sino que son el resultados de años de retoques: "El proceso de la imagen de Putin puede haber empezado hace unos 20 años, cuando se sufre la crisis de los 50 en los hombres", explica a Nius el Dr. Sergio Fernández, vicepresidente segundo de la Sociedad Española de Medicina Estética.

De hecho, estas operaciones no se cuentan con los dedos de una mano sino que son bastante numerosas: ojeras, nariz, mejillas, pómulos, arrugas de expresión, tratamiento capilar, rellenos, bótox, blefaroplastia, peelings, láser, etc.

"Comparando imágenes de hace unos años con las más actuales considero que lo primero que hizo fue someterse a un lifting completo, no solo se ha hecho retoque en el tercio inferior ya que si nos fijamos bien en las ojeras y en la tensión de las cejas ha tenido que ser un cirugía estética completa", explica Fernández.

Asimismo, el doctor afirma que también le han tratado la zona media de la cara, esto es, los pómulos y las mejillas: "Están más rellenas y no solo es de haber cogido algo de peso. Probablemente le han inyectado grasa o le han hecho un tratamiento a base de ácido hialurónico", asegura.

Aun así, el experto considera que en "en pómulos y mejillas" se han pasado. Otra de las cosas que le llaman más la atención es su inexpresividad: "Quizá cómo uno de los líderes mundiales no quiere transmitir nada y para ello, muy probablemente, se ha hecho una infiltración de toxina botulínica (botox) en el tercio superior para borrar arrugas en la frente, entrecejo y patas de gallo".

Injerto de pelo

El injerto capilar ha sido otro de los tratamientos a los que se ha sometido Putin: "No es que de joven tuviera mucho pelo, siempre lo ha tenido fino y escaso pero sí es suficiente para conservar algo de cabello. El microinjerto capilar es la solución definitiva para la calvicie y con las técnicas de hoy en día es una cirugía menor sin largos procesos postoperatorios", explican al citado medio desde Clínica Menorca.

"Cuando haces un trasplante de pelo los resultados, con las técnicas de hoy en día, son mucho más evidentes. Putin sigue teniendo mucha frente y el pelo le sale de atrás por eso", añaden. Asimismo, Fernández también considera que se ha sometido a algún tipo de tratamiento relacionado con su cabello: "Creo se ha tenido que hacer también una coloración capilar para quitar las canas, pero tengo dudas sobre el implante capilar", afirma.

En definitiva, tal y como señala a el experto, los resultados estéticos de Putin son buenos pero son el proceso de un largo período de retoques: "Putin lleva años con estos tratamientos y los resultados clínicamente son buenos. Son procedimientos que necesitan tiempo para asentar los productos. Podría llevar mínimo entre 15 y 20 años tratándose, al fin y al cabo es una imagen pública y está bien que se cuide", afirma. "El mayor problema es que esto se convierta en una obsesión pero tratamientos para la prevención del envejecimiento, en principio, no suponen ningún problema a su edad", concluye.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar