Buscar
Usuario

Noticias

TikTok suspende la cuenta a Torbe tras grabarse baboseando con vídeos de chicas menores

El director y productor de cine porno, para el que la fiscalía pide 7 años por distribuir pornografía infantil, vuelve a protagonizar una polémica.

TikTok suspende la cuenta a Torbe tras grabarse baboseando con vídeos de chicas menores

Ignacio Allende Fernández, más conocido como Torbe, es un director, productor y actor de cine porno que ha vuelto a situarse en el foco de la polémica desde su cuenta de TikTok. En ella, compartía sus asquerosas reacciones a vídeos de chicas menores de edad, baboseando y sexualizándolas.

Ante lo perjudicial de este tipo de contenido, las redes sociales se han lanzado a denunciar a Torbe pidiendo que TikTok suspenda su cuenta. Así, se ha convetido en trending topic en Twitter, donde se han sucedido las reacciones de usuarios asqueados con los vídeos de este ser, del que también han desgranado su amplio historial delictivo.

Tal ha sido la indgnación, que incluso se ha abierto una campaña de recogida de firmas en Change para que la plataforma de microvídeos tomara medidas. En pocas horas se han sumado más de 2.600 personas. Finalmente TikTok ha reaccionado y ha suspendido la cuenta de Torbe, de 51 años.

El historial de Torbe

La Fiscalía Provincial de Madrid pidió para Torbe, en julio de 2019, la pena de siete años y siete meses de prisión. La acusación fue haber grabado un video sexual a sabiendas de que su protagonista era menor de edad, y de haber convertido en viral un segundo video con otra menor. A Torbe se le imputan los delitos de distribución de pornografía infantil, descubrimiento y revelación de secretos y otro de posesión de pornografía infantil.

En 2016 Torbe fue detenido, acusado por casos pornografía infantil, trata de seres humanos, evasión fiscal y blanqueo de capitales. Fue puesto en libertad provisional siete meses después bajo fianza de 100.000 euros.

En 2012 ya fue condenado a un año de prisión por una estafa telefónica, en sentencia confirmada por el Supremo en 2013. Según la misma, los espectadores de un programa televisivo llamaban a un teléfono que les remitía a otro, ambos de tarificación adicional, alargando la llamada lo máximo posible. En 2008, a otro año y 1.500 euros de multa por corrupción de menores.

Artículos recomendados

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados