Buscar
Usuario

Ciencia

La sordera súbita podría ser otra de las consecuencias que ocasiona la Covid-19

Según han reportado diversos científicos, ya hay doce casos de sordera súbita en el mundo, pero no se descarta que la incidencia vaya en aumento.

La sordera súbita podría ser otra de las consecuencias que ocasiona la Covid-19

Foto: Freepik

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) ha detectado dos casos de sordera súbita en España que podrían estar relacionados con la Covid-19. En la investigación de los casos, una de las explicaciones es que el virus puede ocasionar daños al nervio auditivo, lo cual llevaría a esta sordera, como así alertaba esta entidad en su Twitter.

Por ahora hay un total de 12 casos detectados de esta carencia auditiva en todo el mundo, pero en España se han detectado dos, de momento, sin descartar de que la incidencia pueda ser mayor, según los expertos. Como así lo confirma la presidenta de la Comisión de Audiología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología, María José Lavilla: "se sabe que el virus puede afectar a múltiples órganos, incluyendo el sistema nervioso central y periférico", lo cual podría llevar a la "liberación de citoquinas" y, consecuentemente, al "daño auditivo, endotelitis y afectación de la función microcirculatoria".

Los expertos siguen investigando en la raíz del asunto

La sordera súbita es algo completamente excepcional, con menos de un caso cada mil habitantes al año, lo cual resulta una incidencia relativamente baja. De todas formas, se han realizado las respectivas investigaciones para tratar de darle una explicación.

Por una parte, la doctora Lavilla explica que el coronavirus puede dañar el nervio coclear, que se encarga de transportar la información adquirida mediante el oído, causando una neuritis; o puede causar una cocleitis si afecta a los tejidos blandos de la cóclea. Por otra parte, también se han detectado casos de personas a las que la Covid-19 les ha causado complicaciones trombóticas, tanto venosas como arteriales, que podría ayudar a que se propicien estas dificultades auditivas.

En palabras de la Lavilla, "su consecuencia más evidente es el deterioro auditivo que puede ser persistente, pudiendo asociarse a vértigo, afectando a la calidad de vida de algunos pacientes de forma muy negativa", a pesar de que en la mayoría de casos la causa sea desconocida. A día de hoy se siguen realizando investigaciones, buscando posibles nuevos casos e intentando llegar a la raíz del problema de la que podría ser una nueva consecuencia ocasionada por Covid-19.

Artículos recomendados

Comentarios