Buscar
Usuario

Política

Los socios de VOX en Europa intentan vetar el rescate de la UE a España en plena crisis

La recuperación económica de España depende de las ayudas de la UE que los socios de VOX en Europa pretenden bloquear.

Los socios de VOX en Europa intentan vetar el rescate de la UE a España en plena crisis

Los socios de VOX en Europa, los gobiernos ultraderechistas de Hungría y Polonia, se han mostrado dispuestos a aliarse con los frugales (los países nórdicos que apuestan por la austeridad) en una pinza que pone en peligro el rescate a España.

Este bloque, todo un matrimonio que evidencia que la política hace extraños compañeros de cama, ha levantado cierto temor en el Gobierno, que ve en peligro la llegada del fondo de reconstrucción de 140.000 millones de euros entre préstamos y ayudas a fondo perdido.

La presidencia de turno alemana está intentando encauzar las negociaciones, pero no lo tiene fácil. "Nos encaminamos cada vez más a un bloqueo total en las negociaciones presupuestarias. El calendario se demora una y otra vez. Ya ahora, un retraso con consecuencias para la recuperación económica de Europa será probablemente inevitable", ha avisado Michael Clauss, embajador de Alemania en la UE.

El enlace entre frugales y el este, sin embargo, tiene razones contrapuestas. Mientras que los nórdicos se oponen en rotundo a que Europa ayude a los países del sur, los más castigados por la pandemia; Varsovia y Budapest, aliadas de VOX, temen que se les congelen las subvenciones europeas por su deriva autoritaria.

Los socios de VOX en Europa, dispuestos a bloquear el rescate a España "Los socios de VOX en Europa, dispuestos a bloquear el rescate a España"

Esta pinza se ha evidenciado en el veto a la suspensión de ayudas a países que violan el estado de derecho. Polonia y Hungría han votado en contra al considerar que se trata de un "chantaje" al estar expedientados por este motivo. Junto a ellos, han votado Holanda, Dinamarca, Suecia y Finlancia, que se han escudado en que esas condiciones planteadas por la UE no son lo suficientemente estrictas. A ellos se ha sumado Bélgica mientras que Luxemburgo y Austria se han abstenido.

La rapidez con la que lleguen las ayudas es fundamental para el futuro de nuestro país, sin duda, el más golpeado a nivel sanitario y económico. Esta inyección de dinero es clave a la hora de elaborar unos presupuestos expansivos que permitan dar un empujón a la economía y reactivarla en cuanto sea posible.

La recuperación depende de los fondos europeos

El futuro de nuestro país depende en estos momentos de la llegada de las ayudas que Pedro Sánchez pactó en Bruselas. El líder del Ejecutivo volverá a pedir que se cumplan los plazos y que el fondo se ratifique lo antes posible.

Para ello, Sánchez prepara una ronda de consultas con varios miembros relevantes de la UE, con un encuentro bilateral con Charles Michel, que llevará a ver a otros miembros como la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen o el presidente de la Eurocámara, David Sassoli.

La UE se prepara ahora para diseñar una hoja de ruta para los próximos años. Sassoli se reunirá con los líderes europeos bajo tres premisas: endurecer las condiciones en la ruptura con el estado de derecho para acceder a ayudas de la UE, aumentar el gasto en materia de cambio climático, transición digital, I+D o protección de fronteras. Y, por último, crear nuevos impuestos europeos que permitan pagar la deuda y financiar los futuros presupuestos comunitarios a partir de 2027.

Las negociaciones, sin embargo, están atascadas y la administración comunitaria se ha visto en cierta medida paralizada, con cruces de reproches entre la Eurocámara y la presidencia alemana. Con ello, el fondo de reconstrucción se ve en peligro: por una posible prórroga y, también, por una ruptura que se lleve por delante esta medida fundamental para nuestro futuro.

Artículos recomendados

Comentarios