¿Por qué siempre caemos en relaciones que sabemos que terminarán mal?

¿Por qué siempre caemos en relaciones que sabemos que terminarán mal?

La relación en nuestra niñez con nuestros padres influirá de manera automática a la hora de afrontar nuestras futuras relaciones sentimentales.

Vida Mario Cerdeño Mario Cerdeño 08 Octubre 2018 11:12

El ser humano -un animal de costumbres- vuelve a repetir errores anteriores que ve en otro tipo de relaciones: amorosas, personales, amistosas o personales. Parece ser un mecanismo automático o inherente a tu persona, algo que escapa a tu control. Lo que 'mamas' en tu niñez, es decir, la relación entre tu madre y tu padre; parece ser capital a la hora de idealizar un tipo de pareja o no, incluyendo modelos negativos o tóxicos de comportamiento.

La expresión popular: "El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra", tiene mucho de cierto si se analiza el gran porcentaje de veces que repetimos y/o copiamos el mismo tipo de relación que vemos en casa durante nuestra infancia a la hora de elegir o buscar pareja.

Las relación paterno filial influirá a la hora de buscar pareja

Además, la relación que se establezca entre el propio niño y sus padres también marcará en un futuro el tipo de relación que formes. Por ejemplo, si en la adolescencia tuviste una madre atenta, tierna y comunicativa; buscarás formar unas relaciones seguras, de mayor confianza y mucho amor. Si es, al contrario, es decir, una mamá fría, posesiva y agresiva tiene muchas posibilidades de formar un matrimonio en el cual, por más que logre esforzarse por complacerla, recibirá poco amor.

En el caso de que una niña tuvo un padre distante y frío buscará relaciones de pareja en las cuales el hombre no le demuestre que ella es prioridad. Entonces ella, desarrollará un rol de perfección para convertirse en la "gran mamá".

Sin embargo, hay muchos más ejemplos de tipos de relaciones que se desarrollan y/o copian de lo que vivimos en nuestra infancia respecto a la relación con nuestros padres, tal y como comprobaremos:

1 Parejas chantajistas

Pareja donde existe chantaje emocional "Pareja donde existe chantaje emocional"

En una relación familiar en la que tu padre se pasaba la mayor parte del día trabajando y tu madre se quedaba en casa, la comunicación a través del chantaje y la manipulación entre ellos se convirtió en algo habitual. Solo conseguían llamarse la atención mutuamente a través de pequeños chantajes emocionales.

Estos son una forma muy tóxica e insana de manipulación en ambas direcciones y se podían entender como un verdadero abuso psicológico. Una forma de hacer daño a las personas más cercanas a través de castigos donde los sentimientos se convierten en piedra angular para causar dolor.

Además, los chantajes emocionales denotan una falta de entendimiento y una manera insana de expresar los sentimientos hacia tu pareja. También muestran miedo al abandono de la pareja y hacerla sentir culpable en el caso de que se rompa la relación.

2 Parejas sin compromiso

Parejas sin compromiso "Parejas sin compromiso"

Este tipo de relaciones, según algunos psicólogos, están relacionadas directamente con la falta de apego y rechazo por parte de sus padres que, le ocasionará ser reticente o huidizo en sus relaciones posteriores.

Quizás este tipo de relación paterno filial esté ocasionado por tener unos padres muy ocupados laboralmente, socialmente o con dificultades emocionales. Por lo tanto, el niño adquiere unas conductas reguladoras u auto dirigidas, es decir, el mismo aprenderá a controlar sus emociones y derivados adquiriendo autonomía e independencia.

3 Parejas infantiles

Parejas infantiles provocado por padres sobreprotectores "Parejas infantiles provocado por padres sobreprotectores"

Este tipo de relaciones de pareja se forman gracias a la falta de responsabilidad, excesos y sobreprotección paterna. De hecho, estas suelen ser poco duraderas ya que ir en serio provoca el abandono de la zona de confort.

Esto es provocado por unos padres sobreprotectores en una relación que suele ser sofocante y que apenas les deja libertad: ¿dónde está mejor uno que en casa? Además, esto provocará que, en su etapa adulta, huyan del matrimonio por ser atrapados una vez más, ya que necesitan la sensación de sentirse libres.

4 Parejas salvadoras

Parejas salvadoras "Parejas salvadoras"

El patrón de mujer u hombre sometidos a conductas agresivas está relacionado con una infancia en la que sus progenitores les hicieron sentirse como los mejores, los más sensatos y los responsables de todos los demás, los únicos salvadores de los problemas que se presentaban en el hogar.

Así, se fomenta un tipo de comportamiento el cual el individuo -hombre o mujer- hará todo lo posible para ayudarlo a cambiar.

5 Parejas Controladoras

Parejas controladores donde se oculta la vulnerabilidad emocional "Parejas controladores donde se oculta la vulnerabilidad emocional"

La búsqueda o formación de este tipo de parejas tiene mucho que ver con hogares donde el control era un arma para ocultar la gran vulnerabilidad emocional. En este caso, la pérdida de este control suponía el enfrentamiento con los miedos y problemas conyugales.

Sin embargo, este férreo arma tiene un doble filo muy peligroso que da pie a conductas negativas con el consiguiente alejamiento de tu pareja. Este tipo de comportamiento tan asfixiante puede estar relacionado con un miedo al abandono y a la soledad y, como resultado, se produce un control excesivo de todo lo que hace tu pareja.

6 Parejas Edípicas

Parejas Edípicas donde los suegros tienen gran poder de influencia "Parejas Edípicas donde los suegros tienen gran poder de influencia"

Este tipo de parejas está relacionado con el complejo de Edipo donde siempre se establece comparación del novio o novia con el padre o la madre. Sobre todo, esto se da en relaciones paterno filiales demasiados unidas y que, como resultado, provocará muchas dificultades a la hora de encontrar parejas. Ya que sentirá un sentimiento de traición ante el padre o la madre.

Esto dotará de gran poder a los suegros que esperan que el yerno o la nuera les obedezcan fielmente. Con ello, se puede provocar un conflicto o crisis en el seno de la pareja que, en muchos casos, lleva a la ruptura.

Comentarios