El pasado delictivo de David Serrano, el dueño de la finca donde falleció Julen

El pasado delictivo de David Serrano, el dueño de la finca donde falleció Julen

Entre ellas se encuentran una por malos tratos en 2006, tráfico de drogas o robo con violencia.

Antonio Flores es el abogado al que ha recurrido para su defensa David Serrano Alcaide, el dueño de la finca de Totalán (Málaga) donde el menor Julen Roselló, murió tras caer a un pozo el domingo 13 de enero. "David está mortificado por ese niño", comenta el letrado Flores. "No se perdona, siquiera, el haber comprado la finca o haber llevado allí a gente a comer una paella. Ha tenido una vida difícil, con situaciones cuestionables, pero eso no quita que se atormente por lo que le pasó a un chiquillo que casi se había criado con su propia hija desde que nació".

Esta misma semana, bajo petición de la Fiscalía, la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga ha decidido llamar a declarar en calidad de investigado al propietario de la finca. Le atribuye un presunto delito de homicidio imprudente, lo que podría acarrearle una pena de entre tres meses hasta cuatro años de prisión. La otra persona en el objetivo de la Justicia, el pocero Antonio Sánchez, ha sido llamado a declarar como testigo.

Seis detenciones en doce años

David Serrano Alcaide nació el 11 de diciembre de 1983 en Málaga. En los últimos 12 de sus 35 años, ha sido detenido en seis ocasiones. La primera fue en 2006. Los agentes de la Policía Nacional lo arrestaron por estar involucrado en un caso de malos tratos. Ese mismo año, la historia se repitió por quebrantar las medidas cautelares impuestas tras el primer arresto. En 2011, el malagueño fue acusado de robo con violencia; en 2014, por tráfico de drogas; y dos años después, por amenazas.

David Serrano se derrumba en la rueda de prensa convocada tras el hallazgo de Julen "David Serrano se derrumba en la rueda de prensa convocada tras el hallazgo de Julen"

Recientemente, en 2018, fue nuevamente arrestado por la presunta comisión de un delito de lesiones. En conversación con El Español, Antonio Flores explicó que sobre su cliente no pesa ninguna condena, según el registro central de penados del Ministerio de Justicia. "Lo que aún no sé, porque en este momento procesal no tiene gran relevancia, es si David tiene alguna causa pendiente o alguna condena que todavía no es firme. Tendré que revisarlo". Sin embargo, más adelante si se llega a celebrar un juicio por el caso Julen, tendrían relevancia.

"Por el momento nunca ha sido condenado"

"En caso de una hipotética condena, que confiamos en que no va a llegar ya que nuestro cliente es inocente, no es lo mismo no tener sentencias condenatorias previas que sí hacerlo, por leves que pudieran ser aquellas. Pero insisto, salvo que algún caso siga su curso en los juzgados, por el momento nunca ha sido condenado", ha defendido su letrado.

El dueño de la finca junto a los padres de la víctima "El dueño de la finca junto a los padres de la víctima"

A las pocas horas de la petición de la Fiscalía, la jueza instructora citaba como imputado al dueño de la finca. El hecho de que no se haya llamado a declarar al pocero en calidad de investigado "ha sorprendido negativamente" al abogado de David Serrano. El letrado explica que, a su parecer, debería haberse hecho una imputación "más amplia, y más en este momento procesal". "Creo que al pocero no le viene bien. Como testigo tiene menos derechos que mi cliente. Está obligado a decir la verdad y a responder a todas las preguntas, incluidas las mías".

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados