Samsung deja de fabricar el Galaxy Note 7 por provocar incendios

Samsung deja de fabricar el Galaxy Note 7 por provocar incendios

La compañía de teléfonos ha anunciado el fin de la la fabricación del modelo por problemas con su batería y pide a sus usuarios que apaguen el terminal.

Tecnología María Pérez García María Pérez García 11 Octubre 2016 13:03

Samsung ha anunciado oficilamente la retirada del teléfono Galaxy Note 7 por los problemas relacionados con su batería, que han provocado; en varias ocasiones, que algunos terminales se incendien por sobrecalentamiento. La firma ha anunciado que ningún vendedor dispondría ya del modelo que iba a ser la estrella de la marca. Además ha lanzado una petición a los usuarios del Note 7, pide que apaguen sus terminales y que no los enciendan hasta que encuentren una solución. 

El comunicado que ha emitido Samsung especificaba: "hemos llegado a la decisión final de detener la producción del producto". No se sabe si esta paralización será temportal o  definitiva. El portavoz de la marca en España ha declarado que "Samsung ha finalizado su producción del Galaxy Note 7. Se entiende que de manera definitiva". 

El problema de la batería no era un desconocido para la firma. A primeros de septiembre se produjo una retirada de dispositivos sin precedentes para intentar acabar con el problema de las baterías. Por aquel entonces 2,5 millones de clientes tuvieron que acudir a las tiendas a revisar sus terminales. Tras esta campaña Samsung aseguró que los teléfonos ya eran seguros

Sin embargo, los nuevos casos de incendios han obligado a la marca a tomar una decisión drástica. "Los clientes de Galaxy Note 7 original o de reemplazo deben apagar el aparato y detener su uso" sentenciaba la empresa. 

El caso de incendio más viral se produjo en un Burguer King surcoreano, donde unos clientes grabaron como una de las dependientas tenía que utilizar unos guantes ignífugos para tirar un Note 7 que estaba ardiendo. 

El último caso ha sido en Kentucky, donde un hombre afirmó que su teléfono de reemplazo comenzó a arder, provocando un incendio de la sala donde se encontraba. Después de este suceso salió a la luz un vuelo estadounidense que tuvo que ser evacuado por un terminal que comenzó a echar humo en la cabina. Tras este incidente es frecuente advertir en los aviones que apaguen sus teléfonos si poseen un Galaxy Note 7. Todo un escándalo para la marca. 

El escándalo está ocasionando graves pérdidas para Samsung

Comunicado de una aerolínea prohibiendo encender el modelo "Comunicado de una aerolínea prohibiendo encender el modelo"

En Estados Unidos, Samsung ha puesto a disposición de sus clientes una página web con las instrucciones que deben de seguir para la recogida de los teléfonos, así como un número de teléfono (1-844-365-6197). Por la entrega de los terminales ofrecen una tarjeta regalo de 25 dólares. 

El problema de las baterías le está costando grandes gastos en imagen a la empresa surcoreana. Las acciones se han desplomado un 8% en la bolsa de Seúl, lo que se traduce en unas pérdidas de más de 15.000 millones de euros. Los cuestionables controles de calidad de la marca han provocado que dos de los grandes operadores de telefonía en EE.UU dejen de vender las nuevas unidades del terminal, las cuales no deberían de estar afectadas por la avería. En Europa, Vodafone y Orange han anunciado también la decisión de paralizar las preventas del modelo. 

Sin embargo la empresa no quiere frenar su producción general y se espera que el 26 de febrero desvele en el Congreso Mundial de Móviles su próximo paso en telefonía. 

Comentarios