La corrupción llega a los Reyes Magos: regalan calcetines robados en una cabalgata sevillana

La corrupción llega a los Reyes Magos: regalan calcetines robados en una cabalgata sevillana

El dueño de una nave industrial denuncia que la cabalgata de Écija repartió calcetines que le habían robado dos días antes. ¿Veremos a los Reyes Magos testificar?

Noticias David Carro David Carro 07 Enero 2016 09:50

En un año en el que las cabalgatas de los Reyes (y Reinas) Magos han venido cargadas de polémica por su presunta vulneración de las tradiciones, quién nos iba a decir que, al final, la costumbre que más se iba a respetar era la más española de todas: la picaresca.

Acabáramos. Ya no podemos fiarnos ni de los Reyes Magos, a quienes la crisis ha acabado por afectarles. Según informan EFE y ABC, el dueño de una nave industrial de Écija, en Sevilla, denunció ayer que la cabalgata de su ciudad estuvo regalando calcetines a niños y asistentes. Lejos de que el regalo le pareciera más o menos cañí y propio de la típica tía abuela segunda del pueblo a la que nunca ves, la denuncia se debía a que, supuestamente, esos calcetines serían los que le habrían robado dos días antes en su nave.

El 4 de enero el empresario había denunciado el robo de unos 180.000 pares de calcetines adquiridos el mes pasado para venderlos en Marruecos. Cuál fue su sorpresa al ir a la cabalgata con toda su ilusión y reconocer los calcetines que estaban regalando los Reyes y sus cortesanos como los que le habían robado a él.

Confiesa, Baltasar "Confiesa, Baltasar"

No obstante, el propietario libera de toda culpa a los magos de Oriente, que bastante tienen con encontrar cada año los regalos que pide cada niño, y entiende que alguien vendió la mercancía robada sin que los organizadores conocieran su origen: "los Reyes Magos no van a robar, pero alguien se lo ha vendido y la forma de averiguar quiénes son los ladrones es a través de los Reyes Magos". ¿Veremos a Melchor, Gaspar y Baltasar acudiendo a comisaría a testificar?

Por su parte, el Ayuntamiento de Écija se exculpa porque no fueron sus carrozas las que regalaron los supuestos calcetines robados, sino otras patrocinadas. El ayuntamiento solo repartió caramelos, pelotas y dulces donados por una repostería local y "lo que arrojan el resto de carrozas de la Cabalgata es responsabilidad de cada una", ya que firmarían un acuerdo de responsabilidad según Verónica Alhama, concejala de Cultura.

El misterio sobre el origen de los calcetines se encuentra en manos de la policía pero seguro que hay ya una pregunta en la mente de los más perversos: ¿se esconde Carmena detrás de este ultraje? De ser así, no te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. Jamás.

Comentarios