Buscar
Usuario

Política

¿Qué pasaría si hay empate entre Donald Trump y Joe Biden?

El recuento de las elecciones estadounidenses está siendo ajustadísimo sin un ganador claro para hacerse con la presidencia.

¿Qué pasaría si hay empate entre Donald Trump y Joe Biden?

Las elecciones estadounidenses continúan su recuento dejando un panorama muchísimo más ajustado de lo que apuntaban las encuestas. Todavía no hay nada claro sobre quién será el próximo presidente de Estados Unidos e incluso e probable que no se conozcan los resultados definitivos en el día de hoy debido al complejo sistema de votación recuento que se emplea en cada estado, siendo muy diferente de un territorio a otro.

Sin embargo, cabe destacar que Donald Trump ya ha comparecido desde la Casa Blanca para proclamarse ganador denunciando, además, fraude en las elecciones, tal y como llevaba clamando durante toda la campaña. "Nos preparamos para ganar estas elecciones y, de hecho, las tenemos ganadas", ha asegurado, calificando de "fraude enorme" la demora del recuento de voto por correo y avanzando que llevaría el pleito hasta el Tribunal Supremo. "Vamos a llevarlo al Supremo, queremos que todas las votaciones paren. No queremos que encuentren ningún voto a las 4 de la mañana. Es un momento muy triste. Ganaremos esto. En mi opinión, ya hemos ganado".

Más allá de la pataleta del candidato republicano, lo cierto es que a lo largo de toda la jornada electoral, la sombra de un posible empate cada vez cobra más fuerza. Esto sucedería si ninguno de los candidatos alcanza los 270 votos electorales que necesita para hacerse con la victoria. De darse el caso, sería la tercera vez en la historia del país.

El sistema electoral en Estados Unidos es muy complejo "El sistema electoral en Estados Unidos es muy complejo"

Mecanismo en caso de empate

Para explicar qué sucedería en caso de empate, hay que saber que en Estados Unidos se vota de manera indirecta. Es decir, los ciudadanos no eligen directamente al presidente en las urnas, sino que votan a los miembros del Colegio Electoral, quienes emitirán votos electorales en su nombre.

Distribuidos entre los 50 estados en función de su población, el Colegio Electoral está conformado por 538 miembros, conformados por 435 diputados, 100 senadores -dos por cada estado- y tres delegados de Washington DC. Salvo excepciones, el candidato con más votos en un estado es el que se lleva todos los electores.

Así, tras los comicios, cada elector vota de acuerdo a la voluntad popular y el candidato que reúna 270 votos o más gana la Presidencia. Hay que apuntar que esta característica del sistema electoral estadounidense significa que, en ocasiones, el ganar el voto popular no se traduce en llegar a la Casa Blanca.

Es la 12ª Enmienda de la Constitución que el Congreso aprobó en 1804 la que recoge qué sucedería en caso que que ningún candidato obtenga la mayoría de los votos electorales y se produzca un empate. En tal caso, se haría una segunda votación con los miembros de la Cámara Baja. Pero en esta ocasión no votarían los 538 miembros, sino un elector por cada estado. Así, el que consiguiera al menos 26 votos se convertiría en el presidente de Estados Unidos. El Senado sería el órgano encargado de elegir al vicepresidente, en este caso Mike Pence o Kamala Harris.

Artículos recomendados

Comentarios