Buscar
Usuario

Política

Putin refuerza su cruzada contra el colectivo LGTBI: "Mientras sea presidente habrá papá y mamá"

Vladimir Putin, presidente ruso, no ha dudado en exponer una vez más su negativa ante la idea de legalizar el matrimonio homosexual en el país.

Putin refuerza su cruzada contra el colectivo LGTBI: "Mientras sea presidente habrá papá y mamá"

El matrimonio entre personas del mismo sexo en España es legal desde julio de 2005; una aprobación de ley que llegó tras el triunfo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y que modificó el código civil. España fue el tercer país del mundo en legalizarlo, y a pesar de que de aquello hace ya casi 15 años, y a pesar de que parezca increíble, lo cierto es que todavía hay muchos lugares que siguen restringiendo los derechos del colectivo LGTBI.

Uno de los ejemplos es Rusia. Allí, Vladímir Putin ha alegado que "mientras sea presidente" en Rusia jamás se legalizarán los matrimonios entre personas del mismo sexo. "En lo que se refiere al 'progenitor número uno y progenitor número dos', yo ya me pronuncié públicamente y lo digo una vez más: mientras yo sea presidente no habrá progenitor uno y dos, habrá papá y mamá", ha expresado en una de las reuniones del grupo de trabajo encargado de estudiar enmiendas a la Constitución.

Olga Batálina, diputada conservadora y nacionalista rusa de Rusia Unida, incluso propuso que se acuñara en la Constitución que la familia es la unión entre un hombre y una mujer, recordando que además hace diez años nadie podría imaginarse que se hablaría de "progenitor uno y progenitor dos" en lugar de "padre y madre".

No obstante, y a pesar de su negativa a legalizar el matrimonio homosexual, Putin se mostró reticente ante la propuesta. "¿Y si es una familia incompleta? ¿Entonces qué? Vamos a precisar algunas cuestiones. Matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer y la familia es un poco diferente", aclaró.

La situación de las personas LGTBI en Rusia

Hace ya 20 años desde que Putin ascendió al poder y a lo largo de las dos décadas ha apoyado la moral conservadora característica de la Iglesia Ortodoxa Rusa, manifestándose en cada ocasión contra la unión homosexual. "Los matrimonios homosexuales no producen hijos", alegó. Y no solo ello, también se dedica a predicar contra el liberalismo "sin género y esteril".

Además, el jefe del Kremlin obligó a países como Italia o España a incluir en los convenios de adopción firmados con Rusia la condición de que los niños rusos no puedan ser adoptados por parejas homosexuales ni solteros.

Y, a pesar de que la homosexualidad dejó de ser un delito en Rusia en 1993, Putin promulgó una ley contra la propaganda homosexual, con el argumento de que podría representar o provocar un daño psicológico y moral para los menores de edad. Con ello lo que se ha hecho es legitimar la LGTBIfobia. Así, mientras la comunudad internacional mira hacia otro lado, en Chechenia, república rusa, se está llevando una purga contra hombres gays o bisexuales, a los que se les interna en campos de concentración, donde se les tortura y asesina

Artículos recomendados

Comentarios