Puigdemont dice ahora que "otra solución que no sea la independencia es posible"

Puigdemont dice ahora que "otra solución que no sea la independencia es posible"

El expresidente de la Generalitat 'exiliado' en Bélgica ha concedido una nueva entrevista en la que ha dado un sorprendente giro a su discurso.

Política Víctor Mopez Víctor Mopez 13 Noviembre 2017 11:45

Carles Puigdemont continúa con su pulso desde Bélgica. Desde que se fugara de España el pasado 30 de noviembre, tres días después de la declaración unilateral de independencia, con el objetivo de eludir sus responsabilidades penales, se ha dado un paseíllo por diferentes medios de comunicación para internacionalizar la cuestión catalana. La última ha llegado dado un sorprendente giro a su discurso.

El expresident de la Generalitat ha concedido una entrevista al diario belga Le Soir en la que asegura que "siempre" ha estado abierto a aceptar "otra relación con España" y que "aún es posible" una solución alternativa a la idependencia: "¡Siempre es posible! ¡He trabajado durante treinta años para obtener otro anclaje de Cataluña en España! Hemos trabajado mucho en eso, pero la llegada al poder del señor Aznar detuvo esa senda".

Mostrándose a favor de un acuerdo con el Gobierno central, Puigdemont subraya que el origen de la crisis actual se encuentral en 2010, cuando el Tribunal Constitucional declaró inconstitucionales varios artículos del Estatuto de Autonmía de Cataluña.  "¿Sabe cuántos diputados independentistas había en ese momento en el Parlament? ¡14 de 135! Ahora se han convertido en 72", plantea. 

El responsable del crecimiento del independentismo es ante todo el Partido Popular

Preguntado en la entrevista, que se realizó el pasado viernes 10 de noviembre, sobre si se trata de "independencia o muerte", Puigdemont responde que "nunca" y que sigue siendo favorable a un "acuerdo". 

Consulta y situación judicial

El punto de inflexión que llevó a esta situación fue al referéndum ilegal celebrado el pasado 1 de octubre. El expresident de la Generalitat continúa firme en esta idea y considera que los catalanes deben ser consultados. "Es algo de superioridad moral por parte del Estado pensar que está fuera del riesgo de los cambios. La falta de reconocimiento de esta realidad del Estado español les ha impedido dar soluciones", insiste. "No es una invención ni un fantasma". 

También se ha referido a su situación judicial y la de los miembros de su Gobierno encarcelados. Puigdemont critica la "falta absoluta de independencia judicial". "Yo me arriesgo a 30 años de cárcel por cumplir un programa electoral que no he escondido nunca", asegura.

Comentarios