Buscar
Usuario

Noticias

El profesor de Valdeluz, condenado a casi 50 años de cárcel por abusos sexuales a 12 menores

Aprovechaba su popularidad entre los alumnos para realizar tocamientos de forma continuada.

La Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Andrés D.D., antiguo profesor del colegio madrileño Valdeluz, a 49 años, 5 meses y 21 días de cárcel por 12 delitos de abuso sexual a menores de edad. 

El tribunal encargado del caso asegura en la sentencia que el profesor aprovechó el cariño que le tenían los alumnos por preparar los viajes de estudios e incluso organizar barbacoas y fiestas en su casa para realizar tocamientos y demás actos con los que satisfacía su deseo sexual.

Un total de catorce víctimas han acudido a la vista oral del juicio, celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid entre el 21 de mayo y el 12 de junio. Doce de estos testimonios han sido probados, como se recoge en la sentencia, que trata los casos de forma individual. En ellos podemos ver un mismo patrón, en el que el profesor empezaba con besos, cosquillas o abrazos y terminaba con tocamientos en la zona de las ingles y los muslos. A algunas llegó incluso a introducirles el dedo en la vagina en las clases de piano.

El profesor del colegio Valdeluz, culpable de 12 casos de abusos a menores "El profesor del colegio Valdeluz, culpable de 12 casos de abusos a menores"

La Sala también denuncia que, cuando había alguna proyección de película en la clase y las luces estaban apagadas, el profesor se sentaba al lado de las menores y comenzaba de nuevo con los toqueteos. 

Tanto el profesor como el colegio, culpables

La defensa del acusado y la del colegio Valdeluz pedían la absolución de Andrés D.D., quien aseguraba que estaba siendo víctima de un complot contra su esposa, también profesora del colegio, por el supuesto trato deficiente que daba a las alumnas. Los magistrados han rechazado su tesis.

Finalmente, tras el paso por la Sala de 14 víctimas, 35 testigos y 5 peritos, el profesor ha sido condenado a casi 50 años de prisión y a indemnizar a cada una de las alumnas que han sufrido abusos. Los jueces han declarado también la responsabilidad civil del colegio, que ha cometido una 'culpa in vigilando' por no aplicar la vigilancia a la que debería haber sometido al profesor.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados