Buscar
Usuario

Noticias

Prisión preventiva para el hombre que propinó una brutal paliza a un policía en Zaragoza

El acusado de la agresión, identificado como Bilal B., fue detenido en Alicante cuando planeaba escapar a Italia.

Prisión preventiva para el hombre que propinó una brutal paliza a un policía en Zaragoza Prisión preventiva para el hombre que propinó una brutal paliza a un policía en Zaragoza

Foto: Captura

Fue el pasado 17 de octubre cuando un hombre propinó una brutal paliza a otro en un autobús de Zaragoza cuando le recriminó que no llevase la mascarilla puesta en el transporte público. La grabación de uno de los pasajeros se convirtió en viral y sirvió para dar con el presunto agresor cuando este se dio a la fuga.

Finalmente fue detenido en Alicante, desde donde tenía pensado huir hasta Italia. Identificado como Bilal B., de 29 años y de nacionalidad marroquí, se le imputa un delito de atentado contra la autoridad y otro de lesiones, ya que la víctima es un inspector de Policía que se encontraba fuera de servicio en el momento de la agresión.

Como consecuencia de las patadas y puñetazos que recibió el policía, este ha sufrido un importante derrame ocular y múltiples contusiones que le mantienen de baja.

Prisión preventiva

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Zaragoza ha ordenado el ingreso en prisión del hombre acusado de esta brutal agresión. El imputado ha reconocido los hechos pero ha alegado que se encontraba bajo los efectos del alcohol par explicar su reacción violenta.

También ha asegurado que antes de la agresión se produjo un incidente con el policía que no se recoge en el vídeo que se ha hecho viral. Por este motivo, el abogado defensor de Bilal M. ha solicitado a la magistrada que pida las grabaciones del interior del autobús. Sin embargo, esa versión no ha sido respaldada en modo alguno por ninguno de los testigos que ese día se encontraban presentes en el vehículo, y que han prestado ya declaración en sede judicial.

Su abogado no considera que cometiera un delito de atentado y equipara la agresión a cualquiera que se produce en la "puerta de un bar". Por ello ha pedido su puesta en libertad con medidas cautelares, como una fianza, la retirada del pasaporte y la presentación en el juzgado cuando se considere necesario. Pero finalmente la jueza ha decretado prisión provisional.

Artículos recomendados

Comentarios