Buscar
Usuario

Política

El PP insta a sus dirigentes a criticar la subida del SMI por destruir empleo pese a los datos en contra

El argumentario interno del partido llama a criticar esta subida porque "solo conseguirá destruir tejido productivo", algo que no se ha producido.

El PP insta a sus dirigentes a criticar la subida del SMI por destruir empleo pese a los datos en contra

Tan solo un día después de que el Ministerio de Trabajo, presidido por Yolanda Díaz, anunciara sus intenciones de llevar a cabo una subida de 31 euros del salario mínimo profesional para que este se sitúe en los 996 euros mensuales, el PP, decidido a mover ficha, ha instruido a todos sus dirigentes a criticar de forma pública esta subida por destruir tejido productivo y entorpecer la creación de empleo.

Y todo ello a pesar de que los datos actuales de empleo contradigan esta versión del Partido Popular y hablen positivamente de las medidas que ha llevado a cabo el Gobierno en cuanto a la subida del SMI: en 2018, el salario mínimo profesional estaba en 735 euros repartidos en 14 pagas y el paro en ese momento se encontraba en los 3'5 millones de personas. A día de hoy, y a pesar de haber sufrido una pandemia, el SMI está fijado en los 965 euros y el paro registrado es de 3'12 millones de personas.

Pese a ello, la dirección nacional del Partido Popular ha instado en los códigos internos que transmiten a sus dirigentes y portavoces que critiquen que el Gobierno planee subir "todavía más", el SMI."Muchas empresas se lo pagarán a menos trabajadores porque contratarán a menos personas o, incluso, tendrán que despedir a otros", añade el argumentario enviado a sus miembros para que digan en sus apariciones públicas."El Gobierno sólo conseguirá destruir tejido productivo, ralentizar la creación de empleo y disminuir la prosperidad", concluye.

De hecho, no es novedad la negativa del PP a la subida del SMI. Sus economistas, con Daniel Lacalle al frente, siempre han pronosticado una crisis laboral cada vez que el Gobierno de coalición ha decidido incrementarlo.:"Al empleador le costará mucho más crear un puesto de trabajo, lo que creará economía sumergida y paro, sobre todo en los sectores más vulnerables, como ya hemos visto", dijo Lacalle en 2019.

Después, cuando los datos no les dieron la razón, el discurso cambió para justificar que la subida del SMI destruyó "empleo potencial" que "se ha disfrazado con empleo público", algo que tampoco es cierto ya que los datos avalan que durante el 2021 el empleo privado creció mucho más que el sector público: concretamente 744.300 personas más fueron contratadas por el sector privado mientras que en el sector público se incorporaron 96.400 personas.

El PP asegura que se posiciona con los empresarios

Pese a ello, el PP continúa con su argumentario e insta a sus dirigentes a reiterar que "los grandes afectados por esta medida sin consensuar serán los trabajadores menos cualificados, las pymes y los autónomos", posicionándose así del lado de los empresarios y la CEOE, quienes ya han hecho llegar a Yolanda Díaz su negativa a esta nueva subida del SMI.

En la misma línea, José Luis Martínez-Almeida, portavoz nacional y alcalde de Madrid, ha defendido que su partido se posiciona siempre "del lado de los empresarios" y que en este caso estos "ya han dicho que están en contra", algo que contradice la votación de la semana pasada de la Reforma laboral, cuando el PP votó en contra a pesar de que sí contaba en ese caso con el aval de la CEOE.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar