Buscar
Usuario

Noticias

La Policía italiana protesta por tener que usar mascarillas rosas: "Son indecorosas"

Los agentes envían una misiva al Gobierno para que intervenga de manera inmediata y cambie el color de las mascarillas que emplean.

La Policía italiana protesta por tener que usar mascarillas rosas: "Son indecorosas"

Uno de los principales sindicatos policiales italianos, el Sindicato de Policías Autónomas (SAP), ha presentado una nota de protesta ante la Jefatura de Policía en la que manifiesta su rechazo al uso de mascarillas de color rosa entregadas por el Gobierno a las comisarías de varios puntos del país.

En la misiva, los agentes consideran que son "indecorosas" y no se corresponden con el uniforme policial. "Por la presente, llamamos su atención sobre el suministro inusual de máscaras FFP2 rosas que se está llevando a cabo en numerosos cuarteles, incluidos Pavía, Varese, Ferrara, Siracusa y Venecia. Se desconocen los motivos de la compra de mascarillas de un color que no es adecuado para nuestra identidad", recoge la nota, dirigida al jefe de Policía, Lamberto Giannini.

"Esto no nace de prejuicios relativos al color", justifican, "sino al hecho de que el uso del uniforme no está reglamentado". Y han añadido: "En base del juramento que hacen, los policías deben llevar las prendas con decoro y respeto hacia la institución, a la cual pertenecen", ha señalado el sindicato.

Piden otro color de inmediato

Por ello, han pedido a Giannini intervenir de manera "inmediata" con el objetivo de "garantizar que los agentes presentan servicio con mascarillas de otro color", ya sea azul, blanco o negro, "de acuerdo con el uniforme", según publica el diario Il Post.

La carta asegura que, casi dos años después del inicio de la pandemia, se hace "difícil imaginar que existen dificultades para adquirir este tipo de equipos de protección personal", por lo que urgen a cambiar el color de las mascarillas cuanto antes.

El SAP, que representa a unos 20.000 policías y es considerado como un sindicato conservador, nació a finales de la década de 1970 "como expresión de esa gran parte de policías que consideraban la política sindical de las grandes confederaciones (CGIL, CISL y UIL) inadecuada para salvaguardar plenamente la peculiaridad" de su profesión, según consta en su página web.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar