Buscar
Usuario

Vida

Polémica en Japón: una tienda pone distintivos menstruales a sus empleadas

Una tienda japonesa se ha sumido en la polémica tras su nueva medida: distintivos para saber si las empleadas tienen o no la regla.

Polémica en Japón: una tienda pone distintivos menstruales a sus empleadas

La medida llevada a cabo por unos grandes almacenes de Japón, concretamente en Osaka, ha levantado la polémica: hace unas semanas, los responsables del comercio anunciaron que iban a repartir distintivos de Seiri Chan a las dependientas. El dibujo representa la menstruación y con los distintivos pretenden identificar a aquellas dependientas que tengan la regla para "despertar simpatía entre sus compañeros" y estos las ayuden a hacer otras tareas, como mover cajas.

Sin embargo, en lugar de generar simpatía, ha originado más bien indignación, al menos entre sus clientes y en redes sociales. Muchas personas consideran que esta medida es discriminatoria y además las quejas se suman a la preocupación existente por los numerosos casos de acoso en el trabajo que suceden a diario en Japón. Por ejemplo, la Confederación de Sindicatos Japoneses ha revelado que más de una de cada 10 empresas japonesas tienen regulaciones formales acerca de la altura del tacón de los zapatos de las trabajadoras.

Los distinttivos menstruales de la polémica "Los distinttivos menstruales de la polémica"

No obstante , desde esta empresa aseguran que la iniciativa fue sugerida principalmente por las empleadas y que la vincularon con la inauguración de una nueva sección de su tienda, dedicada especialmente al bienestar de las mujeres.

"Mejorar el ambiente de trabajo"

Según Yoko Higuchi, el portavoz de la empresa, el objetivo es "mejorar el ambiente de trabajo" y defiende que el uso de estos es completamente voluntario. "Si ves que una compañera tiene el período, puedes ofrecerle tu ayuda para cargar cosas pesadas o sugerirle que se tome descansos más largos, y este apoyo sería mutuo", añadió el portavoz. Asegura, además, que la intención no fue compartir la información menstrual con los clientes.

"Hemos recibido muchas quejas de los clientes. Algunos están preocupados por el tema del caso, algo que no era para nada nuestra intención. Ahora estamos reconsiderando nuestros planes", declaró en The Japan Times, afirmando que a pesar de no plantearse retirarlos, sí repensarán su propuesta.

Artículos recomendados

Comentarios