Buscar
Usuario

Televisión

Polémica en 'Espejo público' por entrevistar como "testigo" a un hombre con camiseta de corte neonazi y sus declaraciones

'Espejo público' recibe críticas por entrevistar a un hombre con camiseta neonazi y discurso xenófobo como testigo del tiroteo en Marbella.

Polémica en 'Espejo público' por entrevistar como "testigo" a un hombre con camiseta de corte neonazi y sus declaraciones

El programa matinal de Antena 3, 'Espejo público', se ha situado en el centro de la polémica por entrevistar como "testigo" del tiroteo en la discoteca Opium Marbella, que se produjo mientras Froilán estaba celebrando su cumpleaños, a un hombre con una camiseta de simbología neonazi que ha lanzado todo tipo de consignas de esta ideología.

La presentadora estival del formato, Lorena García, ha dado paso a su reportera, para comentar la reyerta. Junto a ella se encontraba el "testigo", Álvaro Ménsula, que se encontraba en el interior de la sala cuando se producía el suceso.

El joven ha contado cómo vivió la pelea, el apuñalamiento y el posterior tiroteo, así como la avalancha de personas que intentaban escapar del incidente. Pero los espectadores no han podido dejar pasar la camiseta que portaba ante la cámara.

El lema 'Patriot' y simbología vinculada con el movimiento neonazi. Algo que ha venido acompañado del siguiente discurso sobre los agresores: "Eran emigrantes que viven en Centroeuropa, Holanda y Países nórdicos", en referencia a los agresores.

"Son gente que vienen de países islámicos pero, claro, son emigrantes que viven en el centro de Europa, en los países nórdicos. Hay que hablar con propiedad cuando dicen en los medios 'cuatro alemanes o cuatro suecos' han violado a una menor y te los imaginas altos, de metro ochenta, rubios y luego realmente son etíopes, somalíes, iraníes", ha asegurado, vinculando el origen con la delincuencia, como suelen hacer todas las formaciones de extrema derecha. Nadie en plató le rebatió o intentó cortar su discurso de odio hacia el migrante.

La reportera intentaba esconder la cruz

Algo que ha sorprendido especialmente es que la reportera intentase esconder la cruz ante la cámara, lo que ha conseguido el efecto contrario en las redes sociales, donde el vídeo se ha viralizado rápidamente y ha generado multitud de críticas.

El programa se ha visto obligado a pronunciarse en redes sociales ante el revuelo generado para desvincularse de las palabras que ha pronunciado su invitado: "'Espejo Público' se desvincula de las declaraciones realizadas en directo por un testigo del tiroteo en Marbella. Lamentamos y condenamos cualquier expresión de racismo o discriminación".

Una entrevista que ha generado un alud de críticas, incluyendo a partidos como Unidas Podemos, que en Twitter ha criticado: "No se les cae la cara de vergüenza. Son cómplices de la barbarie de la ultraderecha quienes difunden y dan verosimilitud a sus mensajes".

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar