Buscar
Usuario

Vida

Los peligrosos efectos que puede tener el consumo de alcohol en nuestra piel

El consumo de alcohol también puede afectar a nuestra piel, por ejemplo, con una cicatrización más lenta de las heridas.

Los peligrosos efectos que puede tener el consumo de alcohol en nuestra piel Los peligrosos efectos que puede tener el consumo de alcohol en nuestra piel

Foto: Pixabay

Muchos conocen los riesgos que conlleva consumir alcohol para la salud. Enfermedades cardíacas, problemas de hígado, cáncer o problemas digestivos son algunos de los efectos secundarios más comunes que provoca el alcohol en nuestro cuerpo.

Las bebidas alcohólicas pueden encontrarse prácticamente en cualquier parte y, aunque la normativa española prohíbe su venta a menores de 18 años, aproximadamente el 72% de los jóvenes de 16 y 17 años lo consumen en nuestro país.

A esta consumición excesiva que hay en España de alcohol se suma un nuevo peligro: su perjudicial efecto sobre la piel. La Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) ya ha advertido sobre algunos de los daños que provoca esta zona de nuestro cuerpo.

Consumo de bebidas alcohólicas Consumo de bebidas alcohólicas, imagen de sustitución
Consumo de bebidas alcohólicas Pixabay

Envejecimiento prematuro

Piel apagada, envejecida y con arrugas tempranas. El consumo continuado de alcohol puede provocar un aumento en el envejecimiento de nuestra piel. A largo plazo, esto puede tener un gran impacto en nuestra autoestima, derivando incluso en trastornos depresivos.

Además, los expertos advierten: si la ingesta de alcohol se suma a la de tabaco y a pocas horas de sueño, el envejecimiento es muy prematuro. Así, nuestra piel dejará de verse brillante, joven y sana y pasará a lucir apagada y reseca.

Problemas en las piernas

Uno de los efectos del alcohol que muchos desconocen y que es quizá de los más graves es la aparición de úlceras en las piernas. Además, aquellas personas diagnosticadas de diabetes tienen un riesgo mayor de padecerlas.

Asimismo, el alcohol afecta especialmente a nuestra circulación de sangre. "La actividad del sistema circulatorio disminuye, evitando una adecuada irrigación y nutrición de los tejidos", informa la AEDV.

La piel en la zona de las piernas pasa a llenarse de úlceras y varices. También puede causar sensación de pesadez o incluso dolor en las extremidades. Todos estos efectos aumentan más si no se realiza ningún deporte.

Numerosas infecciones

"Las infecciones de repetición en la piel" son otra de las consecuencias que provoca el alcohol. La dermatitis atópica, candidiasis, abscesos o eczemas son algunos de los síntomas derivados de su consumo. Además, en el caso de sufrir alguna herida, el cuerpo reaccionaría más lento en su proceso de cicatrización.

Como vemos, esta bebida aparentemente inofensiva y tan popularizada puede generar muchos problemas que repercuten incluso en la propia piel. Por ello, los expertos recomiendan que solo se consuma de manera ocasional.

Artículos recomendados

Comentarios