Buscar
Usuario

Política

Pedro Sánchez, reforzado tras el fracaso de Colón, el ridículo del PP y la derrota de Susana Díaz

Con los indultos a los presos del procés como telón de fondo, desde la derecha y la extrema derecha han querido dibujar un cambio de tendencia.

Pedro Sánchez, reforzado tras el fracaso de Colón, el ridículo del PP y la derrota de Susana Díaz Pedro Sánchez, reforzado tras el fracaso de Colón, el ridículo del PP y la derrota de Susana Díaz

Foto: CordonPress

Desde que Pedro Sánchez llegara a La Moncloa tras salir adelante la moción de censura contra el Mariano Rajoy en junio de 2018, desde la derecha se ha intentado pintar al socialista como "presidente ilegítimo" a pesar de que solo usó un recurso recogido en la Constitución. Y tras la doble victoria del Sánchez en las elecciones generales del 28 de abril y del 10 de noviembre de 2019 y el acuerdo electoral con Unidas Podemos para conformar el primer Gobierno de coalición, el discurso de la derecha cambio para pasar a tacharlo de "banda" o "Gobierno socialcomunista" animando así a la polarización.

A pesar de la pandemia del coronavirus, el tono no se ha relajado con un PP en horas bajas siguiendo la estela de VOX. A pesar de los tímidos intentos de Pablo Casado por alejarse de la extrema derecha, no ha podido evitar volver a darle la mano a los de Santiago Abascal poniendo en evidencia su falta de liderazgo, palidecido incluso por otros de su mismo partido como Alberto Núñez Feijóo o Isabel Díaz Ayuso.

Tras meses y meses con el PSOE encabezando todas las encuestas, la tendencia pareció cambiar tras las elecciones de la Comunidad de Madrid que dieron una aplastante victoria a Ayuso. A pesar de que meses antes el PP vivió un histórico fracaso en Cataluña, los resultados madrileños dieron alas a Casado para sentenciar que aquello podía interpretarse como un cambio de rumbo a nivel nacional, algo que las encuestas también empezaron a apuntar.

Y en mitad de las arenas movedizas en las que se introducía el Gobierno, el anuncio de los indultos a los líderes encacerlados del procés se tradujo como la estocada final a Pedro Sánchez. El ejecutivo, no obstante, se ha reafirmado en aceptar el coste electoral de esta decisión con el objetivo de remar hacia la resolución del conflicto territorial con Cataluña. Como no podía ser de otra manera, desde la derecha y la extrema derecha se agarraron a esta oportunidad para recuperar aquello de "traidores" y de acusar al Gobierno de querer romper España frente a la "verdadera España" que ellos dicen representar.

De esta manera, el pasado domingo 13 de junio se ha vivido una nueva manifestación de Colón como la que ya tuvo lugar en febrero de 2019 y que solo sirvió para poner el primer clavo a la tumba de Ciudadanos y colocar al PP a la sombra de VOX. En esta ocasión, el resultado ha sido más esperpéntico si cabe. Tanto, que Pedro Sánchez ha salido reforzado.

Desde el Partido Popular, antes de la manifestación, se lanzaron a una recogida de firmas en contra de los indultos con presencia territorial por varias zonas de España (en Cataluña no se atrevieron) y también a través de internet. Sin embargo, esta campaña ha acabado fracasando pues los conservadores tan solo han conseguido 100.000 rúbricas. Una cifra que toma relevancia si se compara con la campaña contra el Estatut, en 2006, cuando consiguió casi 800.000.

La propio manifestación dejó en evidencia al PP con un Pablo Casado tratando de evitar por todos los medios acercarse a VOX para que no tuvieron lugar una nueva "imagen de Colón" como la de antaño, lo que no evitó que recibiera algunos abucheos de simpatizantes de los ultras, recordándole que el referéndum ilegal de Cataluña tuvo lugar bajo el Gobierno del Partido Popular.

Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso en la manifestación de Colón "Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso en la manifestación de Colón"

Más preocupante fueron las declaraciones de Isabel Díaz Ayuso, que no dudó en poner en la picota al rey Felipe VI desafiándolo ante su firma a los indultos de los líderes del procés que aprueba el Gobierno. "¿Qué va a hacer el rey? ¿Va a firmar esos indultos?", lanzó la presidenta madrileña, acusando de paso a Pedro Sánchez de hacer al monarca cómplice de los indultos y olvidando, de paso, que la Constitución obliga al rey a firmar los indultos y cualquier decreto aprobado por el Gobierno.

En términos estrictamente numéricos, la manifestación de Colón pinchó al congregar solo a 25.000 personas, según la Delegación del Gobierno, frente a los 45.000 manifestantes que acudieron a la de 2019.

También fortalecido desde ella izquierda

Al fracaso de esta campaña de la derecha hay que sumar los movimientos dentro de la izquierda que también han servido para reforzar a Pedro Sánchez. Con el adiós de Pablo Iglesias de la política tras las elecciones madrileñas, el Gobierno central salió reforzado al asumir Yolanda Díaz el liderazgo morado dentro del ejecutivo, una figura que genera más consenso y que ha demostrado durante los meses de la pandemia su buen hacer al frente del Ministerio de Trabajo.

Otro de los movimientos más incomprensibles del PSOE en los últimos tiempos ha sido el bloqueo de la Ley Trans por la oposición de la vicepresidenta Carmen Calvo al texto del Ministerio de Igualdad de Irene Montero por su apuesta por la autodeterminación de género, histórica reivindicación del colectivo. Ante la polémica generada y la decepción del colectivo LGTBI, Pedro Sánchez ha optado por apartar a Calvo de esta labor, lo que desencalla esta ley a escasas semanas de la simbólica fecha del Orgullo LGTBI.

En lo que respecta al PSOE, el anuncio de los indultos a los presos del procés también generó cierta división dentro de sus filas. Con las primarias socialistas en Andalucía, Susana Díaz, eterna rival de Pedro Sánchez, quiso revalidar su posición, lo que llevó al presidente a apostar por Juan Espadas, alcalde de Sevilla, que finalmente se ha impuesto por amplio margen sobre la expresidenta de la Junta. Asi, se convierte en el candidato socialista para intentar recuperar el Gobierno de Andalucía. Y mientras Díaz asume una nueva derrota, Pedro Sánchez vuelve a salir reforzado.

Poco le ha durado la primavera a la derecha y a la extrema derecha.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados