El día en que Pablo Iglesias vistió de falangista a Íñigo Errejón

El día en que Pablo Iglesias vistió de falangista a Íñigo Errejón

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón han intercambiado en Twitter varios mensajes en los que se meten el uno con el otro. ¿Buen rollo o una muestra palpable de la supuesta tensión existente entre ellos?

Política David Carro David Carro 05 Septiembre 2016 13:50

Ya sabemos la afición que le tienen Pablo Iglesias e Íñigo Errejón a las redes sociales, especialmente a Twitter, donde son usuarios muy activos. De hecho, en más de una ocasión les hemos visto intercambiar bromas y comentarios en los que, de una manera divertida, se meten el uno con el otro. La última vez fue el pasado viernes, antes de que comenzara el segundo debate de investidura.

Pablo Iglesias, siempre tan coqueto, publicaba en la red del pájaro azul el siguiente mensaje: "Todo el santo día lleva Íñigo Errejón dándome la tabarra con qué camisa me voy a poner hoy... desde luego, esta no", y lo acompañaba de un montaje en el que aparece el pequeño Errejón con el uniforme de Falange Española, aprovechando el color azul de su camisa.

Errejón, aunque sin querer entrar demasiado al trapo, le contestaba y bromeaba sobre las continuas acusaciones y vinculaciones a las que tienen que hacer frente desde Podemos: "Los peligros del populismo, ya tú sabes", comenzaba, animándole a no hurgar -por su bien- en la hemeroteca: "Deja el DeLorean y te veo ahora (y como soy bueno no abro debate sobre camisas...)".

¿Suponía el intercambio de tuits una muestra de buen rollo entre los representantes de Unidos Podemos o, por el contrario, trasladaba a la red social la supuesta tensión existente entre los dos cabecillas del partido morado?

Sea como fuere, Pablo Iglesias continuaba el vacile y subía otro meme de Errejón vestido de fallera: "El camino de Laclau a Girón de Velasco puede ser más corto de lo que parece, Íñigo. Aunque mejor eso que fallera".

El community manager de Izquierda Unida, que pasaba por ahí, aprovechó el debate sobre la moda del Congreso para sugerir un par de chándal para la ocasión y relajar un poco el ambiente.

Y, aunque Iglesias aceptó el consejo de IU, aprovechó para pedirles la famosa chupa de Cayo Lara, por si sonaba la flauta.

Errejón, mientras tanto, aprovechó para hacer mutis por el foro. Y es que no es la primera vez que Iglesias se ríe de él: todavía recordamos aquel desayuno en el Congreso en el que el líder de Podemos juró una y otra vez que Errejón prefería el café al Cola Cao. De hecho, aseguraba que ya estaba dejando de tomar esta bebida chocolateada y su merienda preferida: pan con azúcar.

Así que es normal que, con tanto recochineo, haya tuiteros que defiendan al pobre de Errejón.

Con políticos así, qué fácil hacer los típicos recopilatorios de 'Los mejores memes'.

Comentarios