No, que Emma Watson muestre su cuerpo no "desprestigia" su feminismo

No, que Emma Watson muestre su cuerpo no "desprestigia" su feminismo

¿Es contradictorio sentirte bien en tu propia piel y defender la lucha feminista?

Vida Maribel Baena Maribel Baena 03 Marzo 2017 17:30

A raíz de la presentación de su nueva película, 'La Bella y la Bestia', Emma Watson ha protagonizado una portada en la revista Vanity Fair. En una de las fotografías en cuestión, la actriz aparece con una tela que cubre su torso, pero que deja entrever claramente la forma de sus pechos. Se puede apreciar, sin ningún tipo de cortapisa, que Emma Watson no lleva sujetador; y es justo por eso que en las redes sociales se ha comenzado a criticar su feminismo. Sí, como leéis: por no llevar sujetador en una fotografía.

Emma Watson lleva años defendiendo la lucha feminista, incluso como embajadora de la Organización de las Naciones Unidas. Algunos de sus discursos han sido tomados ya como un referente dentro del feminismo a nivel internacional. Y es por eso, por el protagonismo que ha ganado en una lucha tan desprestigiada como es el feminismo, que ha comenzado a ser vigilada muy atentamente por todos aquellos que no terminan de comprender lo necesario que es el feminismo en nuestra sociedad. Todos sus actos, sus declaraciones, son estudiadas, buscando la más mínima oportunidad para señalar algún tipo de incoherencia entre su discurso feminista y su actitud.

Una presentadora de radio, Julia Hartley-Brewer, ha sido la primera en señalar que con esta foto es Emma Watson la que tira por tierra su propio discurso. El tweet en cuestión señalaba lo siguiente: "Emma Watson: 'Feminismo, feminismo... brecha salarial de género... oh, por qué no me toman en serio... feminismo... oh, ¡y aquí están mis tetas!'". A raíz de ese mensaje, una gran cantidad de personas se han unido a la ola de críticas hacia una de las actrices más famosas del panorama mundial. Aunque, por suerte, también ha habido personas dispuestas a responder con algo más de cabeza y raciocinio a estas acusaciones.

El problema vuelve a ser, una vez más, la hipersexualización del cuerpo femenino, llevado hasta el extremo de lo ridículo. Quizás la sorpresa de la presentadora de radio haya sido comprobar que Emma Watson tiene pechos; a lo mejor creía que no tenía, que al defender el feminismo desaparecían los atributos corporales femeninos, quién sabe. Lo cierto es que Emma Watson no solo tiene pechos, sino que no siente ningún reparo a la hora de mostrarlos. ¿Contradice eso las ideas feministas que defiende? ¡En ningún momento! ¿Por qué el enseñar una parte de su cuerpo debería convertirla en una hipócrita?

El feminismo lucha por la libertad de las mujeres

Como bien ha explicado una chica llamada Evie, contestando al tweet de Hartley-Brewer, "el feminismo va de dar libertad de elección a las mujeres. Pueden cubrirlo o exponerlo todo lo que quieran. No lo habéis entendido". Lo que pretende la lucha feminista es que ninguna mujer sea atacada por mostrar su pecho de forma libre, algo que, por desgracia, ha sucedido con Emma Watson. Lo que el feminismo busca es que el pecho de la mujer y el pecho del hombre sean medidos con la misma vara, y no se hipersexualiza el de ellas mientras que el de ellos se vea como un torso más. El pecho no forma parte de los genitales, no toma partido en el proceso reproductivo, no tiene nada que ver con el acto sexual por sí mismo. Sí, excita a algunos hombres, pero esto es solo por meras concepciones sociales.

Por mucho que a algunos pueda molestarles, el pecho no está biológicamente destinado a provocar a los hombres. Su función es la de proveer de alimento a los posibles hijos de la mujer. Nada más. En nuestra sociedad están muy sexualizados, sí, pero no es más que algo cultural; en otras sociedades, las mujeres muestran su torso desnudo tal y como lo hacen los hombres. Sin ningún tabú. Porque los pechos no son órganos sexuales.

La foto de la discordia "La foto de la discordia"

Emma Watson defiende la lucha feminista y, como tal, sabe que un método de empoderamiento femenino es el uso de su propio cuerpo. La sociedad hace que la mujer se avergüence de su propio cuerpo, marcando unos patrones estéticos demasiado estrictos que la hacen sentirse acomplejada constantemente. Y esto también es machismo. Para luchar contra esas imposiciones estéticas, la mejor respuesta es el amor propio, y esto es algo que la joven actriz lleva defendiendo años. Lo demuestra con la fotografía que publican desde Vanity Fair, donde no tiene ningún pudor al mostrar su torso con la mínima cobertura.

Porque el problema no lo tiene ella, lo tienen aquellos que creen que las mujeres deben "respetarse", y que ese respeto o esa dignidad se encuentra en su cuerpo. Ella se respeta, y seguramente se ame y se aprecie como nadie, sin necesidad de andar ocultando su cuerpo por un pudor que le han tratado de inculcar socialmente.

No, Emma Watson no está siendo hipócrita con esa fotografía. Más bien todo lo contrario.

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados