Buscar
Usuario

Noticias

Muere tras ahorcarse haciendo el #BlackoutChallenge, el reto de moda en TikTok

El menor había intentado hacer el "blackout challenge", que consiste en asfixiarse para perder el conocimiento durante unos segundos.

Muere tras ahorcarse haciendo el #BlackoutChallenge, el reto de moda en TikTok Muere tras ahorcarse haciendo el #BlackoutChallenge, el reto de moda en TikTok

Foto: Freepik

Joshua Haileyesus, un niño de 12 años del estado de Colorado, en Estados Unidos, ha fallecido tras 19 días hospitalizado con muerte cerebral después de intentar el "Blackout Challenge", o el "reto del apagón" en español, tal y como relata CBS. Esta tendencia se ha hecho popular en TikTok y consiste en asfixiarte a ti mismo hasta que pierdes la conciencia.

Joshua Haileyesus es el nombre del menor que fue ingresado en estado de muerte cerebral en el hospital. "Es un luchador. Le estoy viendo luchar. Rezo por él todos los días", ha dicho el padre de Joshua en unas declaraciones para Fox. "Me parte el corazón verlo ahí tumbado en la cama". El menor finalmente fue desconectado, ya que los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Ver cuánto podía aguantar la respiración

El padre se encuentra desolado | CBS "El padre se encuentra desolado | CBS"

Fue el hermano gemelo del niño quien le encontró inconsciente en el baño. La familia cree que estaba intentándose ahogarse con un cordón del zapato, posiblemente para comprobar cuánto tiempo podría aguantar la respiración como parte del reto.

Los médicos han avisado a la familia que Joshua está con muerte cerebral y que necesitan prepararse para decir adiós. "Me han contado la mala noticia de que no va a sobrevivir, de que no lo va a conseguir", dijo el padre. "Me he puesto de rodillas en el suelo suplicándoles para que me dieran más tiempo, para que no se rindieran. Si simplemente me rindo, siento que estoy abandonando a mi hijo".

El padre del menor ha hablado de que, días antes de encontrárselo en el suelo del baño, Joshua estaba diciéndole a su hermano que podía mantener la respiración durante un minuto. La familia espera que su historia inspire a otros a hablar sobre los juegos que están circulando y que son potencialmente peligrosos para los niños. "Ahora mismo estoy pagando el precio. Estoy viviéndolo, y odiaría que otros padres tuvieran que pasar por esto", lamentó el padre.

Artículos recomendados

Comentarios