Una niña de 9 años se ahorca porque su madre le restringió el uso del teléfono móvil

Una niña de 9 años se ahorca porque su madre le restringió el uso del teléfono móvil

Las autoridades intentaron salvar la vida de la menor, que finalmente perdió la vida.

Noticias Juancar Navacerrada Juancar Navacerrada 22 Febrero 2019 18:49

Heaven Vega, una niña de nueve años de Estados Unidos, ha decidido quitarse la vida tras ver como su madre le restringía el uso del teléfono móvil. La progenitora consideraba era "demasiado pronto para que la pequeña utilice su teléfono móvil".

La policía encontró el cuerpo de la menor en su habitación del distrito neoyorkino del Bronx, tal y como relata The New York Post. Heaven estaba al lado de la cama colgando con un cinturón en el cuello. Jennifer, la madre de Heaven, ha asegurado en su declaración que la pequeña quería ver vídeos en YouTube en el teléfono móvil, pero que se negó porque consideraba era demasiado pronto para ponerse a jugar con el teléfono. La menor reaccionó quitándose la vida, por lo que Jennifer llamó corriendo al 911 con el corazón a mil por hora.

Intento de reanimación fallido

Heaven Vega ha fallecido con solo 9 años "Heaven Vega ha fallecido con solo 9 años"

Mientras que Jennifer llamaba a los servicios de emergencia, uno de los hermanos de Heaven intentó que la niña recuperase la consciencia con diversos ejercicios de reanimación cardiopulmonar. Con la llegada de los servicios médicos, Heaven fue trasladada al hospital St. Barnabas donde certificaron su muerte y la tragedia de un hecho que no deja de ser, cuanto menos, curioso y a la vez alarmante.

Los vecinos de Heaven, aseguran que la madre está destrozada y, lógicamente, ha cargado con toda la responsibilidad a su espalda. Todo, a pesar de que en ningún momento imaginaría que su hija reaccionaría de una manera tan drástica ante la prohibición de usar el teléfono móvil. "No puedo imaginar por lo que está pasando la madre ahora mismo", ha declarado una vecina.

Y es que hoy día muchos niños están enganchados a los smartphones de una manera casi enfermiza, convirtiendo el uso del teléfono móvil de sus padres en casi una obligación de ellos, equiparada casi a darles de comer y vestirles. Se ha convertido en una artificial necesidad fisiológica que provoca una adicción que puede llevar a los límites como los que se han sobrepasado en la ciudad americana.

Comentarios