La NASA se prepara para la llegada del enorme asteroide Apophis, el 'Dios del caos'

La NASA se prepara para la llegada del enorme asteroide Apophis, el 'Dios del caos'

Los científicos apuntaron a un riesgo de impacto del 2,7%, pero ha descendido en los últimos años.

La NASA ha anunciado la llegada de un asteroide bautizado con el nombre de Apophis, el 'Dios del Caos', de 340 metros de ancho y que llegará a la Tierra el próximo 13 de abril de 2019. Los científicos de este organismo ya se están preparando para su estudio y análisis y conocer todos los detalles y comportamiento de esta roca, para conocer su potencial y trayectoria precisa.

Los datos que se manejan por el momento, apuntan a que el asteroide será perceptible en el cielo, en forma de gran mancha de luz que se volverá más brillante y veloz, y que cruzará el ancho de la Luna en menos de un minuto.

Los científicos han determinado por el momento que la roca pasará a una distancia de unos 30.000 kilómetros. Estos cálculos, a priori, la hacen inofensiva, aunque los científicos permanecen vigilantes: se ha llegado a apuntar un riesgo del 2,7% en un primer momento. Eso sí, todo apunta a que será perceptible desde la superficie terrestre.

La llegada del asteroide comporta toda una rareza, ya que la NASA recuerda que la llegada de rocas de este tamaño hasta nuestro planeta suele ser completamente inusual. 

Su recorrido por la Tierra

El riesgo de impacto se ha reducido poco a poco "El riesgo de impacto se ha reducido poco a poco"

La llegada del asteroide fue motivo de debate en la Conferencia de Defensa Planetaria 2019 celebrada esta semana en el College Park de Maryland. Allí discutieron sobre las vías para observar y analizar el asteroide, así como la forma de organizar las misiones encargadas de evitar cualquier incertidumbre de cara a su llegada.

El trayecto que seguirá para ser perceptible desde nuestra superficie, irá de sur a norte. En concreto, podrá apreciarse a simple vista cuando alcance el cielo nocturno sobre el hemisferio sur, al cruzar la costa este a oeste de Australia. Posteriormente cruzará el Océano Índico y posteriormente se dirigirá hacia Estados Unidos.

El recorrido no será uniforme, por lo que el mejor punto de observación se establece por el momento en el Océano Atlántico, en la llegada de la noche a Estados Unidos. Cruzará el océanos en una hora y posteriormente seguirá hacia el espacio.

Ha descendido el riesgo de impacto por el momento

La existencia de Apophis no es nueva. La NASA sabe de la existencia de este asteroide desde el mes de junio de 2004, cuando fue descubierto por el Observatorio Nacional de Kitt Peak.

Sin embargo, una serie de problemas llevaron a perder su vista, hasta que un grupo de científicos australianos volvió a localizarlo. Su nuevo avistamiento generó temor en un primer momento, ya que se calcuó un riesgo de impacto de un 2,7%, que ha descendido hasta uno de 100.000 por el momento.

Comentarios