Buscar
Usuario

Ciencia

La NASA envía una nave espacial para desviar un asteroide como prueba para salvar la Tierra

Se trata de la primera misión de este tipo que lleva a cabo la NASA y no tiene previsto chocar contra el asteroide hasta otoño de 2022.

La NASA envía una nave espacial para desviar un asteroide como prueba para salvar la Tierra La NASA envía una nave espacial para desviar un asteroide como prueba para salvar la Tierra

Foto: CordonPress

La NASA ha anunciado que ha enviado una nave al espacio con la intención de impactar a propósito con un asteroide. La nave espacial, llamada Double Asteroid Redirection Test (DART), será la primera nave en la historia en colisionar intencionadamente contra objetos celestes.

El objetivo principal de la agencia espacial estadounidense es desviar la órbita de este meteorito, que no tiene riesgo alguno para el planeta Tierra. La idea de la NASA es que esto sirva como prueba para salvar a la Tierra en caso de que en el futuro otro asteroide impacte contra nuestro planeta, como ocurrió con el meteorito de 10 kilómetros de diámetro que acabó con el 75% de las especies que habitaban la Tierra hace 66 millones de años.

De esta forma la nave DART ha despegado puntualmente a las 22:21 hora local (6:21 hora GMT) del 23 de noviembre, a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9 desde Vandenberg, California (EEUU) y tiene previsto impactar con el asteroide Didymos y su pequeña luna Dimorphos en otoño de 2022.

La NASA ha calificado además esta misión como "histórica". "Este es realmente el principio de la culminación del trabajo y el esfuerzo de cientos de personas en la NASA y otros centros durante muchos años" ha señalado Kelly Fast, científica de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria.

Intención de salvar la Tierra

Cuando DART choque contra el asteroide, la NASA pasará a evaluar los cambios en su órbita para estudiar si el método es viable para proteger a la Tierra en un futuro. Para que se produzca este impacto, DART viajará a una velocidad de 6 kilómetros por segundo, lo que supondrá una velocidad "increíblemente rápida" para chocar contra el asteroide y cambiar su trayectoria.

La misión ha costado a la NASA unos 330 millones de dólares, es decir, el equivalente a 293 millones de euros. De estos, 310 se han destinado únicamente a la construcción de la nave, según cifras de la agencia espacial.

Artículos recomendados

Comentarios